Compartir
Publicidad

'Bosque de Sombras', absurda violencia

'Bosque de Sombras', absurda violencia
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este viernes 16 de febrero se estrena en España 'Bosque de Sombras', el primer largometraje de Koldo Serra, con un reparto internacional muy llamativo encabezado por el gran Gary Oldman. La película pudo verse en un pase especial, sorpresa (tú vas sin saber la película que te van a proyectar, un peligro para quien pague los más de 7 euros que vale la entrada), durante el pasado festival de Sitges al que un servidor asistió gracias a Blogdecine; en ese pase tuvimos la suerte de escuchar al propio Serra explicando algo de la producción del film y de cómo consiguió a gente como Oldman (supongo que en el DVD se comentará esto y mucho más). Su película parte de un argumento interesante, pero el desarrollo va destapando lagunas del guión y aunque Serra consigue algunos momentos de gran fuerza visual, el resultado final no es satisfactorio, quedando un producto herido que no consigue levantarse. Dicho esto, soy el primero en recomendar ir a verla, no es una película común en este país y merece esa oportunidad que damos por sentado para las obras indutriales norteamericanas.

'Bosque de Sombras' nos sitúa en un genérico norte de España, a finales de los 70, en el verano más cálido de los últimos años. Norman y Lucy son un matrimonio inglés que no atraviesa su mejor momento. Unas vacaciones junto a unos amigos, Paul e Isabel pasa por ser la solución. Alejados de Londres, lo que se presenta como un idílico fin de semana de naturaleza y caza en el caserío recién comprado por Paul, no acabará como ellos hubieran deseado. El choque cultural con los lugareños encabezados por Paco y el encuentro fortuíto de una casa abandonada, desencadenará una espiral de violencia entre ellos. He titulado la crítica como "absurda violencia" porque, como ya se suponía al ver el trailer y leer la sinopsis, la película es dura y contiene pocas concesiones al espectador, incluyendo algunas escenas violentas que logran incomodar, sobre todo una escena de violación que sufre el personaje de Virgine Ledoyen; pero, y sobre todo en este caso, la mayor parte de la violencia es tan gratuita como bastante absurda. No resulta nada convincente todo lo que se hacen los personajes a base de fuerza y escopeta. En absoluto es creíble ese huracán de violencia que se desata a partir de la mitad de la película. Sí, de acuerdo, las gentes de los pueblos pueden ser la hostia de brutos, pero de ahí a violar a una mujer por el mero hecho de que le sale de... las narices, pues hay un largo camino. Cuando empiezan a disparar, en serio, te quedas con una cara de "pero bueno, ¿esto a qué viene?". Desde luego, la violencia anima la película, pero aparece de la nada y justificada de una forma nada convincente. Al margen dejo el tema de la niña que se encuentran los protagonistas, algo sacado de la manga del guionista y que no se aprovecha para mucho, salvo para acelerar la sangre (fácilmente) a los violentos camperos-cazadores.

Sin duda, lo que más llama la atención de 'Bosque de Sombras' (que me perdone Serra) es su reparto, compuesto por actores españoles de renombre y actores internacionales de mayor renombre aún. Como dije antes, destaca sobre el resto (por méritos propios) Gary Oldman, quien no necesita presentación por ser uno de los actores más importantes de nuestro tiempo. Oldman cumple con lo que se podía esperar de él y mucho más, porque a ver quién es el listo que no duda cuando le oye hablar en español sobre la formación en este campo del actor; Viggo Mortensen quedaría totalmente en ridículo si comparáramos su acento con el que logra Oldman en 'Bosque de Sombras' (pero bueno, me diréis, con razón, es que Oldman es un gigante al lado de Mortensen, de acuerdo). Aparte de este detalle (importante, porque hay que entender al actor y la preparación del papel es un factor clave, ¿o no?), Oldman está inmenso en todo momento, logrando que el espectador se ponga de su parte automáticamente y consiguendo momentos realmente para el recuerdo (no puedo decir uno en concreto, pero hay por ahí un poster en inglés que desvela la mejor escena del actor). Sin duda, lo mejor de la película. Pero ahí tengo que mencionar también a Lluis Homar, impecable, otro que llena la pantalla y cuando la comparte con Oldman es cuando la película alcanza su mayor nivel. A Homar le quedará una escena cercana al desenlace (de nuevo no puedo hablar) que a más de uno le recordará a muchos otros filmes por la lluvia pero no sería justo negar a Serra que logra un clímax sensacional (desgraciadamente, la resolución del mismo es bastante decepcionante). Por otra parte, tenemos a Paddy Considine, que al lado de los dos que he mencionado queda aún peor de lo que hace realmente; su labor podría resumirse diciendo que está muy soso y que no logra transmitir lo que se espera de su personaje, con mayor importancia de lo que parece en un principio. En cuanto a las dos chicas, ambas guapísimas, Aitana Sánchez-Gijón y Virginie Ledoyen, decir que parece que estén para lucir su (estupendo) tipo. Prueba de ello es una escena totalmente gratuita en la que las dos se dan un baño en medio del bosque y vemos cómo se desnudan; una escena insertada con calzador y sin ningún valor salvo el deleite para la vista de todo espectador masculino (gracias, Serra).

'Bosque de Sombras' es una película fallida, en un gran intento que no funciona, absurda por momentos, muerta desde el defectuoso guión (el guión que deja ver el film, claro, el escrito no lo he leído) pero animada y casi puesta resucitada gloriosamente gracias a los excelentes Gary Oldman y Lluis Homar, y a la contenida y sutil dirección de Koldo Serra, a quien desde luego se le desea lo mejor para su segundo largometraje, que esperemos no tarde en llegar. Contando con la suerte de un guión mejor construido y un reparto donde prime más la calidad que el nombre, Serra se superará. Aquí esperamos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados