Compartir
Publicidad

Lizabeth Scott nos ha dejado

Lizabeth Scott nos ha dejado
1 Comentarios
Publicidad

Lizabeth Scott fue uno de los rostros más populares del Film Noir a finales de los años 40, y buena parte de los 50. La actriz, retirada del cine desde hace cuatro décadas, falleció en un centro médico de Los Ángeles el pasado 31 de enero. Tenía 92 años.

Su debut en el cine fue a las órdenes del nunca bien considerado John Farrow, concretamente en 'You Come Along' (1945) —volvería a trabajar con Farrow en 'El soborno' ('The Racket', 1951)—, un drama romántico en el que compartía cartel con Robert Cummings. Al año siguiente ya se adentra en el cine negro con la estupenda 'El extraño amor de Martha Ivers' ('The Strnage Love of Martha Ivers', Lewis Milestone, 1946), en la que comparte pantalla con Barbara Stanwyck, Van Heflin y Kirk Douglas.

Su tercer trabajo es tal vez el más recordado de su filmografía. Una de las cumbres del noir, al lado de Humphrey Bogart, 'Callejón sin salida' ('Dead Reckoning', John Cromwell, 1947), una película también recordada por lo arrebatadoramente guapa que aparecía Scott en ella. Tras la misma llegaron títulos también clave en el género, como 'Pitfall' (id, André De Toth, 1948) o 'Ciudad en sombras' ('Dark City', William Dieterle, 1950).

Incluso, el director con mayor número de película en el cine estaounidense, Allan Dwan, la llamó para el film más prestigioso de su director, 'Filón de plata' ('Silver Lode', 1954). La última aparición de Scott en cine fue al lado de Michael Caine en 'Historias peligrosas' ('Pulp', Michael Hodges, 1972).

Vía | The Hollywood Reporter

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos