Publicidad

'Bambi 2', un pequeño complemento

'Bambi 2', un pequeño complemento
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

La Disney hace años que no levanta cabeza en el campo de la animación. Dejemos a un lado su asociación con Pixar, éstos sí unos verdaderos innovadores y unos genios en películas en 3D, los cuales nos han regalado algunas obras maestras. Pero sin esa asociación, cuando la Disney trabaja por su cuenta en la producción de algún largometraje animado, los resultados, de un tiempo a esta parte, dejan bastante que desear ¿Por qué? Quizá porque los tiempos han cambiado bastante, la gente ya no está interesada en ciertas historias, las mismas que hace años emocionaban a millones de espectadores. Pero sobre todo porque la propia productora parece estancada en aquellos tiempos, sin evolucionar lo más mínimo en la forma de narrar, para que las nuevas generaciones disfruten como las de antes.

Quizá por eso se han quitado de la maga este 'Bambi 2', volviendo así sobre una de las inmortales películas de la casa. Pero más que una segunda parte, en el sentido literal del término, esto es una especie de complemento a la anterior película, ya que la acción se sitúa justo después de que la madre de Bambi muera. Nuestro cervatillo favorito vuelve a encontrarse con todos sus amigos, y esta vez conocerá más a fondo a su padre, quien sólo quiere que su hijo sea un ciervo modelo. Los malos siguen siendo los cazadores de turno, y también tenemos a un personaje incordio, un cervatillo chulito y gilipollas, que se enfrentará a Bambi. Poco más hay.

Todo ello adornado con el típico envoltorio de la casa. Música bonita, y alguna canción empalagosa. Historia simple, muy simple, y destinado a un público muy concreto: los niños. Aunque claro, los niños de ahora no son los mismos que hace 60 años. La película falla en prácticamente todas sus propuestas, y aunque no llega a ser uno de estos films en los que te echas las manos a la cabeza por lo malos que son, lo cierto es que no hay demasiadas cosas destacables, y las que hay no son para tirar cohetes.

Evidentemente, se le agradece su tono amable y sin pretensiones, no podía ser menos viniendo de un film de animación clásica en dos dimensiones. Intenta recuperar la magia de antaño con los mismos personajes, y sin embargo el resultado es bien distinto, puesto que con las intenciones no llega. Esos mismos personajes que hace una eternidad nos hicieron reir y llorar, aquí parecen esquemas simplificados, puestos cada uno con una sola función, la de hacer reir, y creedme que la risa es algo que no asoma ni de lejos en esta película. Si acaso la sonrisa, y en muy contadas ocasiones.

Por otro lado la historia no engancha ni tiene la fuerza suficiente, y eso a pesar de que se quieren transmitir grandes valores, como el amor de la familia o la amistad. Algo loable, por supuesto y muy manido en las películas de la Disney. Pero debido a una realización plana y sin pasión, dichos valores no significan casi nada para el espectador, quien los reconoce, pero le da igual.

Una pena. No han debido volver sobre los pasos de la gran 'Bambi'. Lo han hecho pensando que tal vez repetirían el éxito, parovechando una época de tantas segundas partes y tantos remakes. Pero les ha salido el tiro por la culata. Floja película.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios