Compartir
Publicidad
Publicidad

'Madrid Ink', la vida de un tatuador según Discovery MAX

'Madrid Ink', la vida de un tatuador según Discovery MAX
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las apuestas de la tele nacional suelen ser grandes series, monumentales programas concurso, nuevos formatos para seducir en su prime time... Pero, con la llegada de la TDT, hay nuevos aspirantes a romper la parrilla y llevarse a la audiencia al saco. Discovery MAX se instaló en España con ganas de trasladar su gran franquicia a la tele de nuestro país y 'Madrid Ink' es una buena oportunidad de conseguirlo, un programa que apuesta por la producción en España, algo que desde luego, no se puede perder de vista.

Ahora que ya han se han visto un par de emisiones, podemos echar un vistazo a este nuevo programa y ver por dónde van los tiros y cómo quieren conquistarnos. Desde el primer momento, no podemos olvidar que este docurreality, al igual que sucede con 'Gandía Shore', es una adaptación muy fiel de un espacio que ya ha funcionado en otros países y que la fórmula para desarrollarlo siempre se va a establecer dentro de unos márgenes muy concretos que ya conocemos si hemos sido espectadores de 'Miami Ink' o alguno de sus hermanos audiovisuales.

'Madrid Ink' es similar a otros programas de la franquicia 'Ink' que hemos visto tantas veces pero, a la vez, tiene que aportar algo por sí mismo. Así que, por un lado, vemos el día a día de un negocio de tatuaje en el que el equipo de trabajadores tiene sus alegrías, sus desavenencias, sus postureos... Aquí es inevitable que se realice un buen casting para que los personajes sean capaces de darlo todo, de manera dosificada.

Especialistas en 'Inks'

madrid rebeka

En este sentido, el equipo que rodea a Leo Miralles pinta bien. Las personalidades se complementan pero también chocan entre sí, pareciendo prometer momentos de intensidad dramática, algo fundamental cuando una "familia" (familia, aunque sea un negocio) ha de mostrarse trabajando unida de cara a los clientes, a posibles problemas... y muy importante en el género del docurreality en el que la empatía con los protagonistas resulta primordial. Así, ya hemos podido ver como Rebeka se puede alzar como un gran elemento de discordia y, por tanto, como protagonista de momentos de intensidad televisiva.

Por otro lado, el programa cuenta con las historias personales de los que vienen a tatuarse, de los clientes. Como también sabemos por otros 'Inks', éstas son importantísimas para potenciar la vena sentimental del espacio, en algunos momentos llevados hasta lo trágico, y para difundir una idea sobre el mundo del tatuaje y es que hay muchas personas que deciden hacerlo por una razón personal muy fuerte, fundamental en sus vidas y, por tanto, se asocia el tatuaje a algo casi místico, una marca fundamental que siempre hará recordar ese momento tan crucial de nuestras vidas. Como bien sabemos, esto no siempre es así, hay gente que se tatúa simplemente porque le apetece, pero el programa es muy insistente en destacar esta faceta casi terapeútica.

Marca de la casa

javimadridink

Y, como Discovery Max sabe muy bien lo que se hace, y éste no es el primer 'Ink' que prepara, precisamente, tiene toda una galería de ingredientes audiovisuales para llegar al público y, entre ellos, el uso de famosos resulta fundamental. Que un programa use a un famoso para llamar la atención es un recurso que conocemos muy bien. Asociados al mundo del tatuaje, parece que entra un sector más específico, cantantes, actores, deportistas... cierta "élite de lo chic" que no aparece en otros espacios. (Aunque a Natalia Verbeke la he visto dos veces en una semana promocionando su tienda de bicis)

Para adornar el pastel, importantísima la estética y una cuidada e identificativa puesta en escena. Son fundamentales los colores, el diseño o el montaje para transmitir una muy concreta idea, para vender un universo y no otro. El programa tiene un buen montaje de planos: los chicos dibujando, la ciudad y su frenético movimiento, detalles del local... Se intenta crear un preciosismo que vaya en la línea de lo que se quiere transmitir que es el mundo del tatuaje, volcándose en ciertos tópicos que realmente pueden funcionar para el gran público.

Eso sí, el programa no está exento de polémica y, precisamente, desde el mundo del tatuaje profesional se han levantado voces que critican este espacio por considerarlo superficial. Un punto que levanta disconformidad es la elección del equipo (centrándose más en su faceta mediática que en sus dotes artísticas) y en cierta linealidad de las "tramas" a las que acusan de evidenciar lugares comunes pero no de profundizar en historias o planteamientos más complejos y reales.

En ¡Vaya Tele! | Discovery MAX ya prepara 'Madrid Ink, la nueva versión del programa sobre el mundo del tatuaje

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos