Publicidad

‘Verdades ocultas’, donde el thriller se oculta tras la ambientación y los personajes

‘Verdades ocultas’, donde el thriller se oculta tras la ambientación y los personajes
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

‘Verdades ocultas’ (‘A little trip to heaven’) es una de esas películas que tardan en estrenarse. No sólo tiene como fecha de producción el 2005, también en nuestro país estaba previsto que la sacasen a primeros de mayo y se ha ido retrasando hasta el 13 de julio. ¿Saldrá por fin? Supongo que no tuvo éxito en su país y que no confían demasiado en la taquilla que pueda hacer aquí. Otra cosa no me explico. Pero, como ya dije, cuanto más lejos de su estreno internacional la presenten, menos taquilla hará.

Y eso que cuenta con actores famosos. Forest Whitaker (‘Juego de lágrimas’) es un investigador de una agencia de seguros que se ocupa de encontrar fallos en los accidentes para tener excusa para no pagar. Tras desenmascarar a una serie de timadores que se habían subido a un autobús fingiéndose heridos justo después de que el vehículo sufriese un accidente, debe viajar a un pueblo de Minnesota para investigar la muerte del conductor de un coche. Su hermana es la beneficiaria de la póliza. Todo resulta sospechoso pues esta mujer vive con un hombre que no inspira confianza y con un niño que no parece ser hijo suyo. Abe comenzará a preguntarse si el cadáver que se encontró pertenecía realmente al hermano de Isold. Lo más especial que tiene este film es una ambientación oscura y sobria, que resulta muy original y diferente a lo que estamos acostumbrados a ver. Quizá se deba a que la nacionalidad de su director, Baltasar Kormákur, es islandesa. En el año 2000, Kormákur dirigió, produjo, escribió e interpretó '101 Reykjavík'. Y es que se nota que ‘Verdades ocultas’, aunque representa América, se rodó en Islandia. Su tono diferente se completa con un tempo de apariencia pausada, lo cual, además de ser deliberado, se debe más a la sutileza que a una verdadera lentitud.

Aunque tiene un argumento muy habitual en cualquier tipo de thriller, incluso televisivo, lo que importa realmente son los personajes y la interactuación entre ellos. Las sorpresas que nos dan los descubrimientos del agente de seguros no son lo que nos va a enganchar al film, ya que se reparten entre lo previsible y lo “culebrónico”. Pero no es raro que una película protagonizada por Forest Whitaker tenga finalmente más de drama humano que de cualquier otro género, ya que el actor, enorme en todos los sentidos, nos transmite una mezcla de ternura e intimidación como pocos pueden hacer.

Julia Stiles, en el papel de Isold, también nos acerca mucho a su personaje que nunca sabremos si es desvalido o si tiene más poder que todos los que la rodean. Peter Coyote está a su vez espléndido en cuanto a autenticidad se refiere. Es este retrato de personajes tan matizado, en el que los protagonistas quizá son más malos que buenos, lo que hace que interese ver su devenir, en contraposición a esas estrellas perfectas que protagonizan la mayoría de los films.

Si bien todos estos aspectos están muy logrados, ‘Vedades ocultas’ no es una película que vaya a cambiarle a nadie la vida ni que resulte especialmente memorable. El final, como en muchas ocasiones, es lo que más la estropea. El film acaba de manera brusca y facilona y esto ensucia la buena impresión que hasta ese momento estábamos obteniendo.

En blogdecine | Trailer y poster de ‘Verdades ocultas’ (‘A little trip to heaven’).

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios