"A nadie le hubiese importado una mierda si 'Blonde' se hubiese hecho en 2008". Andrew Dominik rechaza la lectura antiabortista de su película

"A nadie le hubiese importado una mierda si 'Blonde' se hubiese hecho en 2008". Andrew Dominik rechaza la lectura antiabortista de su película
27 comentarios

Para sorpresa de nadie, ya que esto se veía venir de lejos desde que comenzaron a llegar las primeras reacciones desde el circuito de festivales, 'Blonde', la magnífica nueva película de Andrew Dominik, ya está trayendo más cola por motivos extracinematográficos que por su tremenda valía en términos artísticos y narrativos. Porque, ¿en qué clase de mundo viviríamos si no hubiese una polémica semanal —si no diaria— con la que mostrar tu autoridad moral en redes?

La autoridad del autor

En esta ocasión, el falso biopic sobre Marilyn Monroe basado en la novela homónima de Joyce Carol Oates, está siendo objeto de duras críticas por parte de ciertos sectores y personas —algunas de ellas, según pude comprobar ayer, han admitido haber visto sólo "una hora" de las casi tres que dura— que asimilan la ficción con literalidad y que han tildado el largometraje de misógino, antiabortista y de ser poco menos que pornografía del sufrimiento.

Pero no seré yo quien señale el absurdo de todo esto, ya que es mucho mejor que lo haga su propio director, quien, en una entrevista con el medio The Wrap, ha profundizado en los mecanismos discursivos del filme. De este modo, Dominik comienza tildando a su 'Blonde' como una "fantasía de salvación", y lanza un dardo envenenado —con humor, eso sí— a los detractores morales del filme.

"Creo que la película se preocupa un poco más por el significado de Marilyn Monroe un poco más que la realidad documentada, pero creo que la película trata realmente, que todo lo que tiene que ver con Marilyn Monroe, es una especie de fantasía de salvación. Todo está escrito con el sentimiento de 'La entiendo, sólo yo lo hago. Si hubiese estado ahí, esto no hubiese ocurrido'. Lo ves en el libro de Norman Mailer, lo ves en el libro de Gloria Steinem y lo ves en la película 'Blonde'. Y creo que también lo ves en los detractores de la película, porque ellos también están intentando rescatarla. Están intentando salvarla de mí. Pero creo que, cuando tienes el deseo de rescatar a alguien, la persona que más necesita ser rescatada eres tú [ríe]".
asf

Por supuesto, Dominik no ha ignorado el elefante en la habitación, entrando directamente en la polémica abortista derivada de las escenas en las que el feto de Monroe habla a la protagonista preguntándole por qué decidió acabar con su existencia. El cineasta lo tiene claro, la polarización y el clima social actual tienen la culpa de lo que no deja de ser una polémica estéril.

"Lo que dice la película es que ella no está viendo la realidad. Está viendo sus propios miedos y deseos proyectados en el mundo que la rodea. Ves constantemente, una y otra vez, que está reaccionando a una historia que lleva dentro de ella. Y creo que esta especie de deseo de ver 'Blonde' a través del filtro de Roe vs. Wade es porque todos los demás están haciéndolo. Tienen una agenda en la que sienten que las libertades de las mujeres se están poniendo en peligro, y cuando ven 'Blonde', ven al demonio, pero no va sobre eso. Creo que es muy difícil para la gente alejarse de las historias que llevan dentro y ver las cosas por su propia voluntad. Y creo que es eso de lo que va realmente la película. De lo peligros que encierra eso. Pero, ya sabes, para las personas es difícil tener en mente dos cosas al mismo tiempo. Es blanco o negro".
asdf

Además, el máximo responsable de 'Blonde' tiene claro que si su película se hubiese estrenado hace diez o quince años, nada de esto hubiese ocurrido.

"Creo que la película tiene bastantes matices y que es muy compleja, pero la gente está obviamente preocupada por la pérdida de libertades. Pero a nadie le hubiese importado una mierda si hubiese hecho la película en 2008, y probablemente a nadie le importe dentro de cuatro años. Y la película no habrá cambiado. Es sólo por el tipo de cosas que están ocurriendo. No creo que la película sea anti-pro choice [o pro-vida]. No creo que lo sea en absoluto. Y no estoy convencido de que ella quisiera realmente tener un bebé. Creo que tiene sentimientos sobre no tener un bebé".

Por si toda esta explicación no fuese suficiente, Andrew Dominik también desarrolló con algo más de profundidad el factor embarazo en 'Blonde' y sus implicaciones para la historia y su protagonista, dejando claro el cuidado puesto sobre el estudio y creación de su Norma Jane particular.

"Creo que el embarazo es el evento más estresante. Si eres un hijo no deseado, como lo fue ella, entonces creo que el embarazo es extremadamente ambivalente. Por un lado, ella puede rescatarse del cajón teniendo un hijo, así que su gran deseo es deshacer el daño que se le hizo. Pero, por otro, su experiencia del embarazo es su propia madre. Y el hecho de que su madre tuviese a Norma significa que la abandonaron y se volvió loca. Destruyó su vida. Así que siento que Norma está en esta situación horrible en la que está condenada tanto si lo hace como si no. Hay un deseo de tener un bebé, pero también hay miedo, y creo que ese es el principal factor estresante para ella".

Si queréis comprobar por vosotros mismos lo expuesto por Dominik, podéis ver 'Blonde' en Netflix desde el pasado 28 de septiembre y disfrutar de un ejercicio audiovisual e interpretativo entre lo mejor del año.

Temas
Inicio