Publicidad

'Turistas', qué bonitas son las aguas brasileñas

'Turistas', qué bonitas son las aguas brasileñas
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Qué bonitas son las aguas brasileñas, qué bonitas algunas brasileñas, qué bonitas las americanas que se piran de vacaciones al Brasil, qué bonitos los americanos que se piran con las americanas al Brasil. Da igual que intenten matarte, da igual que tu autobús se caiga por un terraplén y te quedes en medio de la nada sin ningún tipo de ayuda, da igual que un médico que está como una chota intente darte caza para extraerte el hígado y los riñones... da igual, las playas brasileñas son lo más chachi del mundo, capaces de levantarte la moral si has tenido un día con todos los elementos antes citados. Por lo menos eso es lo que se quita en limpio de los idiotas personajes de 'Turistas', una de las películas que reune a más imbéciles por plano. ¿Es ya un elemento básico en este tipo de films? ¿los protagonistas han de ser necesariamente unos completos retrasados mentales? ¿el espectador no está también harto de que le traten como tal? ¿es tan difícil encontrar a un guionista que escriba un film de terror mínimamente decente? Parece que sí, que sí, que no y que sí..

Da igual a dónde lleves la acción, no engañas a nadie si sirves al espectador un producto tan malo como 'Turistas' lleno de las mismas tonterías de siempre y encima desaprovechando algunos elementos que te proporcionan ese cambio de aires, por así decirlo. La peliculilla nos narra las aventuras, perdón, las vacaciones de unos turistas ingleses y americanos por Brasil. Allí tendrán un accidente inesperado y decidirán quedarse unos días en una playa en la que todo es lo mejor del mundo. De pronto serán atacados por un grupo de gente que quiere matarlos, porque un médico con cara de pocos amigos trafica con órganos humanos. Sumad dos más dos, y obtendréis el resto de la película.

Como dice mi compañera Beatriz en su crítica de la película, lo que está muy claro es que a su director, John Stockwell, le encanta filmar en el agua, tanto en la superificie como bajo ella, y ya no sólo porque su anterior película, la espantosa 'Inmersión Letal' se parezca a ésta en más de una cosa, sino porque la anterior, 'Blue Crush' (ya no recuerdo el título español) se desarrollaba entre olas y cuerpazos femeninos que practicaban el surf. Esa película fue la primera que nos dió a conocer un poco a Kate Bosworth. Asi que lo de Stockwell es una obsesión a la que no termina de sacarle el provecho adecuado, porque aquí tenía una oportunidad de oro para ello. Una buena parte del film se desarrolla en el interior de unas cavernas submarinas en las que algunos de los personajes huyen de los malos de la función. Lo que podría ser una secuencia llena de tensión, no produce más que aburrimiento y provoca bostezos por lo mal filmada que está, ya que su director sólo se ha preocupado de que todo salga muy bonito, y se ha olvidado completamente de crear una atmósfera, al igual que le sucede al resto del film.

Otro de los elementos desaprovechados es la figura del malo maloso de la película, un médico con contradictorios motivos para hacer lo que hace, un personaje que podría haber sido grande si hubiera estado bien dibujado, pero que se queda en patéticamente ridículo sin exprimirlo ni lo más mínimo, desde el principio ya sabemos que es muy, muy malo. Es una pena que estos elementos y algún otro hayan sido despachados en beneficio de un aspecto visual que agrade a la vista, pero incluso la puesta en escena de su director es de lo más impersonal, hasta cuando filma debajo del agua, donde la fotografía es muy bonita pero nada más. Si a esto añadimos que los personajes son, como decía antes, unos completos imbéciles, el desastre es casi completo. Porque las reacciones del grupo de turistas no pueden ser más inverosímiles e idiotas. Al respecto citar cómo se ponen de contentos por ver una playa o una cueva muy chula, a pesar de que las están pasando canutas. No voy a hablar de las interpretaciones de su reparto porque sería perder el tiempo de una forma escandalosa, eso sí, todos son muy guapos y lucen unos cuerpos perfectos, que no tienen ningún pudor en mostrar.

Una película muy mala, que no aporta nada nuevo a lo ya visto en cien mil títulos anteriores, y que ni siquiera eso está tratado con dignidad. En algunos momentos incluso recuerda a 'Hostel', pero no tiene el sentido del humor de aquélla, que no era gran cosa, pero está a años luz de esto. Me temo que este film que hoy se estrena entre nosotros no tiene nada que hacer al lado de la familia amarilla más famosa de todos los tiempos.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir