Compartir
Publicidad

'Los misterios de Laura', una serie que reclama continuación

'Los misterios de Laura', una serie que reclama continuación
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Transcurrieron las trece semanas necesarias para que 'Los misterios de Laura' viese completada su tercera temporada y la ficción de La 1 cerró anoche un nuevo bloque con la incertidumbre de saber si se trataba de un hasta luego o de un adiós definitivo. Hasta la emisión de su último episodio, la cadena pública aún no se ha pronunciado sobre el futuro de 'Los misterios de Laura', algo ilógico si tenemos en cuenta la necesidad que en ocasiones le surge a la audiencia de conocer si su serie favorita tendrá vida más allá de la temporada en la que se encuentra inmersa.

Es cierto que 'Los misterios de Laura' no ha tenido una audiencia para tirar cohetes, y que buena parte de los espectadores han abandonado la serie después de un injustificable retraso en la emisión de la nueva temporada, debido a las decisiones de los responsables del ente público. Este hecho ha afectado al seguimiento que han tenido las aventuras de Laura Lebrel, aunque, a su favor, la serie puede estar orgullosa de haber superado la media de la cadena pública y obtener un público fiel que se ha mantenido por encima de los dos millones de espectadores. Algo que, para el maltrato que ha recibido su emisión, no está nada mal.

Hablaremos más tarde de las posibilidades que tiene de renovar 'Los misterios de Laura' tras el último capítulo emitido, que ponía el broche a una temporada a la que le podíamos poner el mismo título que eligió mi compañero David Pastrana para comentar la segunda temporada. Él hablaba de la fidelidad del estilo que había adquirido 'Los misterios de Laura' y, sin embargo, esa motivación que tenían los responsables de la serie para seguir ofreciendo cosas nuevas que hicieran crecer a la serie. Son valores que se han mantenido también en esta tercera temporada y que no ha hecho más que tengamos que alabar una vez más el paso de la ficción por televisión.

Jugando a ser detectives

'Los misterios de Laura' no ha perdido la esencia con la que nació. Esa que ponía a la palestra a una serie de personajes capitaneados por una Laura Lebrel que no pudo encontrar mejor intérprete para su personaje. Ella era la encargada de conducir a los espectadores por esos enigmas que se proponían cada semana, haciendo partícipe al espectador de la investigación e invitándole a acercarse a un misterio que, unas veces mejor llevado que otras, solo buscaba un rato de entretenimiento televisivo. 'Los misterios de Laura' nunca ha buscado, tampoco en esta temporada, plasmar el realismo en el día a día de una comisaría o recoger el papel de los policías en nuestra sociedad. Su papel ha sido el del juego con la audiencia, el mismo que hemos encontrado en otras series míticas sobre asesinatos y cuyas emisiones también se convirtieron en una atractiva oferta televisiva difícil de rechazar.

LauraLebrel

Ahí está la esencia, ese factor al que 'Los misterios de Laura' parece haber jurado fidelidad. Pero pese a ello, hemos seguido descubriendo cosas nuevas que han buscado mantener al espectador despierto y, sobre todo, intentar que descubriera algo diferente con la emisión de un nuevo episodio. Aquí han jugado un papel fundamental el equipo de guionistas, que se ha atrevido a crear capítulos con premisas totalmente nuevas, con puntos de vista distintos o narraciones originales. Es una de las claves para seguir sorprendiendo a los espectadores, ser capaz de, con los mismos elementos que llevas explotando dos temporadas, ofrecer algo nuevo que consiga que el espectador continúe con ese entretenimiento televisivo semana tras semana.

Pero, para entrar en el juego, hay que aceptar la fórmula de 'Los misterios de Laura'. Aceptar que a Laura Lebrel le pueda caer un cadáver encima durante un fin de semana en un spa, aceptar que su pasado y presente estén llenos de sospechosos y muertos o que cualquier personaje de su alrededor puede ser culpable en cualquier momento. Solo así se logra disfrutar de una ficción que deja para otras series el drama realista o el procedimental policíaco de turno. 'Los misterios de Laura' juega en otra liga, una más de andar por casa quizá, pero que, hecha con calidez, también tiene y debe tener cabida en la amplia gama de ficciones que buscan cautivar a los espectadores dentro de nuestra televisión.

Personajes bien trazados

En la serie es fundamental el papel que juegan los personajes, muy bien perfilados para aportar lo que se espera de ellos, sin caer en las relaciones personales automáticas que entren en lo previsible. Pero, lo mejor de las tramas personales, es su justa aportación en la trama episódica, ya que es capaz de encajar correctamente sin desvirtuar el misterio de cada episodio, el gran punto de interés que siempre ha respetado 'Los misterios de Laura'. En este sentido, la pareja formada por María Pujalte y Beatriz Carvajal sigue siendo una de los mejores valores que ofrece la ficción, por su naturalidad, cercanía y punto cómico, aunque para ello veamos a Maribel en mitad de la investigación de más de un caso.

Es, como decía, otro de los elementos que hay que aceptar para jugar con la ficción, que se aleja de lo realista para ganar en comicidad. Esta temporada también se ha avanzado mucho en los personajes más secundarios, observando la relación entre Cuevas y Lydia, o la vida amorosa de Jacobo más allá de Laura. Todas las tramas han conseguido aportar algo lo suficientemente atractivo para convencernos pero sin llegar a cansar o a que se rechazara a algún que otro personaje.

LauraLebrel

De nuevo, la temporada se ha valido de multitud de caras conocidas para convertirse en víctimas o sospechosos de los casos investigados por Laura Lebrel. Otro de los grandes atractivos de la ficción se encuentra en este punto y, sobre todo, en cómo se juega con lo que estos lleguen a aportar. Sus apariciones forman parte de los elementos que se utilizan para resolver el caso, que ya no suelen tener una resolución previsible aunque hay que creer en el momento oportuno de muchas situaciones (una muerte repentina tras conseguir información, un personaje que no mira en el momento justo...). Aún así, siempre se ha buscado sorprender pero también introducir las pistas a lo largo del episodio, que lleve a que los espectadores más avispados consigan encajar cada pieza.

Esta temporada se ha movido hacia un final presentado en forma de doble episodio, que de nuevo ha demostrado la fortaleza de la ficción con una historia que se extienda más allá de un capítulo. Aquí también hemos tenido momentos para las sorpresas, involucrando a Isabel como culpable cuando todas las miradas estaban puestas en el nuevo romance de Laura. Son giros buscados y llevados a cabo con acierto para conseguir que el espectador se espere cualquier cosa de lo que está por venir y que tenga presente que cualquiera puede ser un asesino en un momento dado. Las tramas personales han concluido con un canto hacia esa renovación, en la que necesitamos conocer hacia dónde se dirige esa admiración de Martín por Laura o cuál es el futuro de Cuevas y Lydia como pareja.

¿Habrá cuarta temporada?

MisteriosLaurareview

Tras el cierre de la tercera temporada de 'Los misterios de Laura', los más de dos millones de espectadores de la ficción tienen aún un misterio por resolver: conocer si habrá cuarta temporada. La cadena pública aún no se ha posicionado aunque muchos de los factores llevarían a pensar que al final sí habrá renovación. La superioridad de la serie con respecto a la media de audiencia de La 1, el maltrato que le está dando a su ficción nacional últimamente y la expansión que parece que la serie está teniendo más allá de nuestras fronteras son elementos que, aunque sea por cuestión de imagen, deberían llevar a La 1 a renovar 'Los misterios de Laura'. Mientras esperamos, nos queda el consuelo de haber sido partícipes del paso por televisión de una serie acogedora, ágil, entretenida, llena de guiños televisivos y que ha conseguido que, durante una noche a la semana, el espectador pudiera meterse en la piel de un detective para adentrarse en más de un misterio.

En ¡Vaya tele! | Cinco guiños televisivos encontrados en 'Los misterios de Laura'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio