Compartir
Publicidad

'El intercambio', el regreso del hijo desaparecido

'El intercambio', el regreso del hijo desaparecido
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta tarde se estrena ‘El intercambio’ (‘Changeling’), un film dirigido por Clint Eastwood y protagonizado por Angelina Jolie y John Malkovich.

‘El intercambio’ se basa en una historia real ocurrida en 1928 cuando una madre soltera denunció la desaparición de su único hijo. La policía acarreaba una pésima fama de incompetencia y corrupción y trató de lavar su imagen endosándole a la señora un niño que claramente no era su verdadero hijo, pues las diferencias físicas que presentaba no se podían deber al trauma del secuestro. Cuando se cerciora de estar en lo cierto, Christine Collins (Jolie) trata de hacerlo ver a la prensa con la ayuda de un reverendo (Malkovich) experto en hacer campaña contra el cuerpo policial y sus dirigentes.

Eastwood tiene la habilidad de tomar historias que podrían ser la base de telefilms y rodarlas con tal elegancia que se convierten en películas dignas de las salas. Es lo que ocurre con ‘El intercambio’, film el en que destaca principalmente la cuidada ambientación de época y la corrección de la realización y del diseño de producción. El vestuario, peinado y maquillaje de Jolie son de un gran gusto estético, que termina de completar la belleza de este film.

Angelina Jolie demuestra ser una gran actriz con este papel diferente a lo que ha hecho en otras ocasiones. Muestra todo tipo de emociones y, lo que es más importante, crea un personaje atractivo, fuerte y con gran carisma. La película está tan basada en la sra. Collins que apenas cuenta con escenas en las que no aparezca ella, por lo que una intérprete con menores capacidades, por muy guapa que fuese, no habría sido capaz de sostenerla.

Christine vive en un mundo de hombres en el que destaca por no comportarse como la habitual mujer desamparada y necesitada. Los demás personajes son masculinos casi en su totalidad y el resto de los actores encarnan sus papeles igual de correctamente. Malkovich se aleja de su clásico personaje malvado o perverso para darnos algo más comedido, aunque con su originalidad. Jeffrey Donovan, el comisario al cargo de la investigación, tiene también uno de los papeles de mayor peso y consigue hacer una buena interpretación porque, a pesar de estar claramente en el lado malo, en un principio engaña haciéndonos creer que es mejor persona y que podría ser capaz de cambiar de opinión si viese claramente que se estaba equivocando.

En ‘El intercambio’, la narración de los hechos se hace de una manera muy clara y directa. Todo lo mostrado tiene la capacidad de producir las emociones que se requieren en cada momento: indignación, empatía, satisfacción, alivio… Retrata también hechos descarnados que transmiten tristeza o irritación. A pesar de que tiene una larga duración, el film no se hace pesado porque siempre están ocurriendo nuevos acontecimientos que arrojan luz sobre la historia y que interesan. Cada uno de los giros que toma el guión lo hace aún más suculento. Por lo tanto, en todos los aspectos, se trata de una gran película, muy bien llevada y que consigue sus propósitos sin problemas.

Se podrían extraer quizá un par de fallos como la tendencia al maniqueísmo. El personaje de Jolie es perfecto en todos los sentidos, ya que la sra. Collins, además de ser guapa, es una mujer con una gran fortaleza de carácter, muy perseverante, extremadamente inteligente e independiente, buena en su trabajo, cariñosa como madre… Todo esto hace que se disfrute del visionado porque se la contempla como a una heroína, pero si se analiza este retrato, se puede apreciar en él un punto de irrealidad. Alguna debilidad, algún defecto podría haber tenido sin que por ello hubiésemos perdido la identificación.

El maniqueísmo afecta también a los demás personajes, pues todos los del lado bueno son íntegros sin la más mínima tacha, mientras todos los del lado negativo son malvados sin nada que les redima y sin siquiera mostrar una motivación para cometer esas injusticias. Algo más de multidimensionalidad podría haber venido bien. Pero como digo, esto no es algo que llame la atención mientras se está viendo la película y que, por lo tanto, la estropee, sino algo que se puede analizar a posteriori cuando se le dan vueltas a su contenido.

SPOILERS El final también es quizá el único otro punto cuestionable de ‘El intercambio’. Ya que no va a tener una verdadera resolución, es probable que hubiese tenido más sentido concluir la narración tras el juicio por los asesinatos de los pequeños. También entiendo que se haya cerrado permitiendo que exista la escena en la que la madre obtiene una información que le hace sentir un orgullo acerca de su hijo, pero lo considero menos relevante que el resto de los hechos. De todas formas, no afirmo categóricamente que se haya alargado la historia más de la cuenta, simplemente digo que se podría cuestionar el punto en el que finaliza. FIN DEL SPOILER

En definitiva, ‘El intercambio’ es una buena película, muy elegante y bien ambientada, que cuenta una historia que cala hondo. Mantiene el interés durante todo su largo metraje con giros de guión y nuevas informaciones. Probablemente es lo mejor que se va a estrenar esta semana y con seguridad supera a lo que llegó a las salas el pasado viernes.

Mi puntuación:

4

Más información en Blogdecine sobre ‘El intercambio’ .

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos