Compartir
Publicidad
Qué son los shippers y por qué son los mejores fans para una serie
Online

Qué son los shippers y por qué son los mejores fans para una serie

Publicidad
Publicidad

Shoot, Olicity, SwanQueen… Quizás te has encontrado con estos nombres alguna vez si has visto discusiones de fans de ‘Person of interest’, ‘Arrow’ o ‘Once upon a time’ en Twitter o Tumblr. Tal vez hasta has leído a gente emocionándose porque algo en concreto es “canon”, o porque están convencidos de que dos personajes de determinada serie son OTP. ¿Confuso? No pasa nada, has entrado en una zona de shippers, o lo que es lo mismo, fans de una serie (o de una película, o un libro) que creen que entre dos de sus personajes hay posibilidad de una relación romántica, aunque la serie no los lleve por ese camino.

Especialmente si la serie no los lleva por ese camino. Como apunta una fan como Liliana Fuchs, “al shipper en el fondo le gusta sufrir”. Como si fueran los protagonistas de las novelas de las hermanas Brontë, los shippers siguen religiosamente las series esperando que esa pareja a la que apoyan por completo simplemente comparta una escena. Y esa esperanza puede convertirlos en los mejores fans que una serie podría pedir.

¿Qué es un shipper?

Antes de ver cómo se traduce ese fandom en internet, recapitulemos. ¿Qué es un shipper? Según Urban Dictionary, es un término que proviene de “apoyar un ship. Shippear algo quiere decir que una persona quiere que dos personajes se junten (románticamente) y/o muestra apoyo por dos personajes que ya están juntos”. Mar Guerrero, que es seriéfila bajo el alias @Jaina_S, e investigadora especializada en transmedia y cultura fan que actualmente está realizando una tesis sobre *fan fiction* y narrativa transmedia en la Universitat Pompeu Fabra, explica en mayor detalle el término:

"Los shippers son aquellos fans que apoyan o promocionan a una determinada pareja (o parejas) de la cultura de masas, ya sean personajes de ficción o celebridades, independientemente de si están juntos o no. A esta pareja se le llama ship, que a su vez es una abreviatura de relationship (relación). Cuando shippeamos (de to ship/shipping) un par de personajes o celebridades significa que nos gusta ese ship o la idea del mismo. A los ship, normalmente se los distingue por nombres compuestos de los miembros de la pareja como ’Skate’ (Sawyer y Kate), ’Clexa’ (Clarke y Lexa) o ‘Sweeran’ (Taylor Swift y Ed Sheeran) o ‘Larry’ (Harry Styles y Louis Tomlinson de One Direction)".

Swanqueen

La primera pareja que motivó esta definición fueron Fox Mulder y Dana Scully en ‘Expediente X’, aunque hay quien apunta que también se utilizó “shipper” y el verbo “to ship” en grupos de discusión de ‘Lois y Clark, las nuevas aventuras de Superman’. Pero, como apunta Mar Guerrero, "lo que no haya dado que hablar ese ship (sobre Mulder y Scully), ni la cantidad de fan fiction que haya inspirado no lo sabe nadie..."

Añade que "era tal la sensación que provocaba la tensión sexual no resuelta de Mulder y Scully que los fans, obsesionados en que consumaran la relación, empezaron a llamarse a sí mismo relationshippers, lo cual acabó derivando en shippers y todo el campo semántico y expresiones que existen para referrise a un ship. Por ejemplo, I’m going down with this ship (porque en inglés ship también significa barco), o the captain of the ship, quien guía el barco, que suele ser el guionista que escribe el episodio clave para la pareja, o el actor que le da vida y está encantado con el apoyo de los fans".

Mulderscully2

Los shippers son, por tanto, fans nacidos al calor de internet. "Las comunidades de fans, en general, y los shippers, en particular, se trasladaron a Internet a la mínima de cambio, y sin apenas esfuerzo porque el fandom, a pesar de su falta de reglas aparentes, siempre ha sido un fenómeno organizado", señala Mar Guerrero, y Liliana Fuchs abunda en la importancia de internet explicando que "Internet es fundamental para que se desarrolle el shipper; yo me pasaba el día en foros, grupos de chat, páginas de fan art y fan fiction... Llegué a traducir fics en inglés al español e incluso escribí algunos (para uso personal, eso sí)".

Y aunque podría decirse que el primer shipping, técnicamente hablando fue el de Kirk y Spock en 'Star Trek', a finales de los 60, es a partir de la expansión de la red de redes cuando el fenómeno se desata por completo.

Los shippers e internet

Castle

La gran facilidad de conexión entre fans desperdigados por todo el mundo que da internet ha propiciado que las comunidades para compartir impresiones y obsesiones sean cada vez mayores y mejor organizadas. Las redes sociales, además, han sido el siguiente gran paso para ofrecer un lugar de reunión no sólo de los shippers, sino del fandom, en general. En tu entorno en el Mundo Real puede ser que no comprendan tu obsesión con 'Bella y Bestia', pero en internet encuentras a un grupo de beasties que comparten esa obsesión contigo.

Catandvincemoment

Mar Guerrero señala, en este aspecto, que "actualmente, el epicentro del shipping se reparte entre Tumblr y otras plataformas sociales como Twitter y, en menor medida, Instagram. Los foros están en retroceso". Además, están las webs de fans de determinada serie, como 12th Precinct, página española de seguidores de 'Castle'. Una de sus administradoras, Verónica Morte, explica que, entre sus usuarios, "la inmensa mayoría son mujeres y me atrevería a decir que el 100% son shippers. Esta gente que entra en la web son los que más obsesionados están con la serie, y lo hacen precisamente por el shipperío, no hay otra razón a estas alturas para ver 'Castle'".

Añade que, en el caso de series muy longevas, estos fans son realmente los más valiosos: "según mi punto de vista, una serie como 'Castle', y más en su octava temporada, se sostiene por los fans extremos; en nuestro caso los Nathan-fans, Stana-fans y los shippers. Si tuviera que dar porcentaje, diría 15%, 15% y 70%". Y, además, esos fans no dejan de apoyar la serie aunque su pareja protagonista consume su TSNR (tensión sexual no resuelta).

Outlander

De hecho, en series en las que sus protagonistas están juntos casi desde el principio, como 'Outlander', los shippers no dejan de obsesionarse con ellos. Miriam Lagoa, creadora del blog Seriéfilos en El diario.es, señala que:

"Como Claire y Jaime están casi juntos desde el principio, lo que hacen es imaginar nuevos capítulos de sus vidas juntos. Este tipo de fans es fundamental para series como 'Outlander'; dan a conocer la materia prima (que, como 'Juego de Tronos', lleva publicada muchos años) y acogen a los fans que se incorporan a la serie y siguen manteniendo viva una historia (en este caso literaria) que todavía sigue desarrollándose. Los fans son los guardianes y creadores de la mitología de la serie".

Liliana Fuchs tampoco cree que juntar a una pareja adorada por los fans "mate" el shipping, y explica que "en mi caso, no recuerdo ningún ejemplo de una pareja que llegara a consumarse y que eso me llevara a abandonar la serie, aunque viendo ejemplos de hoy en día, sí que creo que puede ocurrir. Al juntarlos, se puede volver muy aburrido o cansino, como ocurrió con 'Bones' o Bates y Anna en 'Downton Abbey'".

El fan art

Korrasami

Este fandom, esta afición o esta obsesión, como queráis llamarlo, se traslada a internet de diferentes maneras. No sólo están los comentarios de los momentos más OMG de los capítulos, o las especulaciones de por dónde puede ir la trama a través de las redes sociales, sino que el shipping se acaba traduciendo en diferentes expresiones artísticas que continúan la historia más allá de donde la lleva la serie.

Se hace fan art (el dibujo de arriba es un fan art de 'La leyenda de Korra' de juluia) y fan fiction, y hay enormes bibliotecas virtuales de estos trabajos. Mar Guerrero explica que "en cuanto a los archivos de fan fiction, desde hace unos tres años, estamos observando una fuerte irrupción de Wattpad a un escenario donde dominan el mítico FanFiction.net, fundado a finales de los 90, y Archive of Our Own, que destaca por el orden y limpieza de la plataforma; y eso sin contar las miles de comunidades de fanfic alojadas en LiveJournal".

Grey '50 sombras de Grey' nació originalmente como un fanfic de 'Crepúsculo'.

Curiosamente, esta expresión del amor desatado por una obra de ficción, sin embargo, puede acarrear consecuencias legales indeseadas. En las convenciones tipo Comic-Con no es raro ver a fans exhibiendo o vendiendo sus obras (o haciéndolo a través de DeviantArt), y la propia Mar Guerrero apunta que "seguramente, si Harry Potter se hubiera publicado en los años 80, JK (Rowling) y compañía se habrían ahorrado bastantes cartas de cese y desistimiento que llegaron a enviar a chiquillas de 15 años que ampliaban el mundo de Hogwarts entre libro y libro, además de hacer bueno a Draco Malfoy, o de liarlo con Hermione o Harry…"

Las consideraciones legales del fan art a veces no están muy claras, lo que no deja de ser curioso cuando, después, gente como E.L. James se ha hecho mundialmente famosa gracias a un fanfic de 'Crepúsculo' como es '50 sombras de Grey' (con los nombres de los personajes y lugares cambiados, y algunas otras modificaciones, claro). Pero lo que sí suele apreciarse en esas obras de ficción, es que casi la totalidad de los shippers son mujeres. Mar Guerrero lo explica apuntando que:

"Está comprobado que las fangirls, por lo general, se fijan más en aspectos internos, psicológicos y emocionales de los personajes a la hora de cultivar nuestro fandom, mientras que los fanboys se centran más en atar cabos y en descifrar los enigmas que plantea la ficción y en hacer parodias. Son formas totalmente complementarias de aproximarse a una ficción, ni mejores ni peores, aunque sí es cierto que las fangirls, por esa misma fijación en el interior de los personajes, suelen hacer lecturas más críticas y subversivas de la ficción que a veces chocan frontalmente con lo que los guionistas muestran en pantalla".

Y ese apunte a la subversión nos lleva al shipping que más ha crecido en los últimos tiempos, y uno de los más activos en internet: el slash. Y no tiene nada que ver con el ex guitarrista de Guns N' Roses.

La subversión de los slashers

En 2004, una fan (suponemos) llamada T'Mar escribió un ensayo titulado "Slashing contra shipping, o por qué es más fácil ser un slasher". En él explicaba lo que era el slash (el shipping de una pareja del mismo sexo) y apuntaba que ser un slasher era mucho más fácil porque esos fans podían apreciar el subtexto entre dos personajes sin estar constantemente preocupándose por cuándo acabarían juntos; sabían que eso no iba a pasar, y podían dedicarse a sus fanfics sin mayor problema.

Xena

Once años más tarde, las cosas han cambiado bastante en las series. Para empezar, el término shipping ya no se refiere sólo a parejas heterosexuales, sino que ha pasado a ser más general y a englobar todos los fandoms románticos, y después, los guionistas ya no tienen miedo a hacer que personajes del mismo sexo acaben juntos. Además, el slash fue el primer shipping reconocido. Mar Guerrero señala que "la relación de Kirk y Spock también sería la primera protagonista de uno de los grandes géneros de fan fiction: el slash. Justamente, las fans se referían a esta relación como K/S. Slash es la barra de en medio, lo que con los años sirvió para denominar al conjunto de fanfics que relatan historias homorrománticas".

Probablemente sea mucho más divertido ser slasher, porque encontrar el subtexto de una posible atracción entre dos personajes del mismo sexo, que la serie no tiene pensado llevar por ese camino, da bastante más libertad a los fans para imaginar lo que quieran con ellos. Aunque, todo sea dicho, algunos de esos ships pueden ser bastante perturbadores, como los de los hermanos Sam y Dean de 'Sobrenatural'. Ese ship se conoce con el nombre de Wincest (no confundir con el de Dean y Castiel de la misma serie).

Castiel

La reina en esto, de todos modos, bien puede ser 'Xena, la princesa guerrera'. Estrenada en 1995, los fans casi enseguida empezaron a fijarse en que la relacion entre Xena y su compañera de viajes, Gabrielle, podía interpretarse como mucho más estrecha de lo esperado, y sin que hubiera ningún plan por parte de los guionistas. Pero los shippers fueron captando cierto subtexto en sus interacciones, algo que resulta fundamental para los slashers. La comunidad de fans de Xena y Gabrielle llegó a ser tan ruidosa, que la serie empezó a jugar más y más con ese subtexto, sin convertirlo del todo en canon nunca.

La popularidad de estos ships de personajes del mismo sexo se apreció en la March Madness que Zimbio organizó el pasado mes de marzo para que los fans votaran cuál era la mejor pareja de la televisión. Acabó ganando Shoot, o lo que es lo mismo, el shipping de Root y Shaw en 'Person of interest', y también puede decirse que algunas series, como 'Sherlock', tienen en los shippers de sus dos protagonistas a sus fans más ruidosos.

¿Son los fans más valiosos?

Sherlock

Porque, con toda esta actividad en internet y esta entrega total a su serie, ¿son los shippers los mejores fans que se podrían pedir? Pilar Toro, Community Manager de Syfy y Calle 13 en España, señala que "probablemente, la mayor diferencia entre un fan shipper y un fan no-shipper es el entusiasmo y la pasión desmedidas. Un fan shipper va a seguir la serie a muerte y va a promover todo lo que tenga que ver con ella, pero también se te puede volver en contra, porque si la serie no va en la dirección que quieren, nunca la dejarán, pero la hatearán hasta el final de los tiempos, porque ven la serie esperando que ocurra lo que quieren, y si no es así, se frustrarán".

Esa pasión puede aprovecharse para promocionar las series. Pilar Toro (que se confiesa fan de las fans de 'Bella y Bestia') añade que "bien usado, (el shipping) puede ser un arma muy poderosa. Por ejemplo, usar los hashtags te suele servir como un altavoz bastante potente. Pero, sobre todo, la clave es que los shippers de aquellas parejas que no son canon desean más que nada en el mundo el reconocimiento de su ship, y eso es algo que rara vez las cadenas originales de las series les pueden dar, ya que no suelen poder posicionarse a favor de algo que en la propia serie no se ha oficializado".

Esta promo de la tercera temporada de 'Arrow' reconocía la existencia de una parte importante del fandom de la serie y, al mismo tiempo, se la terminaron apropiando de vuelta los shippers de Oliver y Felicity para sus actividades. La relación entre guionistas, fans y cadenas ya no está tan separada como antes, y los departamentos de promoción de estas últimas responden a veces a dudas o temas que preocupan a los fans. El de FOX en Estados Unidos es uno de los más activos en ese sentido, como hizo con los shippers de Booth y Brennan en la segunda temporada de 'Bones' o con los seguidores de 'Fringe' que temían por su existencia cuando se mudó al viernes.

"A veces, los ships son lo que mantienen el interés por una serie a flote después de que los guionistas hayan advertido un potencial en el desarrollo de la relación que, pese a ser un componente importante de la narrativa, en un principio no ocupaba un lugar tan determinante, o ni siquiera era parte inicial del canon, sino que la relación se vio alentada por los shippers que detectaban un subtexto romántico en los guiones, y así lo propagaban en la Red", explica Mar Guerrero, que añade que:

"Sea cual sea el tipo de shipper, los guionistas tienen que saber jugar bien con los pesos de la narración porque una serie puede acabar fagocitada por un ship, en detrimento de otras cualidades o personajes. Hay siempre un peligro de fan service, o de postrarse a los deseos de los fans, sin que esto sea algo necesariamente positivo para la calidad de la producción".

Clexa

La relación entre fans (sobre todo si son shippers) y creadores de las series puede ser complicada. Hay unos límites que hay que respetar (y no sólo en interacciones a través de Twitter), ya que tan perjudicial para la serie puede ser tener guionistas que crean artificialmente ships como otros que se los van cargando a diestro y siniestro. Mar Guerrero explica que "un shipper curtido en mil batallas tiene que estar preparado para ‘sufrir’ porque las plumas son caprichosas (creadores que acaban odiando ships y los aniquilan…), los actores lo son más (me voy a hacer películas…) pero, por encima de todo, la televisión es entretenimiento con sus idas y venidas".

Steven

Y si os preguntáis si todo este movimiento fan tiene una "canción oficial", la tiene. Es 'White flag', de Dido, en cuyo videoclip sale David "Angel" Boreanaz y que incluye unos versos que representan la resistencia, o tozudez, de los shippers, al decir: "I will go down with this ship, I won't put my hands up and surrender". Como decían en 'El secreto de sus ojos': "Hay una cosa que (el tipo) no puede cambiar. No puede cambiar de pasión".

Diccionario shipper urgente

  • Het: Ship heterosexual
  • Slash: Ship homosexual.
  • Femslash: Ship lésbico.
  • OTP: One True Pairing. La única pareja verdadera.
  • TPTB: The Powers That Be (literalmente, los que tienen el poder, es decir, los productores de la serie).
  • Gen: Fanfics sin contenido romántico o sexual, dirigidos a la audiencia general.
  • Enemyslash: Ship de dos personajes que son enemigos irreconciliables.
  • Subtexto: Para un shipper, diálogos y acciones entre dos personajes que insinúan una posible atracción sexual.
  • Ship war: Enfrentamiento entre grupos “rivales” de shippers.
  • Endgame: Literalmente, el final del juego. Se dice de una pareja que es la que la serie elegirá al final.
  • Canon: Tramas e historias oficiales de una serie. El fanon, por su parte, serían las inventadas por los fans.

En ¡Vaya Tele! | Diez parejas de series adoradas por internet

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio