Publicidad

'The Good Place' se despide hasta enero con uno de los mejores episodios de la serie
Críticas

'The Good Place' se despide hasta enero con uno de los mejores episodios de la serie

Publicidad

Publicidad

Quedan apenas cinco episodios para tener que despedirnos para siempre de ‘The Good Place’. Eleanor, Chidi, Michael, Tahani, Jason y Janet nos dirán adiós el próximo 30 de enero. Eso no va a impedir que la serie de NBC -que en España podemos ver en Netflix- se vaya a tomar un pequeño descanso tras el estreno del noveno capítulo de esta cuarta y última temporada, pues habrá que esperar hasta enero para ver el siguiente.

Lo fácil habría sido incidir en la situación límite en la que se encuentran los protagonistas, pero Michael Schur y su equipo de guionistas han optado por ir en otra dirección con un episodio muy emocional centrado por completo en Chidi. También ha sido uno de los mejores de la serie al servir de recordatorio de por qué nos encariñamos con sus protagonistas en una temporada que quizá no haya sido tan brillante como esperábamos pero que ha enderezado el rumbo para volver a alcanzar su versión más inspirada.

A partir de aquí spoilers hasta el episodio 4x09 de la serie

Enderezando el rumbo

Chidi Michael

Seamos sinceros, ‘The Good Place’ no ha exprimido a fondo todo lo relacionado con el experimento llamado a cambiar para siempre el sistema que estaba llevando a todos los humanos al infierno. Los temas éticos y morales que trataba giraban demasiado sobre las mismas ideas, dando la sensación de estar intentando ganar tiempo hasta llegar a lo que realmente interesaba a sus responsables: la decisión de la tronchante jueza interpretada por Maya Rudolph y cómo maniobran los protagonistas para evitar un reboot de la propia humanidad.

Entiendo la posibilidad de que fuera una especie de reflejo del viaje de los protagonistas en la primera temporada -a modo de curiosidad, el décimo episodio de la primera se titulaba ‘La decisión de Chidi’… que va a ser precisamente lo que tenga que hacer en el de ésta-, pero allí el pastel todavía estaba por descubrirse -siendo entonces cuando realmente la serie dio ese paso adelante que la llevó a otro nivel-, mientras que aquí ha dado pie a simpáticos malentendidos como el posible sabotaje con un falso Michael, pero sabía a poco, a que la serie no lo estaba dando todo.

Lo curioso es que con este final de la primera parte de la cuarta temporada se ha demostrado que ni siquiera era necesario avanzar en lo argumental para mostrar las virtudes de la serie. Hasta ahora, Chidi no había sido el que habíamos conocido por motivos obvios y la drástica decisión de devolverle la memoria como última esperanza se ha utilizado para hablarnos de su pasado y de cómo llegó a ser quien era.

Un episodio delicioso

Escena Good Place

Empezando por el gran momento aconsejando a sus padres para que no se divorciasen para luego entrar de lleno en su obsesión por dar con la respuesta adecuada cada todo, el episodio ha funcionado mucho mejor en los pequeños cara a cara con el resto de protagonistas. Incluso Jason ha tenido un consejo para él que sonaba al mismo tiempo lógico e hilarante, pero la clave ha estado en saber ir hilando todo eso para ver ese cambio interno de Chidi que hasta él mismo veía imposible.

Esto a su vez ha servido para reforzar con sencillez y brillantez los lazos que hay entre los protagonistas de la serie, recordándonos lo mucho que nos importa que pueda ser de ellos tras la infinidad de obstáculos que han tenido que ir sorteando por el camino. A su vez ha vuelto a mostrar qué es lo que tanto nos entusiasma de cada uno de ellos a nivel individual, pero está claro que la parte más importante ha sido la asociada a la relación entre Chidi y Eleanor.

Beso

Ya no es solamente por el magnífico detalle de la nota que había dejado Chidi antes de que le borrasen de la memoria, porque el momento en el que Eleanor se lanza hacia Chidi es de una ternura exquisita. Se maneja entonces muy bien la calma de la situación para luego acelerar más en lo referente a las etapas que ha habido en su historia de amor, una de las mejores llevadas de la televisión reciente.

Eso sí, a partir de aquí ‘The Good Place’ no puede dormirse en los laureles. En estos cinco episodios hay primero que resolver un problema monumental que puede que simplemente no tenga una solución, terminar de atar cabos en las historias de todos los personajes, darnos ese cameo antológico que los responsables de la serie nos habían prometido y todo ello sin dejar de lado ese inusual cruce entre comedia y reflexión moral que ha sido el gran apoyo de la serie incluso cuando se atascaba en términos narrativos.

En resumidas cuentas

Por mi parte, creo que ‘The Good Place’ se ha recuperado de todas las dudas que podía haber generado durante un tramo de esta cuarta y última temporada. Y también que ‘La respuesta’ es un episodio que deja con tan buen sabor de boca que no necesita de un cliffhanger loco para dejarnos deseando mas. Esperábamos que nos alimentasen el cerebro o que nos llenasen la boca de risas, pero han preferido abrazarnos el corazón… y lo han hecho de maravilla.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir