Compartir
Publicidad
Publicidad
Cine en el salón: 'Di que sí', simpleza
Críticas

Cine en el salón: 'Di que sí', simpleza

Publicidad
Publicidad

Como quiera que ayer me lancé de lleno de nuevo a bucear en la amplia piscina de mis recuerdos cinéfilos, no caí en la cuenta de haber introducido la entrada de 'Gremlins' (id, Joe Dante, 1984) comentando, obviamente, que el haber elegido la cinta respondía al estreno hoy viernes de 'Pixels' (id, Chris Columbus, 2015) el nuevo filme como director del que fuera guionista de tres de los títulos para niños pre-pubescentes y jóvenes adolescentes más importantes de los ochenta.

Y, como ha sucedido en las dos últimas semanas, la propuesta de acercamiento a la cartelera desde Cine en el salón vuelve a ser doble y trae hoy a vuestra atención el anterior filme del que ha terminado siendo responsable de lo último de Marvel, esa 'Ant-Man' (id, Peyton Reed, 2015) que llega a nuestros cines con la esperanza por parte de los amantes del Universo Cinematográfico de La Casa de las Ideas de encontrar, al menos, un entretenimiento veraniego de primer orden. Un calificativo éste. el de entretenimiento —sin lo de primer orden, claro está— que puede ser aplicado a con dificultad a 'Di que sí' ('Yes Man', 2008), cuarto de los cinco filmes que hasta el momento ha rodado Peyton Reed.

'Di que sí', previsible hasta el hastío

Di Que Si 1

Dedicado de forma exclusiva a la comedia y con una muy extensa presencia en el mundo de la televisión, ya tendremos tiempo la semana que viene de juzgar si el bagaje de Reed en el citado género era el idóneo para hacer frente a las aventuras del superhéroe en miniatura de la Marvel; así que centremos el discurso en la propuesta que el cineasta nos traía hace siete largos años con uno de esos filmes que a Jim Carrey —o su agente, quién sabe— tanto le gusta protagonizar de cuando en cuando y que tan bien responde a los esquemas de innumerables trabajos del actor.

Comedia amable y muy blanda con toques de humor grueso para justificar el que no sea una ñoñada de aquí te espero, 'Di que sí' avanza sin salirse lo más mínimo de los manidos esquemas de las feel-good-movies, presentándonos a un personaje algo desagradable y descontento con su mísera existencia cuyo rumbo será alterado por el fortuito doble encuentro, primero, con uno de esos cuentistas que tanto éxito tienen en la cultura yanqui vendiendo humo en forma de libros y filosofías baratas de autoayuda y, segundo, con una mujer vitalista y aparentemente despreocupada que le hará ver el mundo de otra forma.

Quizás el problema fundamental de 'Di que sí' es que, en lugar de explotar en todas sus posibilidades la implausible premisa de partida —el personaje interpretado por Carrey tiene que decir sí a todo lo que se le ponga por delante— termina acomodándose de tal forma a los esquemas de la comedias románticas, que los pocos momentos en que la cinta muestra las consecuencias de someterse a la voluntad de los demás, quedan ahogados tanto por la torpeza de los guionistas de intentar enhebrarlo todo, como por lo almibarado de la relación que se plantea entre el actor y una Zooey Deschanel que —¡oh, sorpresa!— no está especialmente insoportable.

Di Que Si 2

Dicha cualidad es la que también define a un Carrey algo alejado de los aspavientos, maneras y muecas mil por las que se hizo conocido durante los noventa, década en la que pocos cineastas pudieron percatarse de su valía para algo más que hacer el payaso delante de la pantalla — uno de los que así lo hizo filmó una obra maestra. Desafortunadamente, la cuota de estupidez queda cubierta por el personaje encarnado por un ridículo Rhys Darby que, no obstante, sirve a los guionistas —y al director— para, casualidades, rendir un encubierto homenaje a...¡¡Chris Columbus!!.

Blanca e inofensiva y tan previsible como la que más —y ya no sólo en su final, sino en todo lo que va discurriendo a lo largo del metraje—, 'Di que sí' es, además, un muestrario poco efectivo de las limitaciones de Peyton Reed como cineasta y el motivo más evidente por el que la sopresa fue la reacción masiva cuando desde Marvel se anunció que iba a ser él el sustituto de Edgar Wright al frente de 'Ant-Man'. Por lo que se lee por ahí, no parece que se hayan equivocado pero, como decía antes, eso será objeto de discernimiento el próximo martes.

Otra crítica en Blogdecine | 'Di que sí', pues no

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos