'From': la serie que propone un misterio como 'Perdidos' con el terror de Stephen King y se ha convertido en el fenómeno sorpresa de HBO Max
Críticas

'From': la serie que propone un misterio como 'Perdidos' con el terror de Stephen King y se ha convertido en el fenómeno sorpresa de HBO Max

From’ ha aparecido por sorpresa en HBO Max, pero ya comenzó a emitirse en USA en febrero de este año con diez episodios que finalizaron la segunda semana de abril. En el momento del estreno nadie esperaba que fuera la sorpresa que resultó ser, un original para EPIX, que aunque toma prestada su trama de varios otros thrillers dignos de mención cimienta la política de la plataforma de crear series de terror con entidad, como demostró la superior ‘Chapelwaite’.

Tenemos un pequeño pueblo sin nombre que parece bastante común a primera vista, aunque un poco anticuado. Cuando cae el atardecer, los peatones se apresuran a volver a casa pasando por edificios descoloridos y jardines cubiertos de maleza, saludando al Sheriff Boyd (Harold Perrineau) mientras camina por las calles tocando una campana. Las personas que conducen por la carretera cercana llegan a un árbol que la bloquea y cuando dan la vuelta, terminan en el pueblo, pero ya después de atravesarlo, dan de nuevo con el mismo árbol.

Todos los que llegan quedan atrapados en la ciudad y por la noche, hay criaturas que salen y te destrozan a menos que estés dentro con un talismán en la pared para mantenerlas fuera. No hay forma de escapar, aunque la gente lo intenta de varias maneras. En el primer episodio, una niña y su madre son atacadas por una señora que entra por la ventana de su habitación, al estilo de ‘Salem’s Lot’, pero el alcance total de la carnicería no será evidente hasta la mañana siguiente, cuando el afligido padre llegue a casa para ver los cuerpos de su familia desgarrados.

Lo primero que sorprende de ‘From’ es que no se corta al mostrar el cuerpo de una niña con sus órganos extraídos y su sangre manchando las paredes casi hasta el techo, ni escatima en lo que a gore se refiere, ni tiene problema en atravesar el tabú de acabar con infantes, en lo que puede atisbarse el primer signo en común con Stephen King, así como un compromiso de la serie con el terror que la diferencia de otros thrillers más ambiguos al afrontar su género. Mientras tanto, conoceremos a la familia Matthews.

The look Like People

La madre, Tabitha, (Catalina Sandino Moreno), el padre Jim (Eion Bailey), la hija adolescente Jessica (Hannah Cheramy) y el hijo pequeño Ethan (Simon Webster) han tropezado con la ciudad mientras estaban perdidos durante un viaje por carretera, y sufren la misma experiencia que todos los demás en la ciudad han vivido en algún momento y se quedan atrapados allí indefinidamente, sirviendo al espectador como guía de esas fases por las que todos están condenados a pasar. Sin embargo hay muchas preguntas por responder.

From 2

Quiénes o qué son los monstruos, de dónde vienen, por qué las personas oyen voces, por qué funcionan los amuletos… hay muchos misterios que y la serie se toma su tiempo para buscar las respuestas que, al igual que su precursor espiritual ‘Perdidos’ (Lost), con la que comparte una estrella (Perrineau) y dos productores ejecutivos (Jack Bender y Jeff Pinkner), parece que va a ir para largo, con la misma táctica irritante de que cada nueva respuesta parece generar solo más preguntas, cuyas respuestas seguramente generarán aún más preguntas.

Hay un flashback en el cuarto episodio a la sangrienta historia de fondo del primer y más antiguo residente de la ciudad, el inquietante Víctor (Scott McCord), que logra un equilibrio ideal entre lo críptico y lo esclarecedor, pero es solo una de las banderas rojas de que lo que se busca es prolongar la historia en varias temporadas. También recuerda a ‘El Bosque’ (2004) de Shyamalan y es casi tan frustrante como la serie que este produjo, ‘Wayward Pines’ (2015), la fórmula es similar pero no exactamente duplicada.

Un camino largo pero con una buena promesa

A juzgar por la valoración de los espectadores, el interés en estos temas de enigmas imposibles no ha disminuido, pero en un nuevo paradigma de series con más entidad, resulta un tanto truco de saldo para mantener el interés a estas alturas. Sin embargo, tiene el as en la manga de contar con intensas secuencias de terror, con la del episodio 5 por encima de las demás, aunque lamentablemente en episodios posteriores se olvida un poco de las mismas, aunque siga funcionando por cómo transmite el miedo a lo desconocido.

También hay tiempo para talismanes, portales, visiones, ilusiones, teorías de hombres de paja, cambiaformas, masacres brutales, delirios y referencias vampíricas, pero es difícil saber a dónde llevan todas estas ideas, y no está claro incluso después de 10 episodios. Quizás la mejor manera de abordarlo es de la misma manera que lo hacen sus personajes, que atraen más por cómo asimilan y reaccionan ante los eventos que por cómo están escritos, y esto es lo que la diferencia de grandes películas como ‘La niebla’ (The Mist, 2007), con la que también puede compararse.

From Epix

El gran problema de ‘From’ es que no tiene buenos diálogos ni conflictos, al margen de su as bajo la manga. Acaba con más misterios de los que comenzamos. Hay giros y vueltas como para mantenerse adictivo, pero tiene más que ver por la curiosidad que por cómo se disfruta episodio a episodio. Hay series de cocción lenta que merecen la pena por su crescendo, pero en este caso sientes que hay una caña con una zanahoria atada a la que nunca se llega mientras pierdes el tiempo y al final resulta solo más potencialmente intrigante que realmente interesante.

Temas
Inicio
Inicio