Compartir
Publicidad
Publicidad

Polémicas varias, Jesulín a Telecinco, el aniversario de 'Polònia' y más. Teletipos XVI

Polémicas varias, Jesulín a Telecinco, el aniversario de 'Polònia' y más. Teletipos XVI
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Vamos con el repaso semanal a las noticias de la tele nacional que más me han llamado la atención. A destacar, por desgracia, diferentes polémicas con insultos incluidos en distintas cadenas. La televisión en general es cada vez más maleducada, supongo que como la sociedad en la que vivimos, y a veces se hace realmente difícil mirar para otro lado.

Quizá lo suyo habría sido hablar de la gala de los Goya pero no tengo nada que añadir a todo lo dicho ya aquí. A mí tampoco me gustó. Además de las polémicas, hoy hablo de ciertos modelos de negocio televisivo y de los debates en distintos sentidos.

‘Polònia’ cumple cinco años



Si ya tiene mérito que un programa normal aguante cinco años en antena, que lo haga un programa como ‘Polònia‘, con un humor político y que no deja títere con cabeza, podríamos decir que es un verdadero milagro. Además, y pese a que muchos de sus scketches sean en catalán, el programa tiene vida propia en YouTube y muchos de sus fragmentos, a pesar de los años, siguen teniendo vigencia. No debe de ser fácil poder presumir de independientes pero han logrado un registro propio, unos personajes sólidos y una acogida fuera de toda duda.

La idea de ‘Polònia’, pese a ser tan buena, no ha logrado posicionarse en la tele nacional. Muchos han sido los intentos de exportar el formato pero nunca las audiencias de las cadenas generalistas no han sido las esperadas. También es cierto que ninguna cadena se ha atrevido a adaptar el formato al cien por cien y eso, claro, tiene un precio. Por suerte en TV3 gozan de buena salud y sus emisiones semanales les aseguran una continuidad tranquila a ellos en Cataluña y, a los que no vivimos allí, siempre nos quedará Youtube.

Polémica con la emisión de ‘El nombre de la rosa’



Tiene guasa que sea precisamente ‘El nombre de la rosa’ la película que haya sufrido, según se dice, un intento de censura en su emisión en 13tv. El canal, a pesar de ser privado, no ha cedido a las presiones de ciertos grupos y emitió la película con un debate posterior, tal y como vienen haciendo con sus emisiones de cine. La paradoja máxima es intentar censurar por anti-católica una película que habla de la censura católica.

El problema de las cadenas privadas y sus idearios parece que está cobrando fuerza últimamente. 13tv se ha situado en la órbita de las cadenas cristianas y sus espectadores esperan una programación acorde con esos principios. Para mí lo chocante del caso es que sean los espectadores los que se rebelen ante ciertos contenidos. Es como si los espectadores de Antena 3 reclamasen a la cadena más mano dura contra el Gobierno, por decir algo. De todas formas y pese a ser anecdótico, lo he traído aquí porque no creo que sea un caso aislado. Espero equivocarme pero me da la impresión de que este tipo de polémicas irán en aumento, por desgracia.

Lo que faltaba, Jesulín negocia con Telecinco



Nadie puede extrañarse, claro, después de que el polígrafo de Belén Esteban tuviese picos de hasta el cincuenta por ciento de share. Sí, lo habéis leído bien. ¿Cómo no van a intentar ficharlo a él? Parece que están negociando un docu-show en África a cambio de sus apariciones en todos los programas del corazón de Telecinco. Supongo que, más que nos pese, es un buen negocio para la cadena aunque se hable de un fichaje de dos millones de euros.

De todo este asunto no me molestan tanto que se vuelquen así en el corazón como el hecho de que no hacen más que repetir una y otra vez la misma fórmula. La televisión así me parece que no vale la pena pero a ellos les funciona, si bien no tanto como quisieran de lo contrario no estarían negociando con Jesulín. Para mí es, con diferencia, lo peor de la televisión actual, los contenidos repetidos a diestro y siniestro, la falta de innovación y, por qué no decirlo, lo que tarda en llegarle su San Martín a este tipo de contenidos.

‘¿Tenemos la televisión que nos merecemos’?



El debate que nos ofreció La 2 el pasado viernes y que ya comentó Manuls no dejó las cosas demasiado claras respecto al tema que planteaba. ‘¿Tenemos la televisión que nos merecemos?’ tenía en principio vocación de pluralidad, con voces muy diferentes entre sus invitados, pero terminó pecando, aunque en menor medida, de lo mismo que pecan otros debates, de falta de escucha activa. María Casado, la moderadora, pidió en varias ocasiones que no hablaran todos a la vez.

Desde mi punto de vista el problema fue que se invitó a gente demasiado diferente que hablaban de televisión como si fuera una única cosa, cuando yo en realidad creo que debería de hablarse de televisiones. Los modelos de negocio de unas y otras son tan diferentes, aunque la fuente de ingresos siempre sea la publicidad, que se hace extraño pensar en la televisión como un bien público o como una fuente de educación, a pesar de que debería de existir. En fin, que me pareció que había posturas poco prácticas que taparon un debate más ajustado a la realidad pero de todas maneras vale la pena verlo. Lo tenéis en la web de Televisión Española.

El humor, la ideología y todo lo demás



Ésta sin duda ha sido una semana de polémicas demenciales en televisión. No voy a referirme a los numeritos que se montan en ciertos programas porque no quiero darles más espacio del que merecen pero, intentando ser reflexiva, me pregunto si no debería de haber algún límite. Está claro que el sentido común ya no sirve para frenar ciertos comentarios y que están proliferando actitudes nada recomendables no para la televisión, sino para la convivencia en general. Lo del vídeo de arriba es un chiste sin gracia pero hasta para hacer gracia hay que valer.

La cordura no es algo que pueda pedirse, visto el nivel del debate, pero lo que sí que me llama la atención es cómo este tipo de discusiones están superando los límites a los que estábamos acostumbrados. Hasta ahora en el ámbito del humor se habían hecho muchas críticas pero esas críticas han sobrepasado el género y se han instalado en formatos más vinculados a la opinión y, muchas veces, a la información, y ahí es donde radica para mí el problema más grave. Cuando vemos un programa de humor sabemos que es guasa, nos haga gracia o no, pero ¿y si lo que no nos hace gracia viene en formato de actualidad? Estos caminos de la tele actual me hacen echarme a temblar.

Espero que la semana que viene haya menos polémicas y alguna buena noticia más. Habrá que estar atentos a la evolución de las audiencias de ciertos programas. ‘Operación triunfo’, por ejemplo, vive hoy una prueba de fuego. ¿Mejorará los datos de ‘CSI’? Ya veremos.

En ¡Vaya Tele! | Teletipos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos