Publicidad

'Más Muppets que nunca': Disney+ apuesta por los personajes de Jim Henson con una inofensiva nueva serie improvisada
Críticas

'Más Muppets que nunca': Disney+ apuesta por los personajes de Jim Henson con una inofensiva nueva serie improvisada

Desde que los muppets son Muppets, y de eso hace más medio siglo ya, sus correrías televisivas y cinematográficas siempre han convivido en un extraño terreno entre la excelencia y la apatía. De 'Los teleñecos en el espacio' a 'Los Muppets', seguramente los dos lados de la balanza, también hay sitios para fórmulas televisivas que han corrido mejor o peor suerte. 'Más Muppets que nunca', su nueva serie para Disney+, ejemplifica perfectamente ese terreno de nadie.

Muppets en directo

No es fácil ser un Muppet, y mucho menos tener una serie de éxito. Tras algún que otro intento reciente por reforzar el tirón de unos personajes eternos, como 'Los Teleñecos (The Muppets)', un documental sobre el día a día de su esperado retorno a la gloria, ahora estrenan (mini) serie en la madre de todas las plataformas. Y como casi siempre, el resultado se queda en tierra de nadie.

Con Scooter peleando contra viento, marea y compañeros de felpa con muy malas pulgas, este nuevo show de los Muppets tiene alguna idea novedosa que no termina de estar aprovechada del todo. Para empezar, se trata de un proyecto sin guión que deja espacio a la improvisación por parte de los titiriteros. Scooter intenta transferir a la plataforma cada episodio a través de su ordenador, presentándolo todo a través de un software de videoconferencia muppet.

Hay varios espacios por episodio, siempre los mismos: los secretos de belleza de Peggy, un concurso de televisión, un programa de entrevistas, otro de cocina y uno de ciencias. A priori, la idea es excelente y el formato parece ideal para los Muppets, pero no todos funcionan igual y además la variedad es tan escasa que termina por ser redundante. Y hay pocas cosas en la vida peores que un teleñeco redundante y agotador.

Improvisación light

La mayoría de los espacios no funcionan, con las excepciones del programa de cocina del chef sueco o los locos experimentos del profesor Bunsen y Beaker, verdaderas almas radicales del show y máximos exponentes del espíritu de unos personajes que siguen sin encontrar el sitio que merecen desde que hace casi diez años James Bobin supiera entender a la perfección el juego de estos locos bajitos.

Muppets Now Disney Plus

No sé si se trata de algo hecho a propósito, pero los segmentos de Peggy son aburridos e irritantes, y las premisas no son especialmente atractivas ni brillantes. Los invitados no terminan de resultar interesantes y tampoco parece que ninguno de ellos se sienta especialmente cómodo, aunque hay que reconocer que la entrevista a Seth Rogen con los bebés es realmente divertida.

Todo es extraño en 'Más Muppets que nunca'. Una temporada de media docena de episodios de poco más de veinte minutos hechos con plantilla no parecen ser una apuesta de especial confianza para una tropa que se siente prisionera en su nueva casa. No parece que ninguno de ellos pueda volar libre ni ofrecer nada rompedor, y es especialmente doloroso en un año donde necesitamos de su espíritu más que nunca. De todos modos, la secuela de la película con Jason Segel y la serie de 2015 demostraron que la obra maestra de 2011 pudo ser un afortunado accidente.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio