Compartir
Publicidad

Estrenos de la Semana | 29 de Septiembre

Estrenos de la Semana | 29 de Septiembre
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La claustrofóbica y mística experiencia de dos agentes de la Autoridad Portuaria de Nueva York sepultados bajo los escombros del World Trade Center; la inquietante travesía de una niña de 12 años que quiere ser madre; una comedia pantagruélica; un thriller con un atribulado boxeador como protagonista; una ácida comedia sobre las relaciones entre padres e hijos y la historia de un hombre que encuentra un mando a distancia capaz de cambiar el curso de su vida, son algunas de las propuestas que integran la oferta cinematográfica esta semana. World Trade Center, de Oliver Stone. Uno de los directores más provocadores de Hollywood declara una tregua en su guerra al establishment para rendirle tributo a los caídos y a los héroes de los ataques terroristas contra las torres gemelas del World Trade Center, el 11 de septiembre de 2001. Protagonizada por Nicolas Cage, el filme le ha ganado al director la simpatía de quienes ayer fueron sus más acérrimos críticos: hasta dan la impresión de haberle perdonado su Comandante. En algún momento, aparece Jesucristo (no, no estoy hablando metafóricamente de Fidel Castro, me refiero a World Trade Center, donde uno de sus protagonistas tiene una experiencia místico religiosa).

Palindromos
Palíndromos, de Todd Solondz. En las antípodas políticas de World Trade Center bien pudiera ubicarse este filme del siempre vitriólico Todd Solondz. Aviva tiene sólo 12 años y quiere ser madre. Para lograr su cometido, huye de su hogar y se embarca en una travesía que le llevará a explorar el lado oscuro del American Dream. El personaje de Aviva es interpretado por siete diferentes actrices (de diferentes edades y componentes étnicos) y un joven actor. Tan retorcida como un Mago de Oz protagonizado por Michael Jackson (sí, ya sé que esa existe, pero esta es peor).

Click, de Frank Coraci. Protagonizada por Adam Sandler, lo que acaso explica todo. Sandler recibe un mando a distancia capaz de controlar el tiempo. Como quiera que el artilugio va a parar a manos de Sandler, pues comienzan a suceder ese tipo de cosas típicas de las películas de Sandler. Al final, supongo, todo termina como en las películas de Sandler.

Xxl
Chica XXL, de Nnegest Likké. De esta sí que no tenía la menor noticia y, al leer el nombre de su ¿director? ¿directora?, en un principio pensé que podía tratarse de una de esas comedias nórdicas que se cuelan en las carteleras inadvertidamente y que, si no resultan una joya, al menos se agradecen. Pero no, resulta que es un filme estadounidense sobre dos, digamos, fornidas chicas, obsesionadas por encontrar el amor en un mundo que celebra la delgadez extrema como el patrón ideal de belleza. Muy apropiadamente se estrena justo después de la Pasarela Cibeles y del escándalo de la (magra) masa corporal de las modelos.

Mother of Mine, de Klaus Harö. Esta sí es nórdica, filandesa, para ser exactos, pero si nos atenemos a su sinopsis, de comedia no tendrá ni un chiste. El filme cuenta la historia de Eero, un niño que es enviado a Suecia por su madre, para ponerle a salvo de los horrores de la II Guerra Mundial. Allí será adoptado por Signe quien, sinopsis mediante, le abre las puertas de su casa, mas no las de su corazón. Promete un final regado por copiosas lágrimas.

Vete-De-Mi
Vete de mí, de Víctor García León. Esta película protagonizada por Juan Diego y Juan Diego Botto ha emergido con muy buenas críticas del Festival de Donostia San Sebastián que cierra hoy. Ha sido descrita como una ácida comedia que gira en torno a las relaciones entre padres e hijos. Sí, sé que suena a una de Disney para toda la familia, pero no es así. Puede dar alguna sorpresa esta noche en San Sebastián.

Neil Young: Heart of Gold, de Jonathan Demme. El recordado realizador de The Silence of the Lambs y Philadelphia siempre tuvo lo suyo para la dirección de documentales y musicales y, especialmente, de documentales musicales. ¿Se acuerdan de Stop Making Sense?. Bueno, esta vez su "objeto de estudio" no es otro que el legendario Neil Young. Ya con eso basta, mejor recomendación no se me ocurre.

Distancia
La Distancia, de Iñaki Dorronsoro. Daniel, el protagonista de La Distancia, es un boxeador más o menos mediocre, pues es de esos que, una vez en el ringside, en vez de atacar a su oponente, se dedica a defenderse. Con razón nunca ha ganado ningún título. Como suele sucederle a esta clase de boxeadores, termina involucrado en un crimen y, de paso, medio enredado con uno de esos típicos policías corruptos que no aceptan su homosexualidad. Después de dar con sus huesos a la cárcel, Daniel asesina a un colega y después se enamora de su viuda (la viuda del colega, quiero decir). La culpa y la lujuria siempre hacen un buen cóctel. Todas estas circunstancias influirán en el carácter y en la forma de boxear de Daniel. No sé por qué esto me suena a Rocky meets Monster's Ball. En fin.

Lo que sé de Lola, de Javier Rebollo. Mi colega Beatriz Pérez-Moreno ha escrito sobre esta película. Ella lo hace mejor de lo que yo pueda hacerlo jamás. Además, ella ya la ha visto. Yo no.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio