'Madres paralelas': un sentido melodrama con alma de thriller de Pedro Almodóvar donde brilla Penélope Cruz
Críticas

'Madres paralelas': un sentido melodrama con alma de thriller de Pedro Almodóvar donde brilla Penélope Cruz

Pedro Almodóvar es el director español más importante de la historia reciente. No he dicho el mejor, que eso ya es mucho más subjetivo, pero su alcance internacional es indiscutible sin la necesidad del apoyo de Hollywood y cualquiera de sus nuevos trabajos se recibe como todo un acontecimiento, sean obras mayores como 'Dolor y gloria' o títulos menos conseguidos como 'Los amantes pasajeros'.

La duda que quedaba por descubrir con 'Madres paralelas' era si merecería un puesto entre sus mejores trabajos. Su buena acogida en el Festival de Venecia, donde Penélope Cruz se hizo con la Copa Volpi a la mejor actriz, invitaba a ser optimistas con una cinta que finalmente llega a los cines españoles este viernes 8 de octubre. Sin duda, es una buena película, pero no llega a ser una realmente grande.

Un cóctel algo desequilibrado

Como apunto en el título, 'Madres paralelas' es un melodrama con alma de thriller, principalmente por la forma de abordar cómo evoluciona la relación entre dos mujeres que han dado a la luz el mismo día. Incluso fueron compañeras de habitación, llegando a conectar pese a ser dos personas muy diferentes la una de la otra.

A partir de ahí, Almodóvar teje un relato que falla en lo referente al manejo del suspense. Hace ya tiempo que asumí que no consigo nada intentando adelantarme a la historia que me quieran contar, pero las líneas maestras de 'Madres paralelas' son demasiado obvias y hasta cierto punto incluso dan la sensación de estar planteadas así para el lucimiento de Cruz, el gran sostén de la película.

La verdad es que tampoco parece que a 'Madres paralelas' le interese mucho jugar con dicho suspense, ya que Almodóvar prefiere incidir en cómo afecta eso a sus personajes, prestando especial atención a un impecable Cruz. Eso no supone que se olvide del resto, sobre todo de una Milena Smit imprescindible para que la cosa no se venga abajo, pero cierto es también que ocupando un rol más pasivo durante la mayor parte del metraje -algo llamativo si tenemos en cuenta que su personaje busca precisamente hacerse con las riendas de su vida-, compensado con creces por la increíble naturalidad que transmite ella en todo momento.

Madres Paralelas Protagonistas

No obstante, Almodóvar no apuesta por limitarse a un enfoque más característico del melodrama en lo referente a la puesta en escena, donde se alternan momentos más puros -para el tramo final incluso su apuesta por un toque más documental-, intentando potenciar la verdad de lo que sucede, con otros con un mayor toque teatral en los que el melodrama pasa a primer plano.

A veces surge una tercera vía que es la del misterio y que se aplica a todos los niveles, incluso a la banda sonora de Alberto Iglesias. Pienso sobre todo en los momentos en los que se desvelan aspectos clave de la historia, donde se opta por dar una energía diferente a la película, no tanto como un gancho adicional, sino como una especie de refuerzo para resaltar lo difícil que va a resultar lidiar con todo para el personaje de Cruz.

La emoción ante todo

Madres Paralelas Penelope Cruz

Sin embargo, en 'Madres paralelas' lo que realmente importa son las emociones de sus dos protagonistas y cómo va evolucionando su relaci´´on, en la cual se llega a un punto algo cuestionable, hasta llegar a un punto en el que se ponen todas las cartas encima de la mesa.

Incluso entonces, Almodóvar opta por cierta austeridad en lugar de buscar las sobrecargas emocionales. Obviamente, hay cierta explosión a la hora de enfrentarse a la verdad, pero lo más habitual es que las actrices tengan que expresar cómo se encuentran sin expresarlo en palabras, siendo esenciales para establecer la cadencia de la historia.

Obviamente, el trabajo de Almodóvar tras las cámaras también resulta esencial para ello, ya sea estableciendo una estética muy en la línea de su cine más reciente o con el hábil uso de las elipsis para ir sabiendo llevar la historia hacia dónde desea de una forma fluida.

Madres Paralelas Imagen

También es verdad que alrededor de Cruz y Smit hay otros elementos y personajes llamativos que finalmente acaban siendo poco más que complementos de lujo. Por ejemplo, uno se queda con ganas de ver más a los personajes de Rossy de Palma y Aitana Sánchez Gijón, quizá en parte porque añaden una pequeña capa de ligereza que ayuda a que 'Madres paralelas' nunca se dispare en términos dramáticos.

Eso sí, es una lástima que cierta trama introducida en el arranque de la película quede en el olvido durante la mayor parte del metraje. Entiendo que Almodóvar quiere valerse de ella también establecer el inicio y el punto de llegada de la película, pero no tarda en surgir cierta sensación de abandono hacia la misma, algo curioso dando precisamente el tema que aborda.

En resumidas cuentas

Madres Paralelas Escena

'Madres paralelas' no llega a ser una de las obras más destacadas de Almodóvar -puede que su mayor problema en ese sentido haya sido llegar justo después de 'Dolor y gloria'-, pero sí es una propuesta estimulante muy en consonancia de cómo ha ido evolucionando su cine. Luego hay detalles que no terminan de funcionar igual de bien, pero Cruz lo borda, Smit está prácticamente al mismo nivel y su lado más emocional te atrapa, incluso aunque te huelas por dónde te va a querer llevar el cineasta manchego.

Temas
Inicio