Compartir
Publicidad

'Águila Roja' regresa con mucha fuerza

'Águila Roja' regresa con mucha fuerza
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer volvió a las pantallas una de las series de mayor tirón del panorama de la ficción nacional. En una etapa en la que la ficción patria se encuentra en un claro bache, es un gusto comprobar que aún hay historias que enganchan al espectador. 'Águila Roja' es esa serie que rompió esquemas en su momento, apostando por una muy arriesgada ficción de época (algo poco visto hasta el momento) y por una historia con un héroe al estilo más clásico: un guerrero que lucha por el bien, un enmascarado con una doble vida. Cuánto tiene que agradecer la ficción nacional al atrevimiento que tuvo Globomedia y TVE, y cuánto tiene que agradecerle también esta serie a su público: se esperaba un buen arranque para el estreno de su quinta temporada, pero el dato de 26,9% y más de cinco millones de espectadores debe ser más que satisfactorio para todos los implicados.

¿Y a nivel de argumento, de personajes, de tramas? ¿Cómo regresó esta 'Águila Roja' que también sufrió una "congelación" por causa de la crisis? Pues hemos de decir que con muy buena salud. Tuvo un arranque estupendo con un capítulo emocionante y muy entretenido. A la altura de las expectativas, que augura una temporada llena de momentos álgidos.

La trama troncal estuvo presente con el elemento del Santo Grial. Un envenenamiento a un niño (con esa valentía que ha demostrado muchas veces esta serie de no evitar estos momentos más duros que confieren seriedad a la ficción) lanzó la trama hacia una historia de acción en la que los hombres del Cardenal Mendoza (cómo me gusta también que el malo absoluto sea un miembro de la curia) amenazaron la vida de Alonso. Esta trama nos dejó uno de los momentos más destacados del capítulo, con ese Satur en pleno arrebato "místico", reviviendo la última cena y decidiendo no destruir el cáliz. El Santo Grial es el elemento perfecto para hacer avanzar la historia familiar de Gonzalo, además, ese mensaje secreto que contenía nos hace vislumbrar una nueva trama para esta temporada: la búsqueda del tesoro de los templarios, y un conflicto que también se sembró, la codicia de Satur.

Elementos heterogéneos para enganchar desde el minuto uno

aguilarojaquintatemp
Algunas imágenes de esta quinta temporada

Esos momentos duros que comentábamos en el párrafo anterior son una de las señas de identidad de la serie y algo que personalmente agradezco en una ficción nacional, hace que una serie sea más oscura y más adulta. La escena de la trepanación del comisario estuvo en esa línea, si bien no alcanzo a saber si este momento fue tratado con verismo y era posible una operacion así en la época, sí he decir que me encantó ese toque un poquito gore de la acción. Algo que hiló a posteriori con el elemento familiar que estuvo muy presente en todas las tramas y que, en este caso, vinculó a la marquesa Lucrecia (uno de mis personajes favoritos) y a Nuño, con unos momentos muy emotivos que resultan más interesantes cuando los protagonizan estos personajes por lo habitual tan fríos.

LLegados a este punto, me gustaría hacer referencia a la estupenda combinación de géneros que logra esta serie, si bien antes hablábamos de la dureza de algunas acciones (con otro momento muy tremendo como fue el castigo a las manos de la cocinera), tampoco podemos perder de vista los elementos más humorísticos y de descarga. Satur y Catalina son los dos personajes que suelen llevar este peso a sus espaldas. Está claro que Satur es uno de los personajes más importantes (para mí, la clave de que muchas tramas funcionen), y la presencia de este "ayudante torpe" ayuda a levantar cualquier secuencia con una sola de sus réplicas. Pero también Catalina, con su naturalidad y gracejo tiene un peso bárbaro. Estos dos personajes funcionan como un tiro, gracias, entre otras cosas, a la magnífica interpretación que realizan Javier Gutiérrez y Pepa Aniorte.

Y qué decir de los decorados, la iluminación, el vestuario, la fotografía, las secuencias en exteriores, las coreografías de acción... una vez más, la gente de Globomedia demostró la calidad técnica con la que puede vestir sus producciones, algo más que fundamental para que una historia como ésta no chirríe. Así que 'Águila Roja' volvió, por todo lo alto, algo de lo que debemos alegrarnos todos los fans de la ficción nacional. Esperemos que la temporada continúe con este mismo brío.

En ¡Vaya Tele! | 'Águila Roja', la resistencia del héroe

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio