Compartir
Publicidad
Publicidad

'Dos colgaos muy fumaos: Fuga de Guantánamo' ¿Qué haría Neil Patrick Harris?

'Dos colgaos muy fumaos: Fuga de Guantánamo' ¿Qué haría Neil Patrick Harris?
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta tarde se estrena 'Dos colgaos muy fumaos: Fuga de Guantánamo' ('Harold & Kumar escape from Guantanamo Bay'), que nos cuenta cómo Harold y Kumar se embarcan en un avión con destino a Amsterdam con dos intenciones: la primera la podéis adivinar por el título español y porque seguro que muchos habéis ido a Amsterdam por ese motivo y la segunda es ver a María, el amor platónico de Harold. El color de piel de Kumar, que es indio, hace que una anciana piense que es un terrorista y él no facilita las cosas cuando se saca del bolsillo un artefacto con aspecto de bomba que ha construido para fumar en el avión. El vuelo se cancela y los dos protagonistas son encarcelados en Guantánamo por un agente de inteligencia estadounidense que demuestra el oxímoron de su cargo.

Desde que hicieron la primera entrega de esta película, ‘Dos colgaos muy fumaos’ (‘Harold and Kumar go to White Castle’), las carreras interpretativas de sus protagonistas, John Cho y Kal Penn, han subido como la espuma. Citaré sólo como ejemplos que Cho hará de Sulu en 'Star Trek' y Penn es uno de los nuevos contratados de 'House', además de hacer muchos papeles en cine. También ha aumentado la popularidad de la estrella invitada, Neil Patrick Harris, mítico por interpretar al 'Médico precoz' ('Doogie Howser, M.D.') en los primeros noventa y hoy en día, el mejor personaje de 'Cómo conocí a vuestra madre'. Los jóvenes directores y guionistas de esta nueva entrega, Jon Hurwitz y Hayden Schlossberg habían escrito el guión de ‘Dos colgaos muy fumaos’ (‘Harold and Kumar go to White Castle’), que dirigió Danny Leiner. Esta nueva película es tan buena como la anterior o incluso mejor ya que no produce desesperación que producía la primera cada vez que la misión de los protagonistas era detenida. Aquella tenía una trama tan aristotélica que consistía en eso y la desesperación estaba buscada, era parte del chiste, pero para mí es más fácil disfrutar el film sin esas interrupciones. El guión de 'Dos colgaos muy fumaos: Fuga de Guantánamo' es más ambicioso y, además de funcionar con más tramas, trata temas como el racismo y la falta de apertura mental del gobierno de EE. UU.

Al contrario que muchísimas comedias que se hacen hoy en día para puro lucimiento de sus intérpretes, 'Dos colgaos muy fumaos: Fuga de Guantánamo' no se refocila en las escenas haciendo que duren mucho más de lo necesario para ver si se cuela algo gracioso. Este film va al grano y todas las situaciones duran lo justo. Por ello, tiene un excelente ritmo y constantemente están pasando cosas nuevas con lo que, además del humor, encontramos mucho entretenimiento.

A primera vista se podría asegurar que Kal Penn es el gracioso y John Cho el complemento, pero algo tiene el coreano que hace que su presencia sea imprescindible y que no pueda ser sustituido. Además de dar el contrapunto a Penn tiene también bastante vis cómica. El actor que interpreta al agente Fox, Rob Corddry (en la foto de abajo), es también habitual en producciones "friquis", como la serie 'The Winner' y resulta muy convincente. Roger Bart, el marido fallecido de Bree en 'Mujeres desepseradas', tiene un papel que también es simpático. A pesar de que aquí aparecen durante poquísimo tiempo y no tienen el más mínimo protagonismo, las mujeres, Paula Garcés y Danneel Harris, gozan de personajes más interesantes que los que disfrutan muchas actrices en otras películas en las que son las protagonistas. Repetirán algunos de los actores de la primera, en sus mismos papeles, como David Krumholtz ('Nub3rs') y Eddie Kaye Thomas.

Nos habíamos creído que el posmodernismo había pasado ya, pero vivimos en una época en la que los cameos son lo habitual. Por supuesto, tenemos a Neil Patrick Harris, que no defrauda. En teoría hace de sí mismo porque le llaman por su nombre y recuerdan su serie, pero su personaje es heterosexual, así que está interpretando un papel. SPOILER Aviso: quedáos hasta después de los créditos si no queréis que os insulte Neil. FIN DEL SPOILER Además, hacia el final del film, los protagonistas se encontrarán con un personaje aún más importante. Se trata de un actor, por supuesto, y su maquillaje parece uno de Joaquín Reyes en 'Muchachada Nui', pero cuando aparece se podría decir eso de "es lo que faltaba".

'Dos colgaos muy fumaos: Fuga de Guantánamo' se ríe del racismo de los paranoicos ciudadanos estadounidenses con una confusión que, por otro lado, nadie podríamos tachar de absurda, ya que vemos a Naveen Andrews, que también es de origen indio, como el iraquí Sayid Jarrah en 'Perdidos'. Pero, además de eso, es una película muy políticamente incorrecta y tiene momentos insultantes de lo más absurdos, como las torturas que perpetra el agente Fox para sacar información a judíos, negros, etc…

'Dos colgaos muy fumaos: Fuga de Guantánamo' funciona perfectamente como comedia gamberra e incorrecta. Es muy recomendable para espectadores con sentido del humor y que busquen pasar un rato divertido sin más pretensiones que las de reírse, lo cual no me parece poco.

Más información en Blogdecine sobre 'Dos colgaos muy fumaos: Fuga de Guantánamo'

Rob Corddry
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos