Publicidad

'La niebla', de Stephen King, miedo de risa

'La niebla', de Stephen King, miedo de risa
41 comentarios

Publicidad

Publicidad

Es bastante habitual que, aunque una película empiece mal, si luego ofrece sus buenos momentos y tiene un final digno, los espectadores se queden con una buena sensación y salgan comedidamente contentos del visionado. En mi caso casi nunca es así. Si durante muchos minutos del principio, lo que estoy viendo me parece malo hasta decir basta o aburrido, por mucho que luego remonte, ya no soy capaz de entrar en la historia y de disfrutar de esos minutos que, sueltos, pueden no ser tan terribles. Puede darse en alguna ocasión, especialmente si lo que llega más tarde resulta que justificaba por qué lo primero era de esa manera. Pero, si no lo justifica, muy bueno tendrá que ser lo que venga después para que perdone lo anterior.

Y, aunque sé que para otras personas, sí; para mí no fue el caso de 'La niebla de Stephen King' ('The Mist', 2007), el título de Frank Darabont que se estrena mañana, 30 de mayo, y que está protagonizada por Marcia Gay Harden, Thomas Jane y Laurie Holden, entre otros. Como sabréis, la película está basada en una novela corta (que en inglés se llaman novellas) de King que cuenta cómo una niebla de origen desconocido ataca a un pueblo. Los protagonistas son los clientes que en el momento del suceso se encuentran haciendo la compra en un supermercado típico de Estados Unidos. Uno de ellos sale del establecimiento y es atrapado por algo. Los demás se parapetarán dentro de la tienda esperando encontrar una solución. Como en cualquier película de catástrofes, un personaje se autoproclamará líder, se formarán grupos que tienen diferentes opiniones, surgirán disputas y saldrán a la luz rencillas… ¿Por dónde empezar? Como acabo de decir que es la adaptación de una novela corta, atacaré por ahí: se nota demasiado que el material era corto y, como no había acontecimientos suficientes, existen muchísimos hechos en el guión de la película que se han incluido para rellenar, pero que no tienen el más mínimo interés. Así, la cinta se hace tediosa con un inicio especialmente lento y vacío. Casi todo lo que hay son conversaciones y cada una de ellas dura muchísimo más de lo necesario.

Los diálogos no sólo son largos de más, también contienen una gran cantidad de filosofía barata que da mucha vergüenza ajena. Lo que podría haber sido interesante es el estudio psicológico y sociológico de ese grupo de personas encerrado mientras soporta una situación de crisis. Pero todo esto se trata de forma torpe y da pie a una sociología de pacotilla. Los personajes son absolutos tópicos y los actores no ayudan nada. Ni siquiera llegué a SPOILER disfrutar de lo que le hacen a la fanática religiosa, pues cuando llega ese momento FIN DEL SPOILER, habían explotado tanto sus tonterías que ya no era ella la que resultaba pesada, sino la película. Además de que durante un tiempo tiene razón en sus predicciones y más bien la conclusión final sobre ella es que exageraba en la forma de proclamar las cosas, pero que no se equivocaba.

Cosas que sí saber hacer King, como dar una explicación basada en la ciencia ficción –en este caso en las diferentes dimensiones—, también son fallidas aquí. El guión está lleno de sinsentidos, por ejemplo, si hubiese tanta niebla, no entraría luz al supermercado. SPOILER Si el ataque viene por el aire, de nada sirve llenar la parte baja del cristal que hace de fachada de sacos de comida, los podrían atacar igualmente. Y lo de que el peligro venga de decisiones estúpidas de los personajes, como el de Chris Owen, que opta por salir de la tienda al principio, es un truco de guión demasiado facilón. FIN DEL SPOILER Los (d)efectos especiales son tan malos que me producen risa.

Puede ser que haya un par de escenas, como la de la farmacia, que aisladas sí den miedo y tengan validez, por eso hacía la reflexión del principio de la crítica. Pero para aceptarlas habría que pasar por alto tantas cosas que en mi caso no pude. Y una vez los elementos teóricamente terroríficos me habían producido tanta risa, ya no podía dejar de reírme con el resto de los ataques. SPOILER El final, efectista donde los haya, quizá es lo que más me disgustó. La actitud de los supervivientes me parece tan absurda e incomprensible que ya ni me da rabia que ocurra lo que ocurre, porque encuentro que han cometido tal estupidez que casi se lo merecen. FIN DEL SPOILER

Ya dije en la crítica de '1408' que de obras de Stephen King han salido películas brillantes y también los peores productos de género que nos podemos encontrar. Incluso en su obra literaria encontramos estos altibajos –cosa normal en alguien tan prolífico y más explicable aún si hacemos caso al rumor de que tiene negros o un estudio que escribe por él—, pero quizá no están tan acusados como en las adaptaciones de sus libros. Pero si para entonces hubiese visto 'La niebla', no me habría quejado tanto de aquella película. Y también si la hubiese visto antes de 'Monstruoso', a la producida por Abrams le habría dado menos varapalos.

En cuanto a la filmografía de Darabont, coincide que tiene una de esas buenas adaptaciones de King: 'Cadena perpetua' que me parece un film grandioso. Pero el resto de su cine, por ejemplo 'The Majestic' o 'La milla verde', no me gusta nada.

De todas maneras, como decía, quien sea más paciente y benevolente puede encontrar que 'La niebla de Stephen King' no es una película tan mala y quizá incluso disfrutarla.

Más información en Blogdecine sobre 'The Mist'.

Otra crítica en Blogdecine | 'La Niebla', serie B con valiosos aciertos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios