'Invasión': una sofisticada serie de Apple TV+ que potencia el drama intenso por encima de la ciencia ficción
Críticas

'Invasión': una sofisticada serie de Apple TV+ que potencia el drama intenso por encima de la ciencia ficción

HOY SE HABLA DE

Se me ocurren pocos subgéneros de la ciencia ficción más trillados que el de la Tierra invadida. La humanidad vs. alienígenas nos ha llevado desde los mismísimos orígenes del género (al menos en su vertiente moderna) proveniente, sin duda, del gusto por las epopeyas épicas y bélicas. Ahora es el turno de 'Invasión', otro cañonazo de Apple TV+ en forma de serie.

Y al igual que los cañones apuntan (al menos los de antaño) sin una precisión demasiado alta pero si aciertan te destrozan, algo parecido pasa con esta serie: visualmente es apabullante, lo acostumbrado con la compañía, pero quizás al lanzar la historia les cuesta algo más dar en la diana.

Esto es porque quizás, David Weil ('Hunters') y Simon Kinberg ('X-Men') intentan abarcar demasiadas tramas en su exploración global de cómo afecta al mundo de a pie una invasión alienígena. Hay desde el principio un desequilibrio en el interés del que le cuesta remontar vuelo. Ojo, no porque no tenga cosas interesantes.

Esto no es la guerra de los mundos

Desde el principio 'Invasión' deja muy claro que lo que le interesa es un dramón más que una "guerra de los mundos" al uso y navegamos por un mar de personajes que son testigos impotentes del caos y de lo que está pasando a lo largo y ancho del mundo. Testigos, además, que viven su propio trauma personal.

Ahí tenemos, por ejemplo, a Sam Neill como un policía a punto de retirarse con cierta crisis existencial o Shioli Kutsuna como una ingeniera de la JASA que atestigua cómo un extraño accidente en el espacio acaba con la vida de su amada.

El ritmo tranquilo, con cierta cojera en los tiempos para intentar encajar la narración de esta media docena de historias, hace que el primer episodio sea una auténtica prueba de fuego como el largo prólogo que es a lo que ha de venir. El guion, algo a brocha gorda, busca transmitir el desasosiego y el hecho de no saber exáctamente qué es lo que está pasando, una sensación que seguirá durante los primeros episodios de la serie.

Al igual que con 'Hunters', Weil impregna de cierta solemnidad a 'Invasión'. Aquí entra en juego una tensión con el espectador en cuanto el cuerpo pide algo más de gancho. Ya no digo giros o mucha más acción, que tampoco le vendría mal a según que tramas, sino en cuanto a evolución y desarrollo de los propios personajes.

Una serie visualmente potente y dramática

Invasion Photo 010202

No en vano son los que llevan todo el peso de la serie y la irregularidad en ese sentido le da mucha pesadez. La trama del matrimonio Malik, en lo personal, me produce sopor. Todo lo contrario que la trama de Mitsuki, que me parece bastante mejor lograda.

Desde luego quien busque en 'Invasión' la gran revolución de la ciencia ficción, se va a llevar una pequeña decepción. Porque la ficción sacrifica su vertiente más propia del género fantástico en favor de realizar un dramón, hermoso, reflexivo y humanista.

En líneas generales 'Invasión' se enmarca claramente en lo que yo catalogo como serie de prestigio por fuera: es sofisticada, visualmente excelente y cocida a fuego lento pero no termina de atinar con la mezcla de ingredientes y su intensidad ondulante.

Temas
Inicio