Compartir
Publicidad
Publicidad
La clave del futuro de Netflix está en su 47% de abonados internacionales
Modelos de negocio

La clave del futuro de Netflix está en su 47% de abonados internacionales

Publicidad
Publicidad

Hace unos días, Netflix hizo públicos sus resultados del último cuatrimestre de 2016 y confirmó algo que podía sospecharse, teniendo en cuenta su agresiva estrategia de expansión fuera de Estados Unidos: el mercado internacional es el que está impulsando, principalmente, su crecimiento. En los tres últimos meses de diciembre, la compañía había incorporado más de siete millones de nuevos abonados, y más de cinco millones de ellos eran suscriptores internacionales.

La proporción entre clientes estadounidenses e internacionales está, en la actualidad, en un 53-47%, y se espera que ese último porcentaje crezca más rápidamente. Netflix apuntó, en el anuncio de sus resultados, que está aprendiendo "cómo ajustar mejor el contenido a los gustos del público alrededor del mundo", porque la gran disputa entre los nuevos creadores digitales de contenido está en dominar el mercado fuera de Estados Unidos.

El arma de la programación original

El principal arma para conseguirlo es la inversión en programación original, algo de lo que también es muy consciente el principal competidor de Netflix en el VOD en streaming, Amazon. La compañía de Los Gatos ya afirmó, hace algunos meses, que en 2017 dedicaría unos 6.000 millones de dólares a producir más de 1.000 horas de programación original, un salto notable con respecto a las 600 disponibles actualmente y la inversión de 5.000 millones realizada el año pasado. Sin dar cifras concretas, Amazon señaló que triplicará su inversión en la creación de contenido original propio.

Kimmy 2

Netflix consiguió hace unas semanas ganar su primer Globo de Oro a mejor serie con el que 'The Crown' logró en la categoría de drama y, según afirma la propia compañía, cinco de las diez series más buscadas en Google en 2016 eran originales de Netflix. Una expansión global tiene que estar apoyada por la producción de contenido propio porque los derechos de distribución internacional varían enormemente de territorio a territorio.

En un reportaje en Wired sobre la estrategia internacional de Netflix y Amazon, el analista de medios Glenn Hower explicaba que "muchas veces, los propietarios del contenido pueden no tener todos los derechos de su contenido en diferentes mercados. Los derechos internacionales son agotadoramente complejos". Tony Gunnarsson, analista de televisión, señalaba en el mismo reportaje que "al final, es más barato producir tu propia serie que comprarla. Especialmente si la escala es a un nivel global".

Al controlar todos los derechos de distrubición internacional de su contenido original, Netflix se asegura que, por ejemplo, no se repitan en España casos como los de 'House of cards' y 'Orange is the new black', cuya primera ventana de emisión pertenece a Movistar+ (esos derechos se vendieron antes de que la plataforma de streaming llegara a nuestro país). Además, Netflix busca producir series para todos los tipos de público que ven su servicio; ahí entran su creciente apuesta por las sitcom (y la resurrección de títulos que funcionan bien en su catálogo, como 'Las chicas Gilmore'), su entrada en los realities de competición con 'Ultimate Beastmaster' o sus producciones locales en los países donde ya está presente.

Los beneficios internacionales

sieteanos '7 años', la primera película que Netflix ha producido en España.

La expansión internacional en ese último cuatrimestre de 2016 es donde se sitúan buena parte de los 67 millones de dólares de beneficio que Netflix obtuvo en ese periodo, un 56% que en el mismo cuatrimestre de 2015. Más del 70% de los nuevos abonados conseguidos están fuera de Estados Unidos y para algunos expertos, la puesta en marcha del modo offline puede ser un componente importante de la expansión de la compañía en África y Asia, y en lugares donde las conexiones Wi-Fi sean inestables.

El modo offline puede ser una manera de que Netflix crezca en mercados como Asia o África

El lanzamiento de Amazon en más de 200 países el pasado mes de diciembre (aunque sea con catálogos bastante cortos en algunos de ellos) confirma que ambas compañías han trasladado su "duelo" al mercado internacional, y que la estrategia de Netflix es gastar más que nadie. Su fuerte inversión en producción de contenido original ha aumentado su deuda hasta los 3.000 millones de dólares, y los beneficios netos de cada ejercicio se van, precisamente, en su mayoría a ese crecimiento del catálogo con productos propios.

La plataforma afirmó, con respecto a sus resultados en el tercer cuatrimestre de 2016, que series originales con 'Stranger things' y la segunda temporada de 'Narcos' habían contribuido enormemente a atraer nuevos abonados, del mismo modo que, en el último cuarto del año, esa labor la había hecho 'Luke Cage', entre otros títulos. El objetivo de Netflix es convertirse en el mayor gigante del VOD en streaming en el mundo.

En ¡Vaya Tele! | ¿Ha fracasado Netflix en España?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos