Compartir
Publicidad
Publicidad
Cuatro razones por las que ver 'O.J.: Made in America', la serie documental nominada a un Oscar
Movistar+

Cuatro razones por las que ver 'O.J.: Made in America', la serie documental nominada a un Oscar

Publicidad
Publicidad
"'O.J.: Made in America' es uno de los documentales nominados al Oscar, aunque tenga cinco episodios y se emitiera originalmente como serie en ESPN. Recuperamos, por tanto, nuestra crítica de cuando se emitió en España. Está disponible para ver en el servicio de VOD de Movistar+

'American Crime Story: The people v O.J. Simpson' ha sido, claramente una de las series del año. La ficcionalización del juicio a O.J. Simpson por el asesinato de su ex mujer, Nicole, y de Ronald Goldman no sólo volvió a fascinar al público y los medios estadounidenses, sino que apunta a llevarse muchos Emmys en el apartado de miniseries. La serie de FX contextualiza mucho de lo que se vio por televisión del juicio, en 1995, pero es una serie documental de ESPN la que termina de ofrecer la panorámica definitiva.

'O.J.: Made in America' se estrenó en Canal+ Estrenos el 4 de agosto se volverá a emitir en maratón el 25 de febrero, a las 12, en Movistar Xtra, y es un documental imprescindible sobre un hito de la cultura popular que ayuda enormemente a comprender por qué la sociedad estadounidense es como es actualmente. Su director, Ezra Edelman, utiliza cinco episodios, de una hora y media de duración cada uno, para contar todos los aspectos posibles del juicio, desde el ascenso a la fama de Simpson al clima social y racial de Los Ángeles desde los años 60, hasta el inicio de la cultura del famoseo que vivimos actualmente. Y logra una obra apasionante.

"No soy negro, soy O.J."

'O.J.: Made in America' arranca como si fuera otro documental más de la serie '30 for 30' de ESPN, centrándose en la carrera deportiva de Simpson y en su ascenso a la fama ya en la Universidad del Sur de California. Pero utiliza como contexto de esa fama la volátil situación de la comunidad negra en Los Ángeles. Muchos afroamericanios habían emigrado desde los segregados estados del sur buscando nuevas esperanzas, pero se encontraron viviendo en barrios pobres y con pocas salidas, y tratados por la policía con métodos bastante expeditivos.

La serie presenta varios casos de brutalidad policial (y de mujeres negras desarmadas disparadas por la policía) antes del de Rodney King que dio pie a los disturbios de 1992, y al explicar el ambiente de reivindicación y lucha por sus derechos de la comunidad negra a finales de los 60, cuando Simpson empezó a despuntar como jugador de fútbol americano, podemos entender un poco mejor el carácter de O.J.

La situación de la comunidad negra en Los Ángeles es uno de los puntos más interesantes de 'O.J.: Made in America'

Porque él siempre se mantuvo al margen de todo aquello. Quería "trascender" el color de la piel y ser su propia categoría, como si dijéramos. Esa famosa frase que Cuba Gooding Jr. pronuncia en 'American Crime Story' cuando le proponen jugar "la carta racial" en el juicio, esa "no soy negro, soy O.J.", representa perfectamente cómo se veía Simpson a sí mismo en medio de todo aquello, y en una universidad predominantemente blanca. Por eso, que la defensa de O.J. optara por utilizarlo como mártir de los derechos civiles, como se afirma en el trailer del documental, dejó boquiabierto a más de un seguidor del caso.

El recuerdo de Nicole

Madeinamerica

La importancia que tuvo la absolución de Simpson del asesinato de su ex mujer para los afroamericanos es una cuestión que Edelman explora a fondo. Aunque fuera una celebrity, fuera millonario, jugara al tenis con sus amigos policías y se distanciara a propósito de su comunidad, muchos lo vieron como un hombre negro que había conseguido vencer al sistema, un sistema que siempre los derrotaba. El propio Edelman explicaba a Rolling Stone que aquel veredicto "fue una victoria, ésa era la tragedia para mí. Y quería que los espectadores blancos lo entendieran".

Pero aunque es esa profundización en las diferencias entre la América negra y la América blanca lo que contextualiza bien el caso de Simpson, donde 'O.J.: Made in America' destaca también es en la exploración de cómo se apreciaba entonces la violencia doméstica. La serie no se corta en absoluto en presentar la escena del crimen (con unas fotos muy gráficas y perturbadoras, por cierto) y muestra los antecedentes de abusos de O.J. a Nicole Brown hasta la noche de su muerte.

Éste es un aspecto en el que 'The people v O.J. Simpson' incidió más alrededor de la figura de Marcia Clark, la fiscal encargada del caso, pero que aquí explica el por qué del brutal asesinato de la ex mujer de O.J. y de Ronald Goldman, un joven que estaba en el lugar menos indicado en el momento más inapropiado. La minuciosa reconstrucción del crimen y el retrato del matrimonio Simpson, con las denuncias por malos tratos que la policía no se tomaba la suficientemente en serio, es uno de los puntos mejor logrados de la serie.

Los testimonios de los implicados

Oj Promo Carl Douglas, del equipo legal de Simpson; Ezra Edelman, director de la serie, y Marcia Clark, fiscal, en un evento promocional.

Todos estos temas se tocan en 'O.J.: Made in America' a través de mucho material de la época, logrado en un exhaustivo trabajo de documentación de dos años, pero una de las cosas más interesantes son las entrevistas que Edelman utiliza no sólo para contarnos cómo era The Juice o cómo se desarrolló el juicio, sino para profundizar más en el contexto social en el que se produjo todo. Son especialmente notables los testimonios de los abogados que estuvieron implicados en el juicio y, sobre todo, los de Marcia Clark y Mark Fuhrman.

La primera (que ha aparecido en algunos eventos promocionales con Carl Douglas, que trabajaba con Johnnie Cochran en la defensa de O.J.) llevaba años sin dar entrevistas sobre el tema. No ha estado tan apartada de los focos como Chris Darden, su compañero en la fiscalía, pero no solía hablar del juicio como lo hace aquí. Y en cuanto a Fuhrman, el primer detective en llegar a la escena del crimen, las famosas cintas en las que desplegaba un lenguaje racista y despectivo hacia los sospechosos negros no hicieron más que confirmar las sospechas de que la policía de Los Ángeles discriminaba a propósito a los afroamericanos.

'O.J.: Made in America' entrevista a multitud de amigos de Simpson, participantes en el juicio, activistas por los derechos civiles, hasta miembros del jurado

Clark ofrece un punto de vista interesante sobre la estrategia de la fiscalía (centrada en el historial de violencia doméstica y en el rastro de pruebas físicas), y también deja algún que otro comentario sarcástico, mientras las declaraciones de Fuhrman son interesantes porque intenta justificarse como buenamente puede. Edelman habla con un par de jurados que también tienen una visión muy interesante de cómo percibieron ellos el esfuerzo de la fiscalía por centrarse en las pruebas y de la defensa, por otro lado, por presentar su teoría de la conspiración.

No podemos olvidar que también se incluyen entrevistas con muchas personas cercanas a Simpson, desde amigos de infancia a su agente, que pintan un retrato bastante completo de él.

Ascenso y caída de O.J. Simpson

Ojsimpson3

El juicio por los asesinatos de Nicole Brown y Ronald Goldman se lleva una parte muy importante del metraje de 'O.J.: Made in America', pero por lo que la serie acaba destacando es por ese retrato de alguien tan complejo como The Juice y, sobre todo, de las particulares circunstancias en las que vivió su ascenso y su posterior caída. Porque igual de fascinante es la historia de los años siguientes a su absolución, de cómo O.J. empezó a asumir que ya no era el "chico de oro" que "no tenía color", como lo describen los jefes de Hertz.

Su comportamiento de aquellos años, más la personalidad que ya desplegaba en el instituto, explican el extraño suceso de Las Vegas por el que Simpson está, actualmente, cumpliendo una condena de 30 años en prisión por intento de secuestro y robo a mano armada. Es un incidente que la serie también explica con todo el detenimiento que puede, señalando, a través de testigos directos, lo absurdo de todo aquello, y que cierra 'O.J.: Made in America' exponiendo lo trágico de toda la historia.

Los cinco capítulos, aunque duren como si fueran cada uno un breve documental, son sumamente interesantes y enganchan mucho. Cada uno se centra en un aspecto distinto de la historia, ya sea la carrera deportiva y la fama de Simpson, su relación con Nicole, el juicio o las consecuencias que tuvo el veredicto (otorgando bastante relevancia a la familia Goldman y su constante esfuerzo por conseguir que Simpson tuviera algún tipo de castigo), y son una monumental obra sobre cuestiones raciales y de género que siguen sin resolver en la sociedad estadounidense.

En ¡Vaya Tele! | ¿Os quedásteis con ganas de ver más 'American Crime Story'? Llega 'O.J.: Made in America'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos