Cómo se mata una revolución: llega a HBO Max un potente thriller de esencia setentera con dos Óscar y el director de la saga 'Black Panther' en la producción
HBO

Cómo se mata una revolución: llega a HBO Max un potente thriller de esencia setentera con dos Óscar y el director de la saga 'Black Panther' en la producción

Que Ryan Coogler haya tenido éxitos en sus aventuras dentro del blockbuster como 'Creed' o 'Black Panther: Wakanda Forever' tiene su lado positivo, dando vida y cierta personalidad a esa clase de producciones. Pero también nos ha privado de ver qué más podría habernos ofrecido tras 'Fruitvale Station' que no sea una franquicia, quizá desarrollando algunas películas originales con algo de ambición de cine adulto.

Nunca lo sabremos, pero es divertido fantasearlo cuando su nombre aparece como productor de esa clase de películas, que cede a otros como Shaka King. Es el caso concreto de 'Judas y el mesías negro', un potente thriller que estuvo en la órbita de premios como los Oscar aunque sus valores la hacen perfectamente apta para fuera de esos circuitos. Su llegada a HBO Max es oportunidad perfecta para corroborarlo.

El poder en acción

La película dio a Daniel Kaluuya un Premio Oscar por su manera de interpretar a Fred Hampton, el inspirador líder y activista negro forjado dentro de las Panteras Negras. Su figura domina el relato, aunque toma la perspectiva del personaje que interpreta Lakeith Stanfield, un delincuente que se convierte en agente infiltrado del FBI para colaborar en la investigación contra la organización y contra Hampton.

Una demoledora y triste historia que muestra los extremos de las fuerzas de seguridad gubernamentales a la hora de intentar acallar las revoluciones y preservar el status quo. La película lo cuenta de manera trepidante, alejada de las convenciones del biopic y rezumando más espíritu de thriller puro y negro de los setenta, convirtiéndola un poco en rara avis entre las nominadas a Mejor película de aquel año.

Quitando la temática, es una película que perfectamente encajaría en un Sidney Lumet o en alguno de otros maestros artesanos que contaban con más facilidades para hacer estas películas en la era del Nuevo Hollywood. Ahora, esta película queda como uno de esos pequeños amagos hacia el cine adulto que quedan relegados al periodo festivalero para tener relevancia.

'Judas y el mesías negro': thriller urgente y protagonistas eléctricos

Pero hay muchos más motivos para verla fuera de ese contexto. La dirección de Shaka King resulta muy eficaz y contundente, además de sobria con sus cuidados detalles visuales. También brilla en una dirección de actores notable, que permite a Kaluuya y Stanfield formar un dúo eléctrico que no puedes dejar de ver en cuanto asoman en pantalla y los reafirma como dos de las estrellas del momento.

La rabia con la que decide contar esta historia de anti-rebelión, de tibiezas morales y colaboracionismo, resulta en una película cargada de urgencia que reclama continuamente tu atención. Quitando algunos baches de ritmo, 'Judas y el mesías negro' se erige como una producción notable, contando cosas que deben ser conocidas sin dejar de parecer una película. Electrizante.

Temas
Inicio