Publicidad

'Black Mirror: Bandersnatch': la película a lo 'Elige tu propia aventura' solo es otra historia más de la serie (y no muy buena)
Críticas

'Black Mirror: Bandersnatch': la película a lo 'Elige tu propia aventura' solo es otra historia más de la serie (y no muy buena)

Publicidad

Publicidad

Cinco finales, "millones de posibilidades", unas dos horas y media de metraje y un secretismo mantenido hasta hace nada. 'Black Mirror' ha regresado y lo ha hecho con un "elige tu propia aventura" en forma de película interactiva que ha estrenado hoy mismo Netflix.

Así ya está disponible para todo el mundo 'Black Mirror: Bandersnatch', una ambiciosa producción que aúna el espíritu del "cuidao con las tecnologías" propio de la ficción de Charlie Brooker con los videojuegos y el aparente control que estos nos dan sobre los personajes.

Atención: debido a la naturaleza de la película me temo que en algún momento me tengo que adentrar en la trama y las consecuencias de las decisiones.

No es la primera vez, ni siquiera este año, en el que una producción audiovisual nos ofrece participar (a los espectadores) en el desarrollo de la historia. No hace mucho veíamos en HBO 'Mosaic', que era la versión lineal de un juego de misterio y asesinato orquestado por Steven Soderbergh y que nos permitía seguir distintos hilos de investigación a través de una app. La diferencia es que, en esta ocasión, jugamos "en directo".

Unnamed 5

Creo que sería conveniente, antes de comenzar a adentrarnos en las tramas y el desarrollo de la película, el ver cómo funciona para el usuario de Netflix 'Black Mirror: Bandernatch'. Lo primero es un aviso: no funciona en los dispositivos de mirroring como Chromecast y similares, así que lo mejor que podéis hacer es o verlo en el ordenador, en smartphones con la última versión de Netflix instalada o en smarts tv.

De hecho, si tu dispositivo no es compatible te avisará con un vídeo. La principal pista que te dará Netflix de que puedes verlo es que el cartelito de la película tendrá una especie de banderín rojo con estrella blanca sobreimpreso. Ahí se le da al play y un breve vídeo explicativo te dirá que tengas el ratón/mando a mano y te dirá cómo se eligen las opciones.

'Bandersnatch': tú eliges, Black Mirror te dirige

Bm Bandersnatch Still 0220181218 5907 1e3xywh

Inspirado en un juego real y juntando con una larga tradición de leyendas urbanas gamers en torno a "juegos malditos" de los años 80, en 'Black Mirror: Bandersnatch' nos encontramos con la historia de Stefan (Fionn Whitehead), un joven programador obsesionado con adaptar su libro favorito (Bandersnatch) en una ambiciosa aventura gráfica.

Para ello contará con el apoyo de Tuckersoft, una empresa emergente de videojuegos que tiene en su plantilla a Colin Ritman (Will Poulter), el genio creador de algunas pequeñas joyas. Una vez allí le ofrecerán trabajar en las oficinas... la primera decisión que podríamos considerar relevante a nivel de historia.

Porque, si aceptas, llegas a un final prematuro. Y te lo hacen saber. Aquí Brooker, guionista y creador de 'Black Mirror' ha estado listo y ha dispuesto de epílogos en los que un colaborador de un programa de televisión centrado en videojuegos comenta "la jugada". Puede parecer que habla de cómo ha quedado 'Bandersnatch' (el juego), pero en realidad habla de la historia de Stefan.

Charlie Brooker y David Slade (director) han elaborado esta película de 'Black Mirror' de tal forma que nosotros, como espectadores/jugadores, tengamos un falso control de la situación. Algo que es muy normal porque quieren contar una historia y nosotros no somos quién para "pasar de ella", pero se nota mucho desequilibrio entre los "poderes".

Nosotros somos Black Mirror

Black Mirror Bandersnatch

Que en realidad es lo que buscan los guionistas, ya que uno de los temas principales de la película es, precisamente, si somos dueños absolutos de nuestros actos o si hay fuerzas ajenas a nosotros que los controlan. ¿Somos marionetas de otros, al igual que Stefan es nuestro títere? Este es el verdadero juego de Brooker.

Además, todo está diseñado para que la película acabe mal debido a cómo están concebidos los personajes. Es más, la película insiste una y otra vez en que conozcas ciertos asuntos como la trágica muerte de la madre de Stefan y el trauma que esto le ocasiona.

A partir de ahí, y de conocer más la vida, tragedia y teorías de Jerome F. Davies, el autor de 'Bandersnatch', aumenta el viaje a la locura, la paranoia y el cuestionarse la propia realidad de nuestro protagonista al más puro estilo de 'Black Mirror'.

De hecho, si te metes en el papel (yo he llegado a corear solo en casa ciertas opciones) es bastante divertido, en cierto sentido, avanzar y llegar a ciertos finales. Sobre todo cuando el protagonista es consciente de lo que está pasando y se permite el lujo de romper la cuarta pared y dedicarnos unas palabras.

'Black Mirror: Bandersnatch' es una película que es más interesante por cómo está estructurada (y la razón por la que es así) que por su historia, que poco tiene que la haga destacar entre las decenas de episodios que hay. Un buen experimento que le da nueva vidilla a una creación de Charlie Brooker que ha vivido días mejores.

'Black Mirror: Bandersnatch' se puede ver en Netflix

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir