‘La chica de la foto’: el true crime que arrasa en Netflix es una devastadora investigación llena de giros que devuelve integridad al género
Netflix

‘La chica de la foto’: el true crime que arrasa en Netflix es una devastadora investigación llena de giros que devuelve integridad al género

La chica de la foto’ (The Girl in the Picture, 2022) de Netflix, es una película dirigida por Skye Borgman, que ya había creado un impactante true crime para la plataforma con ‘Abducted in Plain Sight’, y ahora documenta un presunto caso de atropello y fuga de 1990, que tuvo a los investigadores perplejos durante casi tres décadas y que esconde mucho más de lo que parece a primera vista.

El documental lleva a los espectadores de un lado a otro en el caso de asesinato de Sharon Marshall, también conocida como Tonya Hughes, relatando los eventos del secuestro de su hijo Michael Hughes y el asesinato de Cheryl Commesso en una cascada de eventos a priori vagamente relacionados que esconden una terrorífica realidad que los une a todos en común. Para ello, el documental picotea en una serie de diferentes líneas de tiempo en forma de flashbacks, siguiendo el mismo sendero que la policía.

De esta forma sigue los diferentes alias que Sharon y su marido usaron, cubriendo una historia que empieza desde finales de los 70 hasta principios de los 90, conformando poco a poco un devenir trágico y horrible de la vida de la chica mientras explora el creciente misterio en torno al caso aparentemente sencillo de atropello y fuga de Hughes, una stripper de 20 años que trabajaba en Tulsa.

Un caso de pesadilla a lo largo de las décadas

Es encomiable lo mucho que el documental es capaz de exponer solo a través de entrevistas y las experiencias de primera mano relatadas por algunas personas involucradas en la vida de Tonya, y a medida que se desarrolla la trama, el espectador se entera del trauma y la red de mentiras que impregnaron su vida. El estilo de Borgman, creando un hilo de pistas con información dispersa para mantener la , juega un papel clave en este caso, donde todos los cabos sueltos se atan justo al final.

Parece que a la mitad del documental ya sabemos todo lo que puede esconder el caso, pero seguirán apareciendo giros e información inesperada que daría para toda una miniserie. Todo empieza con el descubrimiento de Hughes a un lado de la carretera junto a los escombros. Pese a que la llevaron de urgencia al hospital acabó falleciendo, dejando atrás a su esposo mayor, Clarence Hughes, y a un hijo de 2 años, Michael Hughes.

Tonya

Los médicos y las enfermeras creían que las lesiones sufridas por Tonya eran diferentes de las que normalmente ocurren durante un accidente automovilístico, elaborando que sus lesiones eran más consistentes con la teoría de haber sido brutalmente atacada. Los conocidos de la víctima consideraban que su esposo era "raro" y, a menudo, consideraba que su relación era extraña. De hecho, Hughes incluso había prohibido que hubiera visitas en la habitación del hospital de Tonya. El caso fue declarado homicidio y niño fue enviado a un hogar de acogida.

Rabia, tristeza y monstruos reales

Pronto se descubrió que el verdadero nombre de la víctima no era Tonya, lo que complicó aún más el caso del asesinato, que no sería la única tragedia que golpearía a la familia, ya que el pequeño Michael fue secuestrado poco tiempo más tarde. La historia se va complicando con diferentes alias y líneas de tiempo, haciendo un perfil de la víctima que impacta por el gran secreto que esconde su vida y la personalidad amable y vitalista que se va construyendo en los relatos de la gente que la conocía.

El título de la pieza hace una referencia a la imagen de portada del documental, que muestra a una niña sentada en el regazo de su padre y explica muchas cosas ya solo por su expresión facial, que hace pensar en el sobrecogedor plano final de ‘Repulsión’ (1965). El documental se distingue de otros true crime por la delicadeza con la que maneja los testimonios y su reticencia a ahondar demasiado en los detalles truculentos del caso.

Girl In The Picture Ms Foegncwuqh

‘La chica de la foto’ acaba logrando un tono elegíaco que, pese a ser devastador, respeta los límites de las víctimas y al mismo tiempo, ofrece una descripción completa, espeluznante y rigurosa de lo que solo parecía una serie complicada de incidentes, haciendo justicia a la protagonista y su personalidad, dejando que su martirio sea más un aviso a las personas de alrededor de otras posibles víctimas de situaciones similares.

Temas
Inicio