Publicidad

'Lejos de Ella', cercana a la grandeza

'Lejos de Ella', cercana a la grandeza
4 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

He leído en alguna parte que Sarah Polley se acerca a Ingmar Bergman en su debut como directora. Puede ser cierto, sobre todo al Bergman de los últimos años. Pero también tiene cosas, quizá menos reconocibles, de Isabel Coixet. Pero dejando a un lado influencias sean del tipo que sean, y dado que cualquier realizador las tiene, Polley ha conseguido una obra propia sin necesidad de que la comparan con películas de otros directores. Un trabajo exquisito de dirección por parte de esta excelente actriz que la descubre como una realizadora a tener muy en cuenta. 'Lejos de Ella' ('Away from Her', 2006) está basada en un relato corto de Alice Munro, 'The Bear Come Over the Mountain', y narra los últimos días de relación de un matrimonio en el que ella empieza a sufrir de alzheimer y tiene que ser ingresada en un centro. Allí él intentará visitarla siempre, e intentará hacer que recuerde su historia de amor. Aunque su argumento pueda tener ciertos parecidos con la floja 'El Diario de Noah', poco se parecen entre sí ambas películas, afortunadamente.

Uno de los mayores aciertos de 'Lejos de Ella' es su pareja protagonista, unos actores totalmente entregados y perfectos físicamente para los personajes. Unos personajes llenos de arrugas, cada una de las cuales es un episodio en su inolvidable historia conjunta, sus alegrías, sus tristezas, sus secretos, sus reproches, sus verdades, sus mentiras. Unos rostros llenos de vida y de dolor, de angustia por todo lo que les está pasando ahora en el tramo final de sus vidas, que uno de los dos olvide cuánto se quisieron, probablemente de lo peor que le pueda pasar a un ser humano. Es absolutamente enternecedor, y a la vez sorprendente y cercano, la encomiable química que existe entre Gordon Pinsent, actor que más bien se especializó en el mundo de la televisión, y una maravillosa y espléndida Julie Christie, para la que Polley escribió expresamente el guión de la película.

Julie Christie, excelente actriz, da un verdadero recital de interpretación a todos los niveles. Uno de esos trabajos en los que vemos un personaje y no una actriz, algo a lo que aspiran todos los actores del mundo. Sus miradas, silencios, risas, dudas, enfados, poses, absolutamente todo en ella es perfecto. Indudablemente es la reina de la función, y una nominación al Oscar está más que asegurada. Es más, me atrevería a decir que será la ganadora al premio a la mejor actriz, que de ser así, sería su segundo Oscar 42 años después de haberlo ganado por 'Darling'.

Sarah Polley dirige con una seguridad envidiable, de esa seguridad que sólo parecen disponer los que llevan años dirigiendo películas. La cámara parece no existir en manos de ella, y con esto no quiero decir que no la sepa utilizar, sino precisamente lo contrario. Además, utiliza en todo su esplendor la técnica de los flashbacks para explicar ciertas cosas importantes del pasado de los protagonistas, y no por el simple hecho de recordar. Impresionante la forma de mostrar cómo él fue infiel con alumnas a las que les daba clases. También la vemos a ella cuando era una joven preciosa, y su rostro se nos presenta varias veces, en contraposición con el actual, cansado y viejo, pero todavía con cierto resplandor en su mirada. A pesar de que pueda haber cierta previsibilidad en algún que otro momento, el film da un giro sorprendente a partir del instante en el que ella es internada en un centro. Una subtrama que aparte de arriesgada, es totalmente coherente con lo que nos están contando, y que nos hace prever que tal vez las cosas no terminen como uno quisiera, sino de una forma más dolorosa.

SPOILERS. La película es principalmente una historia de amor, pero Polley con carácter de denuncia no renuncia a dar alguna que otra colleja a la terrible realidad de nuestro reciente pasado. En la película existe la que probablemente sea la mejor denuncia jamás hecha a la Guerra de Irak. Sentados los protagonistas delante de un televisor, con la enfermedad de ella ya avanzada, dan un noticiario sobre la mencionada Guerra, y en lo que para mí es un alarde de inteligencia a la hora de escribir un buen guión, ella suelta toda entristecida: "¿pero cómo fueron capaces de olvidarse de lo de Vietnam?". Una frase demoledora, coherente con la historia, y toda una declaración de principios. Simple y llanamente impresionante. FIN SPOILERS.

Una magnífica película, nada sensiblera, y muy madura. Una pena lo de su distribución limitada, ya estoy harto de que títulos como éste se distribuyan con cuentagotas. Si aún la proyectan en alguna de vuestras ciudades id corriendo antes de que la retiren, si no, esperad al dvd, o compradlo en amazon, o usad lo que uséis para conseguirla por otro medios. No os arrepentiréis, es de lo mejor de este año que ya termina y con gusto la incluiría entre mis películas favoritas estrenadas durante el 2007.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir