Publicidad

'La Ofensa', genial Sean Connery

'La Ofensa', genial Sean Connery
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

A veces, en los comentarios, algunos de vosotros os recomendáis películas los unos a los otros, o me las recomendáis a mí. Incluso, algunos tenéis el valor de pedir mi opinión con respecto a tal o cual título, y ya que mostráis interés hasta ese punto, a partir de ahora, y en la medida de lo posible, intentaré satisfacer algunas de vuestras demandas, sobre todo si son películas que no he visto, o que las tengo lejanas en el recuerdo. He decidido empezar con una por la que me preguntó uno de nuestros lectores más activos, MASP, que lo mismo me suelta que me gusta demasiado John Ford, o me mete caña por no interesarme una película de próximo estreno.

'La Ofensa' de Sidney Lumet es un thriller con una fuerte carga psicológica que nos narra cómo la policía inglesa está desesperada por atrapar a un violador de niñas. Tras encontrar a un sospechoso, éste será duramente interrogado por nuestro personaje principal en un interrogatorio que tendrá graves consecuencias.

Realmente lo más interesante de la película es que no importa quién es el culpable ni la resolución del caso en sí, sino la descripción psicológica del personaje interpretado por Sean Connery, un policía que poco a poco se va autodestruyendo, perdiendo continuamente el control en todo lo que dice (atención a la conversación con su esposa) y hace (atención al interrogatorio). Lumet consigue, y esto puede ser algo tan bueno como malo, despistar al espectador, con una película que en un principio es presentada como un thriller en el que hay que atrapar a un violador, y luego cambiando de tono, se nos presenta un drama personal para volver de nuevo al thriller, pero esta vez centrado en el enfrentamiento entre un policía y un sospechoso a lo largo y ancho de una secuencia en la que muy lentamente vamos cambiando nuestro centro de atención, dejando de lado al posible sospechoso e interesándonos por el personaje central.

El problema de la película es el ritmo que Lumet le infiere a todo el conjunto, resultando éste un poco cansino y rayando el aburrimiento. Se podría decir que la película funciona por bloques, muy claramente diferenciados entre sí, primero tenemos una investigación policial, luego un poco de vida privada, luego una conversación con un superior, y al final el interrogatorio con el sospechoso (todo ello con la consabida técnica del flashback). Cada uno de esos bloques tiene su interés, algunos más y otros menos, pero el repentino cambio de tono que se produce en todos ellos hace que la película se divida, y en conjunto se resienta.

Evidentemente, y como es habitual en el cine de Lumet, los actores están sensacionales. Y por supuesto, brillan con luz propia Sean Connery y Trevor Howard. Connery acababa de salir de la serie de James Bond (aunque aún realizaría un último título años más tarde) y ésta es una de esas películas que demostraron que este actor no se encasilló con el mencionado personaje, algo que muy pocos actores fueron capaces de hacer, y no me refiero únicamente al caso de 007. De hecho, no hay personaje más alejado de la imagen de Bond que el que aquí representa, un policía en apariencia justo, pero que por dentro encierra una enorme maldad, conviertiéndose además en algo patético. Connery está enorme, y él es lo mejor de la película, aunque a su lado también está genial un Trevor Howard que se hace de rogar, ya que su intervención se limita a una sola secuencia, en la que interpreta a un superior de Connery. Una secuencia en la que se demuestra la calidad y buen hacer de los actores ingleses.

Una película pasable, que para un servidor no se encuentra entre lo mejor de Lumet, de quien prefiero mil veces 'Doce Hombres sin Piedad', 'Tarde de Perros', 'Veredicto Final', o sin ir más lejos, 'La Colina', también con Sean Connery y que es mucho más angustiosa que 'La Ofensa'. No obstante, si se quiere disfrutar de interpretaciones de altura, es una muy buena opción. Por último añadir el sorprendente hecho de que Lumet tiene 83 años y no para de trabajar, recientemente ha terminado 'Before the Devil Knows You´re Dead' (sugerente título) y tiene otra en preparación, 'Duets'.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios