'No mires arriba' casi tiene otro final: así era la otra escena post-créditos que se rodó pero fue descartada

'No mires arriba' casi tiene otro final: así era la otra escena post-créditos que se rodó pero fue descartada
18 comentarios

Netflix ha conseguido un nuevo bombazo con 'No mires arriba'. La película protagonizada por Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence está arrasando y poco a poco vamos conociendo nuevos detalles sobre ella. Adam McKay, su director y guionista, comentó en profundidad su desenlace hace bien poco, pero es que además también desveló que una de las historias estuvo a punto de tener un final diferente.

Cuidado con los SPOILERS a partir de aquí

Los que hayáis visto ya la película recordaréis que la primera escena post-créditos se centra en los personajes que lograron escapar con vida de la Tierra. Pero final feliz no tienen precisamente, ya que un bronteroc devora a la presidenta interpretada por Meryl Streep, dándose a entender que es el mismo destino que espera a los demás. Sin embargo, ese no era el plan inicial, tal y como ha explicado el propio McKay:

El final original era "Vamos a construir nuestras casas" y entonces alguien dice "La cápsula que transportaba a los trabajadores ha explotado". El personaje de Mark Rylance reaccionaba así: "Daré 1.000 millones de dólares a quien me construya una casa". Y el tipo a su lado decía "Yo daré 2000 millones". Y entonces nos dábamos cuenta de que todos eran milmillonarios. Seguían en plan "¡Yo daré 5.000 millones!", "¡10.000 millones!" Y lo dejábamos así.

Vamos, una forma diferente de decir que su futuro no es nada halagüeño, porque nada hace pensar que ninguno quiera esforzarse por conseguir salir adelante en una situación comprometida. El motivo de su descarte, que llegó a última hora porque hasta se rodó, fue que en cierto momento poco menos que se improvisó que el personaje de Streep quería saber cómo iba a morir y a partir de ahí surgió la escena post-créditos que acabó formando parte de 'No mires arriba'.

Por mi parte creo que fue un acierto sustituirlo, ya que puede que venga a contar lo mismo de otra forma, pero el toque absurdo de molestarse en diseñar una criatura solamente para que se acaben zampando a personajes marcados por su egoísmo es un acto de justicia poética. ¿Vosotros también preferís la que hemos visto en la película o esta otra que se acabó quedando fuera?

Temas
Inicio