Publicidad

La gala sin gala de Miss España

12 comentarios

Publicidad

Publicidad

Casi de casualidad nos hemos enterado de que este fin de semana se ha elegido a la nueva Miss España. El evento no ha tenido ni mucha promoción, ni mucha publicidad, ni mucho jolgorio glamouroso. La gala pudo ser vista en algunos canales autonómicos y locales, los programas del corazón han hecho una breve reseña con el nombre de la ganadora... y poco más. Todo esto me ha llevado a rememorar los tiempos en los que una gala doble retransmitida al más puro estilo eurovisivo nos hacía elucubrar sobre quien sería la guapa oficial del país.

Telecinco tuvo la idea. Me atrevería a decir que no podía haber sido otra cadena. En 1991, como aperitivo a los atracones que nos esperaban a base de eventos olímpicos y de la Expo de Sevilla, la cadena se lió la manta a la cabeza y decidió "inventar" una gala doble para retransmitir un concurso que se celebraba desde 1960. Todo se cuidó al máximo detalle: desfiles coreografiados, eliminatorias lacrimógenas, actuaciones musicales... La buena acogida por parte de la audiencia hizo que la cadena se diera cuenta de que podía convertir el concurso en un nuevo evento nacional, equiparable a las campanadas o a la final del Mundial de fútbol. Había descubierto un filón y no pensaba desaprovecharlo.

Pero el summun (y seguramente el inicio del declive) tuvo lugar en 2003. Hasta entonces, la gala se había celebrado en diferentes lugares de la geografía española. Ese año, se aposentó definitivamente en Marina d'Or. La ciudad de vacaciones consiguió un contrato millonario con la organización de Miss España y se encargó de organizar el acontecimiento con más y más y cada vez más lujo y "sofisticación". Las chicas eran recluídas durante semanas para prepararse, los presentadores se escogían con esmero, entre los jurados había importantes directores de medios de comunicación...

En 2009, Telecinco anunció por sorpresa que no retransmitiría la gala. El contrato con la organización había expirado y no se pensaba renovar. Las razón que se adujo fue que los costes de producción no permitían que el evento resultase rentable para la cadena. Y no es mentira: la última gala de Miss España se había presupuestado en un millón de euros, mientras que en los últimos tres años se habían perdido 800.000 espectadores.

Y no se habló de otras causas. No se comentó nada respecto a los rumores que desde hacía unos años acusaban a la organización de Miss España y sus delegaciones provinciales de mala praxis. Por ejemplo: en 2002, una periodista infiltrada en el concurso denunció que había comprado su corona a golpe de euros. Curiosamente, Marina d'Or también finalizaba en 2008 su contrato, así que (¿así que?) Miss España 2009 se celebró nada más y nada menos que en Cancún. Sólo decir que fue el año de la gripe A y que eso llevó a otro montón de suculentas anécdotas.

Yo echo de menos la gala de Miss España. Me gustaba hacer quinielas sobre quien ganaría. Me encantaba ver los desfiles de los "favorecedores" trajes regionales, de los bañadores, los trajes de noche... Me gustaba la elección de "Miss Pelo Bonito". Y me gustaba la ronda de preguntas en las que las chicas respondían cuánto amaban la paz mundial y que nos brindó ese momentazo televisivo que empieza con... "¿Qué sabes de mi país?"

En ¡Vaya Tele! | Miss fea 2007 en 'Aquí hay tomate'

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios