Compartir
Publicidad
Publicidad

'Las vidas de Grace', cine social indie

'Las vidas de Grace', cine social indie
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El nombre Destin Cretton puede pasaros desapercibido, pero el joven realizador norteamericano lleva ya casi cinco años haciéndose un nombre en el círculo del cine indie norteamericano desde que ganara en el Festival de Sundance el premio al mejor cortometraje con 'Short Term 12' y dos años después presentará en su sección oficial el largo 'I Am Not a Hipster' (id, 2012). 'Las Vidas de Grace' ('Short Term 12', 2013) es su segundo largometraje y tiene muchos puntos en común con aquel corto que le hizo triunfar en Sundance.

'Las vidas de Grace' ha cosechado premios y alabanzas en diferentes festivales internacionales, incluyendo el Premio del Público en la pasada Seminci de Valladolid. Y es que la cinta tiene todos los ingredientes para convertirse en uno de esos títulos que se ven poco pero que encandilan a quienes los ven, aunque a veces le falte algún que otro empujoncito dramático.

Cine social indie

las_vidas_de_grace2-1.jpg

Grace es una joven de veintitantos años que trabaja como supervisora en un centro de acogida para adolescentes en situación de vulnerabilidad. Le encanta su trabajo y está entregada en cuerpo y alma al cuidado de los chavales. Cuando ingresa en el centro Jayden, una chica inteligente y muy problemática, Grace recordará inevitablemente su propia infancia y pasado conflictivo no resuelto.

Cretton planea sobre el cine social con un drama que si bien habla de niños y adolescentes conflictivos y su necesidad de apoyo, también habla de otra necesidad: la de vencer los traumas del pasado y aprender de ellos para poder seguir adelante. Así, nos muestra a una Grace incómoda en su piel pero segura de sí misma en apariencia que necesita verse reflejada en una adolescente para superar sus traumas y poder avanzar y formar una familia.

Una trama claramente circular –su arranque y final, puede que sean lo mejor de la película–, que aunque queda resuelta, quizás abra demasiadas subtramas en las que no da tiempo de profundizar y deja al espectador con ganas de algo más –alguna de las historias de los niños conflictivos, por ejemplo–. Aún así, lo interesante de la cinta reside en su análisis, no de las causas de los traumas y los abusos y maltratos, sino de cómo superarlos a través de sus relaciones.

El relevo indie

las_vidas_de_grace3.jpg

Aunque en alguna ocasión pueda resultar bastante intensa con situaciones dramáticas facilonas, Cretton crea un balance bastante interesante entre drama, comedia y romance apoyándose en sus dos protagonistas, que se perfilan como el relevo del nuevo cine indie. Por un lado, Brie Larson –vista también en 'Scott Pilgrim contra el mundo' (2010)– que da vida a la contenida Grace y su lucha interior y por otro, John Gallagher Jr. –visto en la genial serie de la HBO 'The Newsroom'–, dando vida al novio de Grace, con una comicidad y romanticismo que equilibra el drama de Grace.

Con sus más y sus menos, 'Las vidas de Grace' termina siendo una agaradable película sobre superar traumas del pasado y aprender de ellos. Una cinta valiente por tratar el tema, a veces tabú, de los adolescente con problemas y los abusos infantiles de una forma natural y sin tapujos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos