Compartir
Publicidad
'El embarcadero', un fascinante carrusel de emociones con un impecable trío protagonista
Críticas

'El embarcadero', un fascinante carrusel de emociones con un impecable trío protagonista

Publicidad
Publicidad

La nueva serie de Álex Pina, creador de ‘La casa de papel’, que además está protagonizada por Álvaro Morte, lanzado a la fama por haber dado vida al Profesor en dicha serie. Solamente con eso ya tienes tan fácil vender ‘El embarcadero’, la nueva serie de Movistar+ que la plataforma estrena este próximo 18 de enero.

Eso sí, no esperéis ninguna coincidencia más entre ‘La casa de papel’ y ‘El embarcadero’, ya que en esta ocasión se ha apostado por un drama que obvia la adrenalina para centrarse en la historia de la muerte de un hombre que mantenía una relación con dos mujeres sin que su esposa fuese consciente de ello. Por ahora he tenido la oportunidad de ver los cuatro primeros episodios y todo apunta a convertirse en una de las series del año.

Un triángulo amoroso en diferido

Veronica Sanchez El Embarcadero

‘El embarcadero’ arranca con fuerza, ya que apenas pasan unos minutos cuando se nos anuncia que Óscar (Morte) ha fallecido, provocando un terremoto emocional en Alejandra, su esposa interpretada por Verónica Sánchez. Durante un rato todo transcurre más o menos por los cauces que uno esperaría, pero la serie sabe reflejar muy bien esa crisis y Sánchez hace rápidamente suyo el dolor de su personaje.

Hay además detalles que lo alejan de una visión meramente tradicional de una historia así, como ella recurriendo a la ropa de su marido para sentirse en contacto con él y un impecable acabado visual que no tardará demasiado en potenciar las diferentes realidades y relaciones del personaje con unos tonos diferenciadores sin llegar a producir un corte drástico de continuidad en la serie.

Escena El Embarcadero

Sin embargo, antes de eso llega la gran revelación que destrozará aún más a Alejandra. Ahí la serie pasa a convertirse en suya para ver cómo lidia con un dolor superpuesto a otro. Son inevitables los diferentes altibajos por los que pasa hasta que sus caminos se unen con los de Verónica, la mujer con la que su marido había tenido una relación durante muchos años y que cuenta con el rostro de Irene Arcos.

El otro problema es que ella misma llega a la conclusión de que su marido estaba enamorado de ambas, un concepto que podrá chocar a algunos espectadores, pero a nivel argumental es uno de los grandes logros de la serie. Pronto somos conscientes de la devoción que sentía por su esposa y se nos va recordando a lo largo del camino en varias ocasiones, pero ‘El embarcadero’ sienta las bases de ese otro romance de forma impecable.

El gran arranque de ‘El embarcadero’

Imagen El Embarcadero

El fortuito encuentro ya parte de una situación que otras series evitarían o no mostrarían con tanta alegría y luego vemos cómo los sentimientos de él van creciendo de forma lógica. Ahí la serie da en la diana diferenciando tanto a las dos mujeres y sus ecosistemas, del ajetreo urbano de Alejandra a la tranquilidad idílica de Verónica, de la necesidad de tener todo bien atado de la primera al espíritu libre de la segunda.

En paralelo se va dejando cierto espacio a otros personajes para encontrar su lugar en la serie, funcionando bastante bien a modo de complemento y quedando la duda de ver si lograrán dar el do de pecho cuando sus respectivas tramas lleguen a otro nivel -recordemos que ‘El embarcadero’ tiene 16 episodios divididos en dos tandas de ocho capítulos, tiempo hay-. Por ahora son eso, un complemento.

Alvaro Morte Embarcadero

Lo que sí me despertó la curiosidad de inicio es que ‘El embarcadero’ lo apostase prácticamente todo a lo emocional, acompañándolo de maravilla en el resto de frentes, pero es que también es un recurso para que los espectadores nos impliquemos más con esos tres personajes, en especial con ellas dos. Ya habrá tiempo de entrar en otros temas, una puerta que ya empieza a abrirse según pasa el tiempo y descubrimos cuál era la realidad diaria de él.

Por ahora, ‘El embarcadero’ consigue atraparnos dibujando esa improbable relación a tres bandas, dándole un sabor genuino en lugar de ser un recurso para crear un inevitable conflicto entre sus dos protagonistas femeninas. De hecho, eso es algo que hasta ahora se ha evitado, intentando mostrar más un acercamiento entre la forma de ver la vida de ambas, pero claro, las dos no son conscientes de quién es la otra…

En definitiva, el arranque de ‘El embarcadero’ es estupendo, estoy deseando saber a dónde nos va a llevar la historia y su trío protagonista está genial. Me queda el miedo de qué sucederá cuando toque mezclar géneros y otros personajes ganen importancia, pero pocas pegas puedo poner a lo que ya he tenido la oportunidad de ver.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio