Publicidad

'The Mandalorian' 2x07: un intenso episodio que marca una decisión crucial en la vida del protagonista y su misión de rescate
Críticas

'The Mandalorian' 2x07: un intenso episodio que marca una decisión crucial en la vida del protagonista y su misión de rescate

Nos queda una semana de la segunda temporada de 'The Mandalorian' en Disney+ y se nota bastante que estamos ante este tramo final de la temporada. Tras el capítulo anterior con Moff Gideon (Giancarlo Esposito) llevándose a Grogu, nuestro protagonista (Pedro Pascal) emprende el plan de recuperar al joven y, para ello, contará con la ayuda de Cara Dune (Gina Carano) y un importante recluso.

Así, llegamos al 2x07, 'Capítulo 15: El creyente' ('The Believer'), escrito y dirigido por Rick Famuyiwa, responsable de la vibrante 'El prisionero' (1x06) y director de 'El niño'. Una aventura en la que Mando sigue con su equipo Boba Fett (Temuera Morrison), Fennec Shand (Ming-Na Wen) y Cara. La siguiente fase es localizar a Moff y para ello necesitarán la ayuda de un viejo enemigo.

Por cierto, a partir de aquí spoilers

El episodio comienza reclutando a Migs Mayfeld (Bill Burr), quien cumple condena trabajando en un desguace. Para hallar las coordenadas del villano deberán infiltrarse de algún modo en una especie de refinería imperial de rhydonium en Morok. Sus condición de ex imperial hace que controle los protocolos que necesitan para la misión.

Unos intensos 40 minutos aprovechados al límite

Huc2 Ff 003662

Famuyiwa nos trae un episodio de unos cuarenta minutos intensos: Djarin y Mayfeld logran hacerse con un transportador de este volátil combustible para comprobar que los imperiales no son los únicos hostiles. Estamos en tierra ocupada por sus recursos y, como bien dice el recluso, "Nueva república, Imperio, les da igual".

Una nada velada alusión al colonialismo actual e incluso a la situación concreta de países de oriente medio. Algo que se ve aún más evidenciado ante el asalto del transporte por parte de "piratas". En otro contexto hablaríamos de guerrilla, e incluso terrorismo, intentando echar a los invasores.

Así, este trepidante segundo acto nos lleva al intento de asalto y su resolución en una encarnizada lucha que llega hasta las mismas puertas de la refinería. Una vez allí, se abre otro acto y un momento insólito en 'The Mandalorian'.

Cruzando límites para el rescate

Huc2 Ff 003849

Por primera vez, nuestro protagonista se quita el casco en público. No es la primera ocasión que como espectadores vemos la cara de Pedro Pascal, pero sí durante tanto tiempo y en este contexto de estar rodeado de enemigos. Es una escena muy tensa y todos sabemos que algo se va a torcer en cualquier momento, solo hace falta construir ese cuándo.

Siendo algo malpensado diría que así en Disney+ se curan en salud ante las normas que impiden nominar a actores a los que no se les vea la cara. Pero en realidad es un momento mucho más importante del shock que nos podemos llevar inicialmente ante tamaña novedad. Incluso habiendo sido anticipado anteriormente (el cambio de uniforme), no esperábamos que finalmente Djarin atravesara tal límite.

Es un momento relevante por lo que implica. "Mando" siempre ha sido un ortodoxo del Camino del Mandalore... el decidir quitarse el casco en público, ante gente viviente, nos dice hasta qué punto está dispuesto a romper con su filosofía y, definitivamente, su vida anterior para recuperar al niño. Para él es renunciar a un voto. Su, por así decirlo, paternidad latente le está transformando. Aquí se materializa, en hechos concretos, lo mucho que significa para él "Baby Yoda".

Si esta es una excepción o si va a ser más habitual, solo el tiempo lo dirá. De momento el paso lo ha dado en un episodio que sigue la línea espléndida de toda esta temporada 2. Rick Famuyiwa logra ponernos a punto para un final que se antoja épico. A ver qué nos ofrecen.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio