Compartir
Publicidad
Publicidad

'Hitman', ¿por qué?

'Hitman', ¿por qué?
Guardar
50 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Por qué? Esta pregunta se repetía incansablemente en mi cabeza mientras caminaba ya una vez fuera de la sala, tras haber visto 'Hitman', de Xavier Gens, adaptación cinematográfica del famoso videojuego de Eidos, estrenada en nuestro país el pasado 30 de noviembre. Por primera vez en muchos años, fui el primero en levantarme de la butaca, nada más aparecer los títulos de crédito; estaba como loco por salir de allí. Las manos heladas agarraban el interior de mi chaqueta y mis solitarios pasos resonaban en la calle... ¿Por qué? ¿Por qué tuve que ir a ver semejante producto del demonio? Había otras ofertas y aunque el trailer desprendía mal olor, pensé que podría estar equivocado. Al fin y al cabo, tampoco me apetecía demasiado contemplar las aventuras animadas de una abeja o las cursilerías de una niñera supersexy. A los pocos minutos ya me di cuenta que había elegido mal. Las otras no pueden ser tan horrorosas.

¿Por qué 'Hitman' tiene un argumento tan ridículo? Resulta que una compañía secreta (sin nombre, ni se molestan en pensar semejante tontería) se dedica a entrenar a huérfanos para convertirlos en fríos asesinos a sueldos extremadamente eficientes. Y así nos encontramos con el Agente 47, el protagonista, que es el mejor de todos esos criminales de laboratorio. Pero a algún idiota se le ocurre que lo mejor es traicionarle y por tanto le prepara una trampa mortal. Por supuesto, el Agente 47, el supercrack, matará a todo aquel que se le ponga por delante, se llevará a la impresionante chica del malo y... bah, ¿acaso no sabéis ya el final?

¿Por qué se filma algo como 'Hitman'? No, en serio, no me explico cómo es posible que algo tan malo llegue a estrenarse en todas partes y, por el contrario, haya películas y directores más que interesantes, con cosas que decir, que no tienen hueco en nuestras carteleras. Desde luego, internet nos da voz a muchos, y es una herramienta gloriosa para comunicarnos, pero creo yo que el cine también está para ver productos culturales y de entretenimiento de calidad, no sólo la basura comercial de unos señores con suficientes medios como para costear todos los gastos necesarios para que su producto llegue a todas partes, ya sea una arrogante capital o un pueblo de pastores. Lo siento, no estoy nada de acuerdo con los que dicen que da igual, que en el PC o en la televisión de tu casa se ve igual que en una sala de cine. Ni de coña. Ir al cine es una cosa diferente, preciosa, y desgraciadamente, cada día, los que vamos nos llevamos más palos. Y cuando hablo en plural no me refiero a todos los que hemos visto una película este año. Me refiero a los que estamos al tanto de lo que se estrena cada semana, vemos las películas más destacadas y, por tanto, tenemos todo el derecho y el criterio necesario para opinar sobre cómo está el cine actualmente. Claro, teóricamente y con la sudada carta de la libertad de expresión, cualquiera puede decir que todo es una mierda. Hay quien no se siente mal cuando habla sin criterio. Qué afortunados son.

¿Por qué da la impresión de que Xavier Gens está dirigiendo un videoclip? Pues porque, supongo, es la moda, es lo que gusta hoy día. Conectando con lo anterior, los señores del puro y el dólar necesitan llevar a las masas al cine y eso se consigue dándoles MTV, reality shows, videojuegos, espectáculo inmediato que destroce las retinas. Gens rueda su película sin ninguna pasión, sin encanto alguno, sin talento. Su puesta en escena es lamentable, no aprovecha la cámara en ningún momento para dibujarnos aspectos o sentimientos de los personajes, y consigue que los justitos 95 minutos parezcan 2 horas de interminable mareo y absurdo recorrido fílmico. La única secuencia donde el realizador está más inspirado es cierta pelea sin sentido entre el Agente 47 y tres tipejos acartonados que pretenden matarle. Uno se acuerda mucho de 'Matrix' en esta secuencia pero no deja de ser espectacular y su finalización uno de esos raros momentos en los que llegas a pensar que, quizá, hay motivo para la esperanza y que más adelante, la película va a mejorar. Un poco. Pero no. Se vuelve a hundir.

¿Por qué se pone a Timothy Olyphant al frente de este proyecto? Muchos comentabais que Vin Diesel o Jason Statham eran elecciones mucho más acertadas. No voy a decir que sí a eso, no importa ya lo más mínimo, pero sí diré que Olyphant, para un servidor, es uno de los peores actores que he tenido la mala suerte de soportar en los últimos años. Ojo a esa expresión helada que tiene independientemente de si en la escena ha muerto su madre o, por el contrario, le comentan que han subido el precio del café. Ojo a su voz, tan plana como su expresión corporal. Yo esperaba que su patética labor en 'Jungla de Cristal 4.0' no se repetiría pero en 'Hitman' lo ha vuelto a hacer. Y eso que estoy hablando de una personaje que sólo requería algo de presencia y un poco de carisma en momentos puntuales, nada de recitar de forma creíble un monólogo escrito por Shakespeare. Pero nada, seguirá habiendo gente que le defienda por su interpretación en la serie de televisión (de nuevo la caja tonta) 'Deadwood', de la que, por cierto, he visto algunos episodios y creo que es Ian McShane quien se luce y no Olyphant.

¿Por qué no hay ni un personaje mínimamente convincente en toda la película? Aparte de porque la historia parece escrita por chavales de cinco años, y por la pobre dirección de Gens, es que el reparto es un error mayúsculo de principio a fin. ¿Qué hacen los competentes Robert Knepper y Henry Ian Cusick (de nuevo, la televisón) en esta cosa tan lamentable? A Dougray Scott no le vamos a descubrir ahora, es un actor de la misma calaña que Olyphant, salvados por el físico y sosos como pocos; de todas formas, Scott cuenta con algo más de fortuna a la hora de conseguir que sepamos que se ríe o está triste. La que sí se luce, a su modo, es la preciosa Olga Kurylenko. Su personaje no tiene el más mínimo sentido, como todo lo que rodea y da forma al film, y su único propósito es el de pasearse con la menor ropa posible (sí, hay planos donde va casi totalmente desnuda) para intentar calentar al frío Agente 47. Pero claro, a Olyphant no le cambia la expresión ni aunque la chica, deseosa por cierto de recibir maltratos de todo tipo, se le tire encima como animal en celo.

¿Por qué no recomiendo 'Hitman' a nadie? Pues porque es un maldito bodrio de narices. ¿Acaso no ha quedado claro?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos