Compartir
Publicidad
'El aviso': un estimable thriller que sepulta sus virtudes bajo su irritante previsibilidad
Críticas

'El aviso': un estimable thriller que sepulta sus virtudes bajo su irritante previsibilidad

Publicidad
Publicidad

Pese a que todos ellos tengan sus complejidades particulares, son muchas las voces que consideran a la comedia como el género más difícil de llevar a buen puerto en cuanto a satisfacer al respetable respecta. Por su parte, el thriller bien podría situarse en un segundo y merecido lugar, resultando harto complicado controlar con precisión elementos tan delicados como la gestión del suspense y, especialmente, la dosificación de la información.

Narrar una historia de esta clase implica establecer un tira y afloja constante con el espectador, privándole de detalles esenciales para alimentar la intriga y el factor sorpresa y, al mismo tiempo, regalándole pistas para favorecer un visionado proactivo que le invite a superar el conocimiento de los personajes e ir por delante suyo en ciertos pasajes de la trama.

Por desgracia, y pese a atesorar un estimable catálogo de virtudes, lo nuevo de Daniel Calparsoro falla precisamente al mostrar sus cartas de una forma tan evidente como precipitada; ofreciendo una innecesaria sobreexposición que convierte un, a priori, interesante ejercicio de suspense con tintes sobrenaturales en una experiencia de lo más previsible y descafeinada cuando se decide a arrojar luz y respuestas sobre sus bien planteados misterios.

'El aviso' adolece de ese mal que podríamos definir como "efecto Calparsoro", presente en anteriores trabajos del realizador barcelonés como 'Invasor' o 'Cien años de perdón'. Una dolencia que hace a estos filmes deslumbrar a nivel formal, revelando una dirección y una factura impecables para, en última instancia, generando una sensación global de decepción a causa de un guión que no termina asestando ese golpe de efecto que promete desde su arranque.

El Aviso4

Se hace complicado poner un sólo pero a nivel técnico y artístico a un largometraje que no sólo consolida a su máximo responsable como uno de los directores más solventes del panorama nacional junto a grandes como Daniel Monzón o Alberto Rodríguez sino que, a su vez, hace brillar a su reparto principal, capitaneado por Belén cuesta, Aura Garrido y, sobre todo, por un Raúl Arévalo inmenso.

El actor, que ya deslumbró tras las cámaras en la impresionante 'Tarde para la ira', destaca de igual modo en su faceta intepretativa, tomando las riendas de 'El aviso' y dando vida a un protagónico rico, bien construido y proclive a caer en un histrionismo que Arévalo esquiva en todo momento; aportando un conductor ideal a la historia que se alza como lo mejor de la película.

El Aviso5

De no haber sido por sus excesos al desvelar —de forma más o menos voluntaria— sus enigmas precipitadamente, podríamos estar hablando de una cinta notable. Lamentablemente, la capacidad de 'El aviso' para entretener, su pulso narrativo y el magnetismo de algunos de sus pasajes se ven enterrados por una previsibilidad que arruinará la experiencia del público más avezado, que terminará echando de menos un último as oculto en la manga de un relato que caduca antes de encarrilar su último tercio.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio