Compartir
Publicidad

'Pudor': el drama del cine español

'Pudor': el drama del cine español
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay que empezar diciendo que criticar ‘Pudor’ es una de esas cosas difíciles debido al estilo de película que es: grave, dramática, adulta… y a la promoción que se está dando gracias a que uno de los directores es un célebre actor. Por ello será arduo que se acepten observaciones negativas acerca de ella. Siempre se recibirá la consideración de “no has comprendido su drama” o “cuando llegues a esa edad lo entenderás”, etc… Sin embargo, tendré que esforzarme para que me creáis que no son esos los motivos por los que no la he considerado una buena película. Quizá la forma es echar mano de títulos que presentan problemas similares o personajes en edades afines, como por ejemplo, ‘American Beauty’ y decir que sí me gustaron, pero que ‘Pudor’, aunque sus directores hayan querido ir por ahí, no está ni mucho menos a la altura.

Como ya os comenté a la vuelta del Festival de Málaga, ‘Pudor’ supone el debut detrás de la cámara del actor Tristán Ulloa y de su hermano David. Está basada en una novela del joven escritor peruano Santiago Roncagliolo. Se trata de la vida cotidiana de una familia inundada por las desgracias y los problemas. Primero se muere el abuelo, a continuación vemos que la madre se siente hastiada de su vida y poco apreciada en su matrimonio, el padre tiene una enfermedad terminal, la hija adolescente se cuestiona su orientación sexual y el niño pequeño… ¿a que no lo adivináis?... en ocasiones... ve muertos. La acumulación de tantas desdichas en una sola familia es un tanto exagerada no sé si incluso rayando lo inverosímil. Pero concediendo que existan familias así, narrativamente supone un problema, pues el unir tantos conflictos en un mismo guión logra que cada uno de ellos pierda fuerza dramática.

Por otro lado, el tono con el que están retratados los problemas es demasiado grave y dramático, especialmente por causa de un montaje de ritmo ominoso y pesado. Incluso las personas peor tratadas por la vida se plantean de otra manera sus existencias. Esos otros films a los que ‘Pudor’ trata de acercarse, aciertan en encontrar un tono algo más matizado y gracias a eso se alejan del culebrón para lograr un resultado original. ‘Pudor’ no resulta en absoluto novedosa con respecto a infinidad de películas españolas que de forma igual de grave y suntuosa se acercan a las desdichas humanas.

Para crear un drama como éste, hay que basarse en los personajes y precisamente es por este lado por donde más falla esta película que ha intentado centrarse únicamente en el aspecto humano. No se produce la empatía suficiente, los caracteres no muestran ninguna evolución. Lo que les ocurre a la adolescente y al niño quizá es lo más interesante del film. Pero el personaje de la madre, Elvira Mínguez, es el que menos empatía causa de todos ellos y, en mi opinión, Mínguez no es nada adecuada para el papel. Su actuación está muy exagerada y crea más rechazo que identificación.

Admito, eso sí, que la falta de empatía con los personajes puede ser algo un tanto subjetivo y, por ello, no es que deje de recomendar 'Pudor', pues sé que habrá muchas personas a las que podrá gustarle; pero a mí en particular claramente no me llegó y me resultó imperfecta en muchos aspectos.

En la rueda de prensa del Festival de Málaga, estuvieron presentes los hermanos Ulloa, Tristán y David, que se mostraron un tanto decepcionados por la falta de premios que había obtenido su película ‘Pudor’. Elvira Mínguez, que recibió la Biznaga a la mejor actriz, también estaba presente y declaró que “no me lo esperaba para nada. Creo que es de lo premiso que menos me merezco. Se lo merecen ellos [los directores] o los tres. Es un premio de todos y es un empujón” para la película.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio