Compartir
Publicidad

El Caballero Oscuro no puede con El Joker

El Caballero Oscuro no puede con El Joker
Guardar
41 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado 18 de julio se estrenó en Estados Unidos ‘The Dark Knight’, la secuela de ‘Batman Begins’. A España no ha llegado hasta hoy, tras casi un mes de retraso, bajo el título de ‘El Caballero Oscuro’. La expectación es máxima. Christopher Nolan y su equipo pusieron el listón muy alto con la primera película, la campaña de publicidad de la Warner ha sido aplastante, Heath Ledger interpretando su último papel completo (llegó a rodar escenas para ‘The Imaginarium Of Doctor Parnassus’, de Terry Gilliam) antes de morir, la película batiendo prácticamente todos los récords de taquilla, público y crítica rendidos ante la calidad de un film que va más allá del cine de superhéroes y del cine espectáculo… Hoy no llega a nuestros cines una simple película, llega un auténtico fenómeno.

Llegó un punto en el que parecía que habíamos visto todo lo que había que ver de ‘El Caballero Oscuro’, incluso antes de que se estrenara. Tal cantidad de vídeos y de imágenes que muchos se cansaron y dejaron de seguir el juego de la Warner, pensando que las sorpresas se acabarían y no quedaría nada para cuando se sentara en la butaca del cine. Aquí uno que vio todo lo que podía verse antes del estreno. Y aquí uno que os dice que no vio nada. Sí, las escenas del trailer están en la película, el Joker y Dos Caras son como habéis visto en las imágenes, pero, repito, eso no es nada. Desde que empieza hasta que termina, la película, que, como su predecesora, dura más de dos horas, no da respiro, es un espectáculo impresionante lleno de sorpresas. Incluso teniendo reciente ‘Batman Begins’, uno no puede dejar de sentirse impactado por la nueva película de Christopher Nolan sobre el hombre murciélago.

Aunque siendo justos, al menos yo, ‘El Caballero Oscuro’ no es, como la primera, una película sobre Bruce Wayne y Batman. Esta segunda parte no está tan centrada en él, sino que divide la atención en tres direcciones, enfocando a tres personajes muy diferentes. Batman, evidentemente, es uno; el Joker es otro; y Harvey Dent es el tercero. En los trailers no se le daba mucha importancia a este último personaje, pero en la película sí la tiene. El fiscal del distrito de la ciudad de Gotham sufrirá una transformación que recuerda a la que vivió Wayne en la anterior película, llegará a un punto en el que la justicia será insuficiente para él y querrá dar un paso más. Pero Dent no es Wayne y su destino, por tanto, será diferente. Mención especial para Aaron Eckhart, uno de los actores que se incorporaba a esta nueva “saga” de Batman. Su interpretación es intachable, aporta al papel esa necesaria ambigüedad que ya nos ha mostrado en otras películas, como ‘En Compañía de Hombres’ o ‘Gracias por Fumar’. Eckhart es capaz de vender lo que sea, con una cara, y luego revelar otras intenciones totalmentes opuestas, con la otra cara, sin ningún problema.

Pero no es Dos Caras la estrella del tridente; desde luego, su personaje está muy bien desarrollado y uno llega a sentir una gran empatía con él, especialmente tras el dramático suceso que cambiará su existencia. ¿Lo es Bruce Wayne, Batman? Continuando con lo que habíamos visto en ‘Batman Begins’, uno esperaría él que fuera, de nuevo, el gran protagonista de esta nueva película. Su primera aparición en pantalla hace pensar eso. Pero no. De hecho, personalmente, encuentro que es el personaje que más pierde en ‘El Caballero Oscuro’ a pesar de todo. Es como si ya lo hubiéramos visto todo de él y aquí sólo titubea sobre si debe continuar realizando su labor o si debe abandonar. Christian Bale no está mal, cumple como en la anterior, aunque diría que el guión de esta segunda parte le perjudica, perjudica a su personaje, haciéndole más débil (precisamente, ojo a lo que ocurre entre él y Rachel Dawes). Sin embargo, Nolan dota al personaje de más brutalidad, le permite mayor lucimiento en el aspecto de lucha cuerpo a cuerpo, donde por cierto sigue cojeando un poco pero demuestra que ha aprendido bastante desde ‘Batman Begins’; las peleas ya no marean, aunque el montaje sigue siendo muy acelerado, demasiados planos brevísimos.

Bruce Wayne, Batman

Batman sufre en ‘El Caballero Oscuro’ una auténtica crisis. Se vuelve más violento para ocultar sus dudas internas. ¿Debe continuar protegiendo Gotham al margen de la ley o debe dejar su sitio a otro? Este otro se aparece con el nombre de Harvey Dent, un hombre que parece, como él, dispuesto a darlo todo por Gotham, por acabar con el crimen. Por el contrario, él lo hace desde la legalidad y los ciudadanos le adoran, todos le quieren. A Batman lo empiezan a odiar. Para complicar más aún las cosas, en medio de ambos estará Rachel Dawes, una mujer que parece que no puede decidirse entre el héroe carismático y popular y el héroe en las sombras al que prometió esperar. Dawes será una pieza fundamental de la trama, y está interpretada por Maggie Gyllenhaal, que sustituye a Katie Holmes. Como sabéis, soy el único ser humano sobre la faz de la Tierra que defiende lo que hizo Holmes en ‘Batman Begins’, así que el cambio lo recibí con indiferencia, Gyllenhaal cumple, en mi opinión, tan correctamente como lo hizo la chica que saltó a la fama con ‘Dawson Crece’.

Sin embargo, la principal crisis de Batman, la principal crisis de Gotham, la principal baza de ‘El Caballero Oscuro’, es otro personaje. Uno que aparece precisamente porque surgió Batman. El Joker, interpretado por Heath Ledger, es el alma de esta película. Cada vez que aparece en pantalla saltan chispas, algo diferente pasa, es una creación fuera de lo normal, un personaje impresionante, una interpretación extraordinaria. Lo veíamos venir por los trailers y los vídeos de la película, como he dicho antes, pero una vez que empieza la película, el Joker empieza su show y te atrapa sin remedio, te sumerge por completo en su juego, en su filosofía. Todos pudimos ver el prólogo de ‘El Caballero Oscuro’, donde el Joker ya aparece por primera vez, aunque sólo se le vea brevemente. Imagino que como muchos de vosotros, pensaba que ésa era su presentación. Pues no. Su siguiente escena es su presentación. Y es increíble (menudo truco de magia). Como todas las demás escenas que protagoniza, como casi todas sus frases (genial cuando se compara con un perro que persigue coches). Como ese prólogo que ya tenemos un poco gastado pero que con el tiempo volveremos a disfrutar plenamente. Nolan pidió el máximo a Ledger y éste lo dio todo para componer algo fuera de lo corriente, inimaginable, nunca visto. ¿Jack Nichol... qué?

El Joker es el personaje más cuidado, más mimado, mejor escrito y mejor interpretado de la película. Sin duda alguna. Todo lo que le rodea es fascinante. Desde su apariencia física, con esas misteriosas cicatrices que el propio Joker se permite “explicar” a sus víctimas (¿no os dejaron pegados a la butaca esas escenas?), hasta su forma de actuar o de hablar, de reírse. El Joker de Ledger (al que le dijeron que sólo leyera ‘La Broma Asesina’ de Alan Moore y Brian Bolland) es, en pocas palabras, un arma de destrucción masiva. Es un hombre sin miedo, dispuesto a morir en todo momento, sin conciencia, cruel, brutal, despiadado, brillante, y, por supuesto, con un retorcido sentido del humor. Lo tiene todo. Es el Joker perfecto. Un auténtico psicópata, de aterradora carcajada, con un plan genial para derrotar a todos sus rivales y quedarse con la ciudad de Gotham. ¿Oscar para Ledger? No creo que nadie pueda o deba responder (o exigir) eso a estas alturas, aún queda mucho por ver hasta la próxima ceremonia. Considerando lo visto hasta ahora y a los ganadores de las últimas ediciones, sí, Oscar para Ledger. Pero primero a ver si lo nominan, y en qué categoría (como mejor actor de reparto es más fácil), luego haremos la apuesta. Sería muy emocionante…

El guión de ‘Batman Begins’, escrito por Nolan y David S. Goyer era bueno; el de ‘El Caballero Oscuro’, obra de Nolan y su hermano Jonathan, a partir de una historia de Goyer, es ligeramente mejor. Y eso a pesar de que el desenlace de la película no me convence, me parece algo tímido, como si no se atreviese a dar un último paso y ser consecuente con todo lo ofrecido hasta ese momento. Pero hay que reconocer los méritos, que son muchos. Todas las escenas del Joker son una gozada, los diálogos de Alfred (de nuevo un magnífico Michael Caine) son casi todos para memorizar y recitar, y Dent/Dos Caras tiene también un buen número de líneas para enmarcar, sin olvidar ese monólogo de Gordon (perfecto Gary Oldman) sobre el héroe el caballero oscuro. En este sentido, la película ofrece una cantidad de visiones sobre la justicia, el orden, la legalidad, el destino, el compromiso… que definitivamente, el espectador se da cuenta de que no está asistiendo a una simple película de acción o de palomitas. Que lo es, por supuesto. Y tampoco faltan esos detalles cómicos que uno necesita para poder respirar un poco. Como en la anterior, aquí hay de todo.

Harvey Dent, Jim Gordon y Batman

‘El Caballero Oscuro’ promete mucho y, a diferencia de la gran mayoría de películas que nos llegan en los últimos años, lo cumple. Por supuesto, no es la mejor película de toda la Historia, ¿cómo se puede pensar eso? Además, ¿cuál lo es? Nolan “sólo” quería ir más allá de ‘Batman Begins’ y tomó como referencia las dos mejores secuelas de todos los tiempos, ‘El Padrino II’ y ‘El Imperio Contraataca’. El resultado es una de las mejores películas del año, de los últimos años. Supera a su predecesora y ofrece un espectáculo inolvidable, cine de altura. Un impecable producto de entretenimiento que no se queda sólo ahí, ofreciendo entre otras cosas uno de los personajes más fascinantes vistos en una pantalla de cine.

5

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos