Publicidad

Muere a los 89 años Robert Evans, legendario productor de 'Chinatown' y 'Marathon Man'

Muere a los 89 años Robert Evans, legendario productor de 'Chinatown' y 'Marathon Man'
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Es posible que la figura de Robert Evans se hiciera popular gracias al documental de culto de 2002 'El chico que conquistó Hollywood', una buena dosis de bambalinas de la Meca del Cine que se convertía en el testamento de uno de los últimos productores "clásicos" de la edad de oro de Hollywood. Aunque de clásico siempre tuvo poco. El legendario productor ha fallecido a los 89 años.

The Kid Stays in the Picture

Robert Evans, auténtico ícono del nuevo Hollywood, fue uno de los productores más memorables e influyentes que jamás haya existido. Nacido en Nueva York en 1930, Evans arrancaría su vida en Hollywood como actor gracias a algunos papeles que nadie recuerda. Considerándose un actor mediocre, se reinventó en Hollywood con la intención de convertirse en productor.

Fue entonces cuando cautivó a Charles Bluhdorn, que nombraría a Evans como vicepresidente a cargo de la producción en Paramount Pictures en un movimiento que hizo temblar los cimientos de la industria. A lo largo de su mandato como jefe de estudio de Paramount, Evans supervisó y fue clave en la producción de éxitos y clásicos del cine como 'La semilla del diablo', 'El padrino', 'Love Story', 'Valor de ley' o 'La conversación', aunque también conoció el fracaso con títulos como 'Trampa 22' o 'El gran Gatsby'.

Rosemarys Baby William Castle Farrow Evans

Evans dio el salto a la producción en solitario en 1974, y lo hizo con una de las películas más importantes de la historia del cine: 'Chinatown'. Sus apuestas, siempre con un alto grado de riesgo, abarcaron desde películas como 'Marathon Man' hasta suicidios potenciales como 'Popeye', y su regreso durante los 90 no salió del todo bien. Evans seguía anclado en otra época, algo que se aprecia en la fallida 'El santo',  aunque hay que reconocer que 'The Phantom: El hombre enmascarado' o 'Jade' son dos títulos deliciosos.

El legado de Robert Evans se afianzó para la eternidad con la publicación de su autobiografía en 1994, 'The Kid Stays in the Picture', que posteriormente sirvió como base para el famoso documental. Precisamente este mismo verano Paramount y Evans separaban sus caminos tras más de cincuenta años de carrera juntos. Descanse en paz el último gran productor legendario de lo que antes conocíamos como Hollywood.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir