Compartir
Publicidad

Julio Maldonado, "Maldini": "Fiebre Maldini probablemente sólo tiene cabida en una televisión de pago"

Julio Maldonado, "Maldini": "Fiebre Maldini probablemente sólo tiene cabida en una televisión de pago"
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A Julio Maldonado ningún aficionado al fútbol televisivo le llama por su nombre, sino por el apelativo de ‘Maldini’. No podía ser de otra manera: uno de los más reconocidos expertos de fútbol internacional de los medios españoles sólo podía adoptar el nombre de un gran futbolista extranjero.

Desde hace seis años presenta en Canal+ ‘Fiebre Maldini’, uno de esos programas deportivos que, por lo cuidado, por lo didáctico de sus enfoques, por apostar por un ritmo agradable y por revisitar el pasado, llama la atención frente a otras apuestas televisivas, mucho más basadas en la actualidad, la actualidad, lo agresivo…

En ¡Vaya Tele! hemos querido hablar con Maldini para conocer qué televisión le gusta a su responsable, cómo quiere hacer crecer a su programa y qué opina del resto de la programación deportiva de las televisiones españolas.

‘Fiebre Maldini’ o cómo intentar mantenerse joven pese al paso de los años

Tras seis años en antena, ¿puede sorprender aún ‘Fiebre Maldini’ o la pelea es más bien con uno mismo para mantener la máxima intensidad y no dormirse en los laureles?

Es fundamental, como en todos los aspectos de la vida, no dormirse en los laureles. Y luego hay algo que juega a nuestro favor: que el fútbol es inmenso, se autoabastece a sí mismo, nunca vamos a terminar. Siguen saliendo jugadores jóvenes, otros retirados a los que apetece recordar. Siempre estamos buscando material nuevo y no es tan difícil de conseguir.

¿Qué novedades para esta temporada crees que podrían enganchar a espectadores que dudasen sobre el programa?

El esqueleto funciona bien y las que que no funcionan no las mantenemos. Pero sí que me gusta hacer cosas nuevas y lo que hacemos es pedir a la gente a través del mail que nos den ideas para sacar cosas nuevas. Tengo una idea, por ejemplo, de ver la historia de los clubes a través de las camisetas, pero luego no es fácil de expresar en imágenes. Hay ideas, como ésa, que son bonitas pero no son fáciles de plasmar.

Y hay otra cosa que vamos a recuperar que es hacer montajes musicales con los himnos.


¿Ha cambiado en algo la atención al fútbol internacional por parte de la televisión desde que empezó la primera temporada de ‘Fiebre Maldini’? ¿Pensáis que, en cierto modo, habéis sido referente?

Yo creo que Canal+ en general es responsables de eso. Ahora, con internet, es mucho más sencillo ver rápidamente cualquier partido, pero cuando Canal+ nace en el año 90, compra los derechos de la liga italiana, que hasta entonces era casi imposible verlos. Conseguimos los derechos para darlos en directo y a partir de ahí el fútbol internacional empezó a ser visible en España.

Hoy en día, tú vas a cualquier sitio y ves que la gente habla y se interesa por el fútbol internacional, el Manchester, la Juventus… Y eso ha creado una demanda de periodistas y programas de este tipo que bienvenida sea. Estamos encantado con que esto sea así, pero somos conscientes de que Canal+ fuimos los primeros que hemos conseguido ocurra.

Gran parte de lo mejor del fútbol es su historia

Particularmente, me gusta que haya tiempo para la historia y no sólo para el presente, para enseñar y no sólo para ver. ¿Por qué decidiste dar también ese enfoque didáctico además de entretenimiento e información?

A nosotros nos gusta enseñar el fútbol desde todas las vertientes posibles: el fútbol actual, el del futuro y, fundamentalmente, el histórico. Como somos conscientes de que tenemos mucha gente joven que nos ve, intentamos en los partidos históricos ser bastantes didácticos, enseñarle a la gente por qué el Barça de los 70 no era como el de ahora o cuáles fueron las claves de los partidos de los 50.

Recibimos muchos correos y hay varios que nos dicen que nuestro programa lo ven familias enteras, el abuelo con el nieto, y el abuelo le dice cuáles eran los mejores jugadores de su época. Y pensamos que esto es muy importante: conocer los entresijos del fútbol, porque intentamos difundir lo mejor de él, en general, y gran parte de lo mejor del fútbol es su historia.

¿No choca esa frase que dices con esa obsesión de las televisiones y los medios deportivos por la actualidad, por ese “partido del siglo” que cada año se disputa varias veces? ¿La televisión da más espacio a esa parte histórica?

Evidentemente, es lógico que en esos medios se hable de la actualidad. Yo soy consciente de que un programa como ‘Fiebre Maldini’, probablemente, sólo tiene cabida en una televisión de pago. Tengo la sensación de que en abierto podría funcionar, pero sabemos que hacemos un producto muy especializado, para gente muy específica e interesada en el fútbol, que ni tan siquiera son todos los aficionados a este deporte.

En la televisión de pago estás obligado a mejorar el producto porque estás cobrando por verlo, y ahí encaja el estilo, la diferencia y la mayor “exquisitez” de algunas de las cosas que ofrecemos.

Los referentes internacionales de ‘Fiebre Maldini’

Cuando Canal+ decidió eliminar ‘Fiebre de fútbol‘… ¿por qué surge la idea de pasar a otro formato diferente?

‘Fiebre de fútbol’ desaparece porque perdemos los derechos de algunas ligas, no porque lo quisiéramos quitar porque sí. Cuando ocurre eso, después del Mundial de Alemania 2006, decidimos crear un programa mucho más de autor que se llame ‘Fiebre Maldini’, nombre que por cierto no pongo yo, sino nuestro Director General Alex Martinez Roig.

Así pasamos de un programa de resúmenes como es ahora ‘El día del fútbol internacional’ a otro más de autor, centrando en la historia y en el futuro. Y ‘Fiebre Maldini’ es el programa que yo quería hacer, porque es el que a mí me hubiese gustado ver cuando era pequeño.

¿No tuviste miedo de que, al crear un programa con tu nombre;, todas las críticas del cambio fueran a pasar por ti? ¿No da cierto vértigo profesional algo así?

No, me encantó la idea, me reuní con Carlos Martínez y me dijo “haz un programa como quieras”. Yo lo tenía muy claro y jamás he tenido ese problema de vértigo de nada. Igual un poco por inconsciencia o porque intento hacer un programa como soy yo, nunca he tenido una sensación así y, si la tuviera, posiblemente no haría ‘Fiebre Maldini’ ni ningún otro programa.

Nosotros nos dirigimos a un tipo de aficionado que ni siquiera es el aficionado medio

Siempre ha quedado claro que tú seguías mucho fútbol a lo largo de medios de comunicación de todo el planeta. ¿Ha habido algún programa deportivo referente en la historia de Fiebre Maldini, algo que tuvieráis como meta porque os encantaba?

Ha habido varios. Llevo viendo programas de televisión desde hace 30 años, que incluso me los mandaban en vídeo en su día, y ha habido varios referentes. Por un lado hay un programa en Argentina que hace Gonzalo Bonadeo y que es exclusivamente de partidos históricos. Eso lo adopté yo, porque me parecía un concepto muy bonito. También el ‘Match of The Day’ inglés, con los detalles que ponen después del resumen del partido. También cosas de Canal+ Francia y de la televisión italiana.

No es cuestión de copiar, sino de enriquecerte a ti mismo, y todo eso al final hace que nuestro programa tenga de todo y, sobre todo, que sea corto. Mucha gente me dice “¿Por qué no haces el programa de dos horas?”. Y no, porque yo creo que en un programa te tienes que quedar con ganas de más, es la mejor sensación que puedes tener. No sería buena idea hacer más.

La televisión deportiva y el modelo ‘Sálvame’

Tú mismo has calificado al programa como un “oasis”. ¿Tiende la televisión deportiva a la crispación? ¿Se puede hacer un programa de fútbol llamativo y duradero sin caer en los tics que vemos hoy en día, como tertulias, polémicas, fanatismos…?

Hay de todo, pero se está poniendo de moda los debates televisivos en los que hay mucha crispación y mucho grito y Fiebre Maldini es un oasis. Aunque también es entendible: nosotros nos dirigimos a un tipo de aficionado que ni siquiera es el aficionado medio y difundimos lo mejor del fútbol.

Pero realmente lo de que es un oasis no es una frase mía, sino que nos lo dicen en los correos electrónicos que nos mandan, lo ven así frente a otras propuestas.

Por último, vamos un paso más allá: sabemos que tu pasión es el fútbol, pero ¿crees que sería posible un programa como ‘Fiebre Maldini’ para otros deportes? ¿O realmente es imposible, porque lo que quiere el espectador y lo que va a ser sostenible es hablar del deporte con más seguidores?

Se podría perfectamente, por ejemplo de baloncesto. Vamos, seguro. De hecho, lo voy a decir a ver si les apetece: un programa con imágenes históricas, jugadores actuales, del futuro. Sería muy atractivo para los aficionados al baloncesto, que hay muchos. No tengo ni la más mínima duda de que podría hacerse.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio