Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuatro razones para ver 'Cougar Town'

Cuatro razones para ver 'Cougar Town'
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El canal de TDT Divinity ha decidido estrenar en pleno agosto y casi sin previo aviso la cuarta temporada de 'Cougar Town', una ficción que se incorporó en 2010 octubre de 2012 a la parrilla del canal femenino para completar el menú de "Series que enamoran". Lo cierto es que, más que enamorarme, a mi (y supongo que a todos sus acólitos fans) 'Cougar Town' me divierte y me fascina. Y es que la sitcom de TBS (antes de ABC) es para quitarse el sombrero (el sombrero imaginario). Desde esta semana podéis disfrutar de una doble entrega de la serie todas las tardes en Divinity.

Reconozco que empecé a verla sin grandes pretensiones, sólo porque mi compañero Manuls la calificó como la mejor comedia post-Friends (y no sólo porque estuviera Mónica, digo Courtney Cox) y aquella osadía me intrigó. ¿La mejor comedia? ¿Mejor que 'Modern Family'? A priori, puede no parecerlo. Porque 'Cougar Town' se va haciendo buena con el tiempo, como el buen vino, el vino que Courtney-J-Bird bebe en cantidades ingentes y enormes recipientes (que no copas) llamados Big Joe, Big Lou o Big Carl. La vas haciendo tuya y ella te va haciendo suya. Por muchos motivos. Entre ellos, estos cuatro.

1. Los secundarios

Si es que se les puede llamar así. Empezaron siendo el grupo de amigos "florero", cuyas vidas siempre giran en torno a los intereses del alma mater del grupo, Jules Cobb (Courtney Cox). Pero con el devenir de la serie los secundarios se tornan tan protagonistas como ella, aportando sus particularidades y dándole así un valor añadido a la ficción: la bordería de Ellie, vecina y mejor amiga de Jules; la surrealista vida de Bobby, el ex-marido que vive en un barco amarrado en un aparcamiento; la sensatez de Travis, el hijo de los Cobb que, aún siendo el más joven, adopta el rol de adulto; la reveladora personalidad de Andy, que va desgranándose y haciendo grande a su personaje con el paso de los capítulos; la locura de Laurie, que vive intensamente sin pensar en las consecuencias; las composiciones musicales de Grayson y su evidente egocentrismo; y el patetismo cómico de Tom, el no-amigo.

CougarTown_2

Juntos forman la pandilla cul-de-sac (en referencia al vecindario). Suelen juntarse alrededor de una (o seis) botellas de vino y viven como si los cuarenta fueran los nuevos veinte. Como 'Friends' pero con veinte años más y mucha más calle a sus espaldas. Y aunque en su planteamiento inicial todo gira en torno a Jules, el resto de personajes siempre han sido los pilares en los que ella se apoya. J-Bird no sería nadie sin el grupo, de la misma forma que el grupo no tendría sentido sin ella. Ella es el pegamento que les une y ellos son sus imprescindibles. Pero también lo son de sus fans: son los responsables de que la serie haya ascendido al nivel de referente actual del género. Y juntos logran un equilibrio perfecto del reparto.

2. Ellie

Si he de quedarme con un personaje, es ella. Es imposible no adorar a Ellie, incluso muy a su pesar. Ellie Torres (Christa Miller, Sra. de Bill Lawrence, creador de la serie) es la mejor amiga de Jules pero también su mayor y más feroz crítica. Ella no tiene filtros, dice lo que piensa y pasa de convencionalismos. Se esfuerza en ser desagradable, porque no le interesan las relaciones sociales, pero protege su amistad con Jules y la defiende con uñas y dientes. Más de una vez nos ha demostrado que a pesar de esa faceta de "mujer de hielo" es una persona sensible, que depende de su marido y de su amiga más de lo que quisiera y que es una madraza, a pesar de que Stan, su hijo, casi pase desapercibido.

EllieTorres

Pero para llegar hasta ese nivel de profundidad del personaje hay que pasar capas y capas de grosería, vulgaridad e incluso malicia y crueldad. Laurie suele ser objeto habitual de sus críticas, pero siempre tiene una perla con la que hundir a todos y es muy aficionada a colgarle motes a sus amigos. Salvo durante los siete minutos del día en los que baja todas sus defensas y se muestra vulnerable, sensible y adorable. El resto del tiempo, odia a la gente.

3. Los gags recurrentes

La serie está repleta de guiños a sí misma, de elementos que, a fuerza de repetirse, han conformado su idiosincrasia: el sombrero imaginario de Ellie, las expresiones que cambian de significado por aprobación popular, el juego inventado por Bobby, Penny Can o incluso las bromas internas acerca del título que cambian de un capítulo a otro. Y todo porque 'Cougar Town' hace referencia a esas mujeres mayores ('cougar') que, normalmente tras un divorcio, deciden reinventarse y salir con jovencitos.

Cuando la serie dejó de girar sólo en torno a Jules y a la trama inicial (su divorcio con Bobby y su reentré al mundo de las citas) llegaron incluso a plantearse cambiar el título. Pero quizás era algo demasiado ambicioso. En lugar de eso, decidieron reírse de ellos mismos con las bromas que aparecen en el opening, bajo el nombre de la ficción.

4. Su revisión del concepto humor

'Cougar Town' podría ser la nueva 'Friends', pero prescindiendo de la parte sensiblera o light. Nadie en el grupo se libra de las bromas de los demás. No hay cortesía entre ellos, las puyas vuelan en todas direcciones y no tienen ningún miramiento a la hora de criticarse. Con Tom, el acoplado del grupo, incluso son crueles, a pesar de los esfuerzos de él por integrarse. Los personajes llegan a caricaturizarse y a ridiculizarse por obra y gracia del guión. No hay problema en presentar a un personaje con una vida patética. No hay héroes y sí mucha imperfección.

La serie es dinámica, los diálogos frescos, los gags se suceden uno tras otro casi sin tiempo a acabar de reírte del anterior. Humor ácido y nada blanco, situaciones absurdas y personajes sacados de contexto. ¿Qué hace un hombre hecho y derecho viviendo en un barco en mitad de un aparcamiento y usando un carrito de golf como vehículo? ¿Desde cuándo una madre critica a su bebé porque no le deja dormir la siesta? ¿Cuándo habéis visto una serie en la que todos sus personajes sean prácticamente alcohólicos? ¿Acaso es normal que un hijo pille a su madre retozando con un chaval tan sólo unos años mayor que él? ¿Y que después ella boicotee tu relación con una charla como ésta?

A pesar de contener los elementos clásicos y juguetear con tópicos como la tensión sexual no resuelta entre personajes, el resultado es una sitcom distinta. A excepción de la protagonista, que responde al estereotipo de 'cougar', no puede hablarse de personajes arquetípicos. Y aún con todo, la serie se ha esforzado por desvincularse de la idea inicial de que todo gire en torno a Jules, y, en cambio, convertirse en la historia de una pandilla de amigos nada típica.

En ¡Vaya Tele! | Penny can! TBS renueva 'Cougar Town' por una quinta temporada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos