Publicidad

Lee Tamahori, el último escándalo americano

Lee Tamahori, el último escándalo americano
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

A veces, Hollywood se convierte en un lugar mucho más divertido, extraño, emocionante o retorcido que las películas que produce. Los escándalos acompañan el mundo del cine desde prácticamente el momento en el que Edison proyectó El Beso.

Kenneth Anger, cronista y cineasta maldito para los estándares de la llamada Meca del Cine, recogió algunas de estas historias en su obra monumental, en dos volúmenes, Hollywood Babilonia. A comienzos de la década del 20, el comediante Roscoe "Fatty" Arbuckle fue acusado y acosado por la prensa amarillista de William Randolph Hearts (quien serviría de inspiración a Orson Welles para componer el personaje de Charles Foster Kane), de haber violado con una botella de refresco (o de leche o champaña, según diferentes versiones) y posteriormente asesinado a la joven Virginia Rappé. A pesar de que Arbuckle era inocente, el incidente acabó con su carrera.

Posteriormente, otros conspicuos nombres se han convertido en centro de escándalos y pasajes escabrosos:

  1. Charles Chaplin fue perseguido por evasión de impuestos y acusaciones de pedofilia.
  2. Jean Harlow, señalada públicamente por sus relaciones con la mafia, el suicidio de su segundo marido y sus desnudos a los 17 años,
  3. Error Flyn, bebedor y mujeriego, fue acusado de ser simpatizante Nazi.
  4. Walt Disney fue blanco de críticas cuando hizo de anfitrión de Leni Riefenstahl.
  5. Ingrid Bergman casi fue expulsada de los Estados Unidos cuando se conoció la noticia de su embarazo producto de sus relaciones con Roberto Rossellini (ambos estaban casados, pero no entre sí, desde luego).
  6. Lana Turner se vio envuelta en una tragedia cuando hija Sheryl apuñaló a su novio mafioso —novio de la Turner, queremos decir—, Johnny Stompanato.
  7. El destino le deparaba a Román Polanski el horrendo asesinado de su esposa Sharon Tate y las acusaciones de abuso de menores por las que tuvo que dejar los Estados Unidos.

Más recientemente, Hugh Grant fue atrapado por la policía mientras se lo pasaba en grande en plena calle en compañía de una prostituta, y Winona Ryder fue aprendida in fraganti robando en una tienda por departamentos.

Ciertamente, la lista es larga y casi interminable. Pero todo lo anterior viene a cuento porque hoy se ha conocido el que vendría a ser el último escándalo. El realizador neozelandés Lee Tamahori, autor de la excelente Once were warriors y director de Die another day (de la serie de James Bond), fue arrestado el pasado 8 de enero bajo las acusaciones de prostitución y mendicidad.

Según la nota de prensa, el director de 55 años, estaba vestido de mujer y tocado con una peluca.

¿Cuál será su defensa? ¿Que estaba haciendo una investigación de campo para su próxima película acaso?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios