Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómic en cine: 'Capitán América: El primer vengador', de Joe Johnston

Cómic en cine: 'Capitán América: El primer vengador', de Joe Johnston
Guardar
29 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de una semana en la que no ha habido entrega del especial de Cómic en cine por razones que no vienen al caso, supongo que a los que leéis de forma asidua esta sección os sorprenderá que, encontrándonos como estábamos allá por el año 2002, demos un salto de casi una década para situarnos en 2011, año que La Casa de las Ideas elegía para estrenar la quinta y última estación antes del desembarco de ese blockbuster rompe-taquillas que fue la primera parte de 'Los Vengadores' ('The Avengers', Joss Whedon, 2012), un filme que finalizaba la "primera fase" planeada por los estudios en ese elaborado plan de construcción del Universo Cinematográfico Marvel.

Y si nos hemos decidido a adelantarnos tanto en el tiempo y os traemos hoy 'Capitán América: El primer vengador' ('Captain America: The First Avenger', Joe Johnston, 2011) es por una razón tan sencilla como obvia. Y es que el estreno mañana por la tarde de 'Capitán América: El soldado de invierno' ('Captain America: The Winter Soldier', Joseph y Anthony Russo, 2014), una cinta sobre la que muchas voces claman ya en términos sobresalientes, era una oportunidad que no podíamos dejar pasar para recordar —antes de tiempo, por supuesto— la presentación del personaje en la gran pantalla.

Ed Brubaker, padre contemporáneo de Steve Rogers

Capitan America comic 1

Si bien es necesario admitir que sin su presencia el Universo Marvel no sería el mismo, lo cierto es que Steve Rogers y su alter ego no han gozado históricamente del éxito de público lector con el que si contaban otras colecciones de La Casa de las Ideas. Y así, aunque su presencia en el mercado editorial de la empresa ha sido constante desde que Stan Lee y Jack Kirby lo trajeran de vuelta en 1964 en el primer número de 'Los Vengadores', y por más que durante las dos décadas siguientes hubiera nombres de cierto peso asociados a su cabecera, afirmar que ésta no era lectura imprescindible se acerca mucho a la realidad.

Con arcos argumentales de poco o nulo interés, y arribando a las costas de los noventa, la inclusión del Capi en ese esperpéntico experimento que fue el 'Heroes Reborn' supuso que la editorial dejara en manos del inefable Rob Liefeld al personaje. Fue gracias al "trabajo" del artista estadounidense - espeluznante era la ilustración que más famosa se hizo salida de los lápices del dibujante— que la cabecera tocara fondo y, tras la ramplona conclusión del experimento que trajo de vuelta a la editorial a los artistas que habían fundado Image cuatro años antes, poco resuello pudo recuperar hasta la llegada en 2004 de cierto guionista llamado Ed Brubaker.

Sin saber muy bien qué hacer con un personaje que debía como fuera volver a encontrar su lugar en primera línea, los responsables de Marvel contactaron con un guionista que hasta entonces se había caracterizado por su clara inclinación hacia las historias de corte noir para la Distinguida Competencia —algo que podemos observar en las geniales 'Gotham Central' o 'Catwoman'— lo que Brubaker y el dibujante Steve Epting traerán a las páginas del quinto volumen del 'Capitán América' sólo puede ser calificado como un auténtico golpe de genio.

Capitan America comic 2

Mezclando el acusado gusto del guionista por el género negro con la vertiente superhéroica ligada de forma íntima a Steve Rogers, la nueva serie del 'Capitán América' arranca con una fuerza asombrosa desde su primer número, y pronto se hace con el favor de lectores y crítica especializada hasta el punto de llevar a su máximo artífice a ganar hasta en cuatro ocasiones el Eisner al mejor guionista, unos honores que hablan por sí solos acerca de todo aquello que se desarrollará en las brillantes páginas de una serie que nunca habrá estado a un nivel tan alto de calidad.

(Spoilers ahead) Dos serán los hitos que, a lo largo de los siete años que Brubaker estará al frente de la serie mejor definirán la autoridad con la que el escritor determina los senderos por los que habrá de transitar nuestro héroe: de una parte, la vuelta de Bucky Barnes, convertido en ese letal Soldado de Invierno que da nombre a la secuela de la cinta que hoy nos ocupa; de la otra, el asesinato del Capitán tras lo mucho que el personaje había tenido que luchar por preservar los derechos de los superhéroes en la imprescindible 'Civil War' marvelita.

Recuperado —ya se sabe que ningún héroe de primera fila permanece mucho tiempo muerto en el panorama editorial estadounidense— en el 'Captain America: Reborn', colocado de nuevo en primera fila, y con Bucky como sustituto suyo temporal y personaje central de algunos de los acontecimientos más relevantes de la historia reciente del universo Marvel, será tras todas las convulsiones a las que Brubaker le haya sometido cuando Steve Rogers llegue con toda autoridad a una gran pantalla que llevaba años esperándolo. (Fin spoilers)

El héroe fuera de su tiempo

Capitan America 1
La mayor oportunidad con el Capitán América es la que genera el que sea un hombre fuera de su tiempo, que reaparece en el presente y mira al mundo a través de los ojos de alguien que pensaba que el mundo ideal era aquél de los Estados Unidos de los "pueblos pequeños". Han pasado sesenta años y, ¿quiénes somos hoy? ¿somos mejores?. Avi Arad

Como supongo que algunos recordaréis —y sino es así, aquí está servidor para hacerlo—, el patriota número uno del Universo Marvel ya contó con una horrenda producción cinematográfica fechada en 1990 dirigida por el temible Albert Pyun que nunca llegaría a estrenarse en salas comerciales y que, repasada en su momento en este mismo especial, dejaba claro que si Marvel quería hacer algo en condiciones con el personaje, tenía que huir como de la peste de todo lo que tan infumable subproducto ejemplificaba.

Con esa clara idea en mente, y después de una primera intentona de arrancar con el proyecto allá por 1997 que quedó en nada por problemas legales entre Marvel y Joe Simon —el creador original del personaje en los años cuarenta—, los primeros pasos definitivos para levantar la producción se darían durante la huelga de guionistas que la industria sufrió entre 2007 y 2008, salvando la compañía la situación tras el acuerdo que llegó con el sindicato de escritores para poder contar con profesionales que dieran término a los varios proyectos que tenía abiertos en ese momento.

Anunciada pues el comienzo de su producción pocos días después de que se confirmara que 'Iron Man' (id, Jon Favreau, 2008) había sido un éxito de taquilla descomunal, 'Capitán América: El primer vengador' arrancaba de forma definitiva una andadura que ligaba a su desarrollo el nombre de Joe Johnston, un cineasta que ya había estado en contacto con la productora en las primeras fases de desarrollo del proyecto y que se adelantaba así a otros nombres que se habían interesado por la silla de director y entre los que se contaban Favreau o Louis Leterrier, recién salido éste de 'El increíble Hulk' ('The Incredible Hulk', 2008).

El "Capi" perfecto

Capitan America 3
Recuerdo que en su momento le comenté a un amigo mío "Si la película es un fracaso, estoy jodido. Si es un éxito, ¡¡estoy jodido!!". Tenía miedo. Me di cuenta que todo el proceso de toma de decisiones estaba basado en mis temores, y no se deberían tomar decisiones guiadas por el miedo. No puedo creer que casi fuera lo suficientemente cobarde como para no interpretar al Capitán América. Chris Evans

El nombre de Chris Evans ya era bastante conocido para los aficionados al cine de Marvel puesto que había sido el encargado de interpretar a la antorcha humana en las dos entregas de 'Los cuatro fantásticos' ('Fantastic Four', Tim Story, 2005) que había producido la Fox a medidados de la década pasada y que con tan irregulares resultados artísticos —ambos filmes fueron sendos éxitos en taquilla— se saldaron. Es por ello que, cuando en marzo de 2010, dos meses antes de comenzar el rodaje, Variety anunció que él sería el encargado de encarnar a Steve Rogers, más de uno arqueara una ceja...o las dos.

A fin de cuentas, pocos personajes del universo Marvel son más antitéticos que Steve Rogers/Capitán América y Johnny Storm/Antorcha Humana: mientras que el primero es un boy scout que encarna los valores más tradicionales y patrióticos de lo que significa ser estadounidense, el segundo es un vividor y playboy que sólo se preocupa por las mujeres y pasarlo lo mejor posible. Con el temor natural de que la elección de Evans fuera un completo error —otra cosa no, pero el actor daba el pego completamente como el hermano de Susan Storm—, la sorpresa que nos encontramos al ver el filme que hoy nos ocupa fue mayúscula.

Y es que, una vez visto en el papel, pocas dudas pueden haber al respecto de que Chris Evans ES el Capitán América: desde el momento en que aparece, aunque sólo sea su rostro pegado al cuerpo de otro, la determinación que deja ver en su mirada y la honestidad que esta exuda lo convierten de antemano en lo después seguirá siendo una vez sufra la "transformación" y sea él todo —un todo hiper-musculado— el que ponga alma al héroe estadounidense, demostrando Evans ser poseedor de un carisma especial que evoca a las estrellas del Hollywood de la época dorada.

'Capitán América: El primer vengador', aventuras en modo clásico

Capitan America 2

Precisamente esa cualidad "clásica" que arropa a Evans es la que, por extensión, se adueña de la totalidad de la producción, configurando una función que, ante todo, es un filme de aventuras cuyas claras aspiraciones son querer acercarse a los parámetros en los que, hace tres décadas, discurrieron las tres entregas de la trilogía de Indiana Jones. No en vano, Joe Johnston ya había demostrado en 1990 lo que era capaz de hacer en esos términos, y que aquí pudiera repetir hazaña era la esperanza de los que disfrutamos en su momento como enanos —y lo seguimos haciendo— con 'Rocketeer' ('The Rocketeer', Joe Johnston, 1991).

De narrativa concisa y poco dada a alardes que confundan al espectador, el trabajo de Johnston sentado en la silla de director de 'Capitán América' supera con mucho las nadería que, pocos meses antes, teníamos que haber soportado de mano de Kenneth Branagh en la irregularísima 'Thor' (id, 2011). Que el firmante de 'Jumanji' (id, 1995) o 'Parque Jurásico III' ('Jurassic Park III', 2001) fuera capaz de poner sus resultados por delante de los del británico quiero entender que nada tiene que ver con la falta de talento del artífice de 'Hamlet' (id, 1996) y sí con el mejor entendimiento de lo que debe ser un vehículo de entretenimiento.

Y de eso hay a raudales en las dos horas de metraje de 'Capitán América', estableciéndose este filme como mi segundo favorito de lo que Marvel nos ha presentado hasta ahora en la gran pantalla junto a 'Iron Man' por detrás, obviamente, de la grandiosa 'Los Vengadores', quedando bastante lejos el resto de producciones salidas hasta ahora de La Casa de las Ideas: de espléndido ritmo y un grácil equilibrio entre las secuencias de acción, el drama, los tintes cómicos y la clara vocación de aventuras que preña el metraje de principio a fin.

Capitan America 4

Y si las intenciones de Johnston y el equipo creativo era el traer a la memoria del espectador esa forma de hacer cine a la que Steven Spielberg y George Lucas ya rendían homenaje con las peripecias del hombre del látigo y el Fedora, que lo consiguieran ha sido motivo de constante regocijo en los diversos visionados que he podido hacer de la cinta, devolviendo todos ellos esa sensación de volver a ser un crío y estar delante de algo muy grande que nunca podrás olvidar por mucho que pasen los años, una cualidad de la que deberían aprender muchas producciones actuales.

Responsables directos de ello son también, al margen de Johnston, unos intérpretes que convencen en ambos extremos del espectro, ya sea en la vertiente de los villanos, con el estupendo Hugo Weaving a la cabeza —genial su Cráneo Rojo—, ya en la de los "buenos" de la función, entre los que destacan, no podía ser de otra manera, esos dos secundarios de lujo que son Tommy Lee Jones y Stanley Tucci, ambos soberbios en los papeles de Erksine, el científico responsable de transformar a Rogers y del Coronel Phillips, sarcástico como el sólo.

Con ese impresionante final que engarzaba de forma directa hacia lo que un año después veríamos en la cinta firmada por Whedon, 'Capitán América: El primer vengador' se establece, como decía, en una posición de ventaja si se la compara con la mayoría de lo que el Universo Cinematográfico Marvel nos ha traído hasta ahora y la duda está en si su secuela superará lo que podíamos ver aquí hace tres años en este filme que se pasa en un suspiro y trae aires de un tipo de cine que Hollywood debería tener a bien rescatar con más asiduidad.

Otra crítica en Blogdecine | 'Capitán América: El primer Vengador', otra más

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos