Compartir
Publicidad

Quentin Tarantino y Paul Thomas Anderson nos sumergen en 'Érase una vez en... Hollywood' con un podcast imprescindible para cinéfilos

Quentin Tarantino y Paul Thomas Anderson nos sumergen en 'Érase una vez en... Hollywood' con un podcast imprescindible para cinéfilos
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay muchos motivos para odiar internet —las probabilidades de que te salga una úlcera cada vez que abres Twitter son cada vez más altas—, pero cuando nos permite acceder a contenido como el que os traigo a continuación, no podemos más que hincar la rodilla y adorarlo incondicionalmente. Porque no todos los días podemos escuchar a dos titanes como Paul Thomas Anderson y Quentin Tarantino hablando de tú a tú.

Cortesía del podcast 'The Director's Cut', de la Director's Guild of America, podemos disfrutar de media hora de entrevista, conducida por Anderson, en la que Quentin Tarantino se explaya sobre varios aspectos de 'Érase una vez en... Hollywood', dejándonos alguna que otra perla y pistas sobre su modo de concebir y abordar el largometraje. Oro puro.

Con tan sólo la introducción de la entrevista, Paul Thomas Anderson, que ya va por el cuarto visionado de la novena obra de Tarantino, logra condensar prácticamente toda la esencia de 'Érase una vez en... Hollywood': "Una de las cosas que adoro de esta película es la alegría que atesora. Pura alegría, y tus películas siempre tienen la alegría de rodarlas y siempre están llenas de ella, pero aquí hay algo más que nunca habías hecho antes"

Pero no todo son elogios y palmaditas en la espalda, y la pareja de cineastas exploran el proceso creativo de la película. Tarantino afirma que, después de concebir a su atípico dúo de protagonistas y de saber que iban a estar en el entorno de Sharon Tate, lo primero sobre la historia que tuvo claro fue el final. "El resto fue ir hacia atrás para justificar el final".

También aclara que nunca tuvo intención de poner a Cliff y Booth al servicio de una trama melodramática al uso. Más allá de esto, tan sólo quería verles en el día a día de su vida, algo posible gracias a que "los personajes y el entorno son lo suficientemente fuertes como para sostener algo así". Cabe destacar que muchos de los críticos con 'Érase una vez en... Hollywood' centran sus ataques, precisamente, en esta decisión de no optar por una progresión dramática tradicional.

Para finalizar, tras alabar la secuencia del Rancho Spahn y a su reparto, Tarantino aborda uno de los temas más controvertidos del filme: su tratamiento de la figura de Sharon Tate

"Traté de no convertir a Sharon en un personaje de Quentin Tarantino. No quería que Sharon fuese un personaje, quería que fuese la persona que fue. Es tan sólo mi interpretación de la persona que estudié, y me inclino definitivamente hacia el lado brillante y luminoso, pero parece que así era. Si hay otros aspectos que sobre ella no los encontré... era una persona adorable y [el público] consigue una idea de cuál era su espíritu y su vida; de hecho, la ves haciendo cosas que hace la gente en su vida real, haciendo recados, conduciendo el coche... tan sólo cosas mundanas."  

Si domináis el Inglés —Quentin habla igual que conduce el señor Lobo de 'Pulp Fiction': "a toda hostia"—, os recomiendo encarecidamente que deis al botón de play y dejéis que estos dos genios os den vuestra ración de cinefilia diaria condensada en media hora

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio