Compartir
Publicidad
'Vivir sin permiso' es una acertada combinación entre el thriller de narcotraficantes y el drama familiar
Críticas

'Vivir sin permiso' es una acertada combinación entre el thriller de narcotraficantes y el drama familiar

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

En uno de esos movimientos de casi última hora (es decir, esperarse al último momento que estipula la ley para comunicar la programación), Telecinco decidió estrenar anoche 'Vivir sin permiso', su nuevo thriller criminal creado por Aitor Gabilondo ('El Príncipe') sobre una idea de Manuel Rivas.

El que Gabilondo sea creador de 'El Príncipe' ya le avala para escribir una serie sobre narcos. De hecho podríamos decir que 'Vivir sin permiso' hereda muchas cosas de su antecesora, incluyendo la presencia como protagonistas de José Coronado y Álex González. Eso sí, esta vez sus roles serán bastante diferentes.

Coronado es Nemo Bandeira, descrito como el hombre que corta el bacalao en la costa gallega: propietario de una gran empresa de conservas y de una de las constructoras más importantes del país, sus negocios legales son sus métodos para blanquear toda la trama de narcotráfico que ha desplegado durante años. Todo el mundo depende de que obtengan su permiso.

El arrollador comienzo de 'Vivir sin permiso' es un buen ejemplo de cómo presentar todo el entorno y las circunstancias de Nemo. En poco más de cinco minutos sabemos todo lo básico desde a qué se dedica hasta que padece alzheimer incluyendo el árbol genealógico con las típicas manzanas "podridas".

Sin embargo, aunque la presentación me parece magnífica, peca de sobreexpositiva gracias al denso discurso que de Nemo en su fiesta de 60 cumpleaños. Discurso que a ratos parecía más dedicado a sus accionistas que a familiares y amigos. Familia, por cierto, que recibirá la noticia de que serán los sucesores de Nemo a cargo del imperio que sostiene.

Decisión que no se toma nada bien Mario (González), ahijado de Nemo y mano derecha de este que se verá desplazado en el organigrama para seguir siendo un segundón en la empresa. En la fiesta aparece también Lara (Claudia Traisac), que lucha para que puedan desconectar a su madre, antiguo amor de juventud de Nemo de la que es fruto.

Vsp1x01 25

A pesar de que dura hora y veinte, su primer episodio se pasa bastante rápido. 'Vivir sin permiso' tiene un comienzo soberbio: lleno de ritmo, con personajes bien definidos (aunque alguno algo exagerado), buenas localizaciones y un guion bastante vibrante que no se anda con rodeos a la hora de plasmar la situación.

En este comienzo, Aitor Gabilondo logra combinar con muy buen resultado el thriller de narcos al más puro estilo 'Fariña' con un drama familiar. Y lo hace de un modo eficaz, aprovechando lo mejor del método Telecinco de hacer series (incluyendo sí, un romance entre guaperas y alguna que otra traición).

Teniendo en cuenta que este año Telecinco no se ha prodigado en estrenos de "perfil alto" (el único otro estreno del año ha sido 'La verdad', también de Gabilondo), es toda una alegría ver el cuidado que han puesto para que la nueva serie de José Coronado tenga todos los ingredientes para ser la nueva fascinación de sus espectadores.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio