Compartir
Publicidad
Publicidad

Alfred Hitchcock: mis cinco películas favoritas

Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mucha literatura se ha escrito del maestro del suspense, y no quiero ahondar más, pero hoy toca recordarlo de alguna forma, puesto que se cumple el aniversario de su nacimiento. Y como es complicado aportar algo nuevo a un clásico del cine como Alfred Hitchcock, tan estudiado y analizado, pues voy a mojarme y a elegir las cinco películas suyas que más me han gustado y siguen haciéndolo. Porque ese es el gran valor de los clásicos como él. Poder ver y volver a ver sus obras y siempre seguir disfrutando y sintiendo la misma sensación de emoción e intriga.

Y ya que me mojo, entre tantas películas inolvidables, pues lo hago en orden creciente. De la quinta a la primera y que más me ha fascinado y considero su obra sublime. Ni que decir tiene que son sobradamente conocidas, pero no por ello dejan de ser interesantes, ni dejar de estudiar sobre ellas, aprendiendo nuevos datos y conocer algo más a este maestro del séptimo arte (como la lección del vídeo que encabeza la entrada). Vamos a ello.

5ª.- 'La ventana indiscreta' ('Rear Window', 1954). Siendo una producción encajada en el puro entretenimiento, Sir Alfred logró alcanzar una soberbia madurez como narrador, convirtiendo una historia de vouyerismo en una verdadera metáfora, plena de suspense, con un enorme agudeza para tratar un asunto tan peliagudo, pero a la vez fascinante. Además de poder disfrutar de una de las más bellas apariciones de Grace Kelly, también logró que James Stewart brillara a gran altura, su papel de mirón y fotógrafo escayolado es uno de sus mejores trabajos. Interesante, magistral y entretenida de principio a fin. El maestro nos supo convertir en metaespectadores atrapados por su inspiración. Lo mejor: la emoción creciente conforme avanza la historia a la que nos arrastra el protagonista.

4ª.- 'Encadenados' ('Notorius', 1946). Enorme historia de amor con uno de sus más famosos macguffins. Película redonda, que volvió a demostrar que se podía aunar éxito comercial con un resultado artístico impecable. También es cierto que contó con un soberbio guión (de Ben Hecht, ahí es nada), al que supo dotar de imágenes impactantes e imborrables en la memoria del buen cinéfilo. Inolvidables tanto Cary Grant como Ingrid Bergman, que aportaron su dosis de glamour, pero sobre todo una palpable química en pantalla. Lo mejor: el apasionado beso en el balcón del hotel.

3ª.- 'Psicosis' ('Psycho', 1960). Mítica cinta con algunas de las escenas más nombradas, imitadas y admiradas de la historia del cine. Con un presupuesto ridículo, demostró lo que es capaz de hacer sentir, utilizando a otra de sus rubias fetiche (Janet Leight), para acabar con ella de forma cruel a la mitad de la historia (en la prodigiosa escena de la ducha) y hacernos temblar en el resto del relato, en una acertada aproximación al terror y marcado un nuevo camino para el género. Inolvidable de principio a fin, siempre acompañada por una magistral partitura del genial Bernard Herrmann. Lo mejor: Norman Bates (y el fantástico trailer).

2ª.- 'Extraños en un tren' ('Strangers on a train', 1951). Contar como base la intrigante historia de Patricia Highsmith, adaptada por la mano de Raymond Chandler, es ya un material de partida que en manos de un virtuoso cineasta como Hitchcock podía y debía deparar una película interesantísima. No sólo fue así, sino que la mano del maestro supo otorgarle su particular punto de vista, su sello personal, para introducirnos en su particular universo obsesivo a través de la narración (con un fascinante arranque con montaje en paralelo). Las diferencias con la obra original son evidentes, pero a Hitchcock le gustaba planificar al detalle la película en su mente, tanto que, incluso llegó a manifestar, que le aburrían los rodajes. Pero realmente logró un inspirado trabajo, un título capital, con tintes de film noir, lleno de detalles, de planos impactantes y con una atmósfera intrigante y turbadora. Lo mejor: el inicio de la película es de manual de dirección y montaje.

1ª.- 'Vértigo (de entre los muertos)' ('Vertigo', 1958). Aquí tengo que dejar evidencia de mi debilidad, puesto que se trata de una de esas películas que siempre formarán parte de mi memoria cinematográfica y que siempre encabezaría en uno de esos listados de lo mejor de lo mejor. La obra cumbre de Alfred Hitccock, con dos de los mejores personajes que creó (aunque casi todos sus protagonistas siempre fueron magníficos), como son el atormentado Scottie (James Stewart) y la subyugante Madeleine/Judy (Kim Novak). Enorme muestra de sus verdaderas obsesiones, con un fuerte contenido sexual implícito, lleno de referencias fetichistas y turbadoras, utilizando elementos propios del género de suspense, con elementos cuidadísimos, lleno de minuciosidad en el planteamiento (incluso más si cabe que otros títulos famosos del director) que dio como fruto una obra absolutamente fascinante. Por cierto, este año cumplen 50 años de su estreno. Lo mejor: todo, desde los créditos iniciales de Saul Bass, a la banda sonora de Herrmann, o las infinitas lecturas que se pueden extraer.

Más información | Hitchcockwiki

En Blogdecine:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos