'The Beta Test': el thriller de Jim Cummings llega a Filmin con su sofisticada y violenta sátira del Hollywood más decadente
Críticas

'The Beta Test': el thriller de Jim Cummings llega a Filmin con su sofisticada y violenta sátira del Hollywood más decadente

Héroe del cortometraje y del actual cine independiente, Jim Cummings presenta su tercer largometraje, 'The Beta Test', en Filmin. Tras dos extraordinarios ejercicios de nihilismo cinematográfico, el director hace equipo con su colega PJ McCabe en una nueva película llena de la habitual misantropía desternillante y estilizada violencia.

Una historia de L.A.

Jim Cummings es un superdotado. A pesar de su empeño en hacer los thrillers menos emocionantes que recuerdo, sus ataques de ansiedad y odio hacia la raza humana llegan a lo más alto en esta especie de úlcera satírico-nihilista de la industria de Hollywood.

Jordan Hines, un exitoso agente de Hollywood a punto de casarse, recibe una carta anónima invitándolo a un misterioso encuentro sexual. Su mundo comenzará a desmoronarse entre terremotos de mentiras y siniestros flujos de datos digitales y una extraña sucesión de crímenes atroces.

No importa que 'The Beta Test' pueda ser, probablemente, su largometraje menos redondo, principalmente porque los otros dos, la genial 'Thunder Road' (también el Filmin) y la deliciosa 'El lobo de Snow Hollow', habían puesto el listón demasiado alto. Prácticamente imposible. Que nadie se alarme: es una película sensacional llena de maldad.

the beta test critica

Y eso da igual porque Cummings sigue siendo un tipo único a la hora de planificar la violencia verbal y, sobre todo, la física. Que el sentido del suspense responda a los códigos de un mal bestseller de piscina es casi necesario para desengrasar una crudeza que remite al Scorsese más salvaje. Pero no solo de malas calles y peores noches vive 'The Beta Test', casi un giallo 2.0 para nuestro oscuro presente.

El genio detrás de 'Thunder Road' ofrece una crisis de la mediana edad entre Bret Easton Ellis y Chuck Palahniuk con un tercer largometraje donde la risa y la angustia van por un camino algo diferente. 'The Besta Test' es cruda, cachonda y seguramente el sueño húmedo americano de los Charlie Sheen o Robert Downey Jr de mediados de los ochenta.

The Beta Test

Como siempre, Cummings presta la misma atención a la fotografía, dirección y montaje su película, y no duda en berrear unos diálogos extremadamente contundentes en medio de Hollywood Boulevard. Así, la industria que muestra el cineasta es una que está dispuesta a todo para sacar el máximo dinero posible de un público adicto a películas que parecen brotar sacadas del mismo molde y que no duda en dar a Tiger Woods un remake de 'El club de los chalados' protagonizado por perros.

The Beta test

Este descenso a los infiernos a través de un mundo que un freak del control ni siquiera es capaz de visualizar es un genial caldo de cultivo para otra excelente interpretación de Jim Cummings, una especie de heredero de Jim Carrey con las ideas tan claras como Clint Eastwood y con un gusto por la transgresión digna de los mayores popes del estilo. Y jamás ofrece nada de manera gratuita.

'The Beta Test' es una película amoral sobre la amoralidad donde todo fluye de una manera tan orgánica y natural que uno no puede menos que empatizar con este psicópata de la industria de Hollywood que se permite el lujo de culpar a 'Entourage' del estatus que estos agentes agresivos ocupan desde hace décadas con o sin Miramax de por medio.

'The Beta Test' estará disponible en Filmin desde el 25 de febrero.

Temas
Inicio