Publicidad

¿El Último Beso?

¿El Último Beso?
4 comentarios

La próxima semana llega a nuestras pantallas, con bastante retraso como siempre, 'The Last Kiss', que no es más que un remake de un film italiano del 2001, estrenado entre nosotros en el 2004 (lo que hay que aguantar), 'El Último Beso', una de las películas más aclamadas de Gabriele Muccino, a quien muchos conoceréis por ser el director de la correcta 'En Busca de la Felicidad'. En algunas de las críticas que he leído sobre el film americano he podido comprobar que la ponen bastante bien, lo cual me lleva a pensar que el excelente material que hay de base no ha podido ser estropeado, y es a veces un buen guión no lo estropea nadie por muy mal director que se sea. De todos modos ya os hablaré, cuando lo vea, del film americano. Ahora tengo el enorme placer de hablaros del italiano, cuyo visionado para mí ha sido una auténtica sorpresa.

La historia se centra en cuatro amigos cerca de la treintena, y en sus respectivas relaciones con el sexo opuesto. Tenemos a nuestro protagonista, que después de tres años de relación con su novia descubre que ésta está embarazada y las campanas de boda empiezan a sonar en sus oídos, la relación entra en crisis cuando él conoce a una joven estudiante que se prenda de él (la carne es la carne). Los otros representan las distintas fases del hombre en toda relación: el ligón empedernido que jamás se compromete, el casado agobiado y el enamorado que agobia a su ex-novia a todas horas.

Lo primero que llama la atención de la película es su sorprendente ritmo, el cual no baja en ningún momento de la función. Un ritmo trepidante de principio a fin, y que por momentos nos da la sensación de estar ante un film de acción, pero sin acción. Es más, me atrevería a decir y no me tiembla el pulso mientras escribo, que ya les gustaría a muchas películas de acción tener el ritmo que tiene 'El Último Beso', algo que me recordó, salvando las distancias evidentemente, a la comedia más frenética de todos los tiempos, 'Uno, Dos, Tres', del gran Billy Wilder, cuyo ritmo es dificilísimo de seguir. Pues al film de Muccino le pasa más o menos lo mismo, no te da respiro, y lo bueno del asunto es que mantiene el nivel, un muy bien nivel, a lo largo y ancho de sus casi dos horas. Eso en la comedia actual, es prácticamente un milagro.

Luego, el otro gran acierto de la película es la enorme identificación que el espectador sufre con cualquiera de sus personajes centrales, o secundarios. Cualquier persona que haya estado enamorada, encontrará a su alter ego en esta película. Precisamente, el otro día intercambiando palabras con un italiano que estaba de visita en mi negocio, me comentaba que esta película era la historia de su vida, y que se encontraba entre sus favoritas. Muccino se corona acercando al público la historia, logrando que éste se emocione fácilmente y sin ningún tipo de artificio sensiblero, algo realmente difícil de hacer en los tiempos que corren.

Por supuesto, también ayudan unos actores realmente extraordinarios, y prácticamente todos en estado de gracia, ya sean los jóvenes, en los que se centra casi toda la película, o los más veteranos, que también aportan maravillosamente su granito de arena al asunto, porque evidentemente la película también habla del amor en la fase de madurez, y es que el film no se deja absolutamente nada en el tintero.

Probablemente, el único aspecto flojo, y para eso no estamos hablando de un fallo escandaloso bajo ningún concepto, es que la historia entre el protagonista y una joven estudiante, ante la que cualquier hombre caería totalmente rendido (y es que somos así de burros), está un pelín forzada. No por parte de él, sino por parte de ella; podrían haber matizado un poco más el asunto. No obstante esto no impide ni de lejos, que nos encontremos ante una magnífica película, llena de vida, de alegría, de buen humor, con sus pizcas de drama bien insertadas. Toda una delicia, que además culmina en un final precioso, y que viene a demostrar lo cíclico de la vida, sobre todo cuando se trata de cuestiones amorosas. Antes de que estrenen el remake americano, que todo lo tienen que tocar, si no no están contentos, id corriendo al videoclub, a ver si encontráis 'El Último Beso', probablemente relegada en alguna estantería del fondo. Está editada por cameo.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios