25 años de 'Starship Troopers': la alucinante película de ciencia ficción que fue acusada de promover el nazismo, fracasó injustamente y acabó convertida en franquicia
Otros

25 años de 'Starship Troopers': la alucinante película de ciencia ficción que fue acusada de promover el nazismo, fracasó injustamente y acabó convertida en franquicia

El año 1997 fue bastante bueno para los amantes del cine de ciencia ficción, aunque varias de las propuestas más interesantes del género se hundieron en taquilla. Hace unos días os hablaba del caso de 'Gattaca' y hoy toca hacer una parada en 'Starship Troopers', pues hoy  e cumplen los 25 años desde su estreno en las salas de Estados Unidos -a España no llegaría hasta febrero de 1998-.

La película estuvo en todo momento marcada por ser la adaptación de una novela de Robert A. Heinlein que recibió críticas en su momento por su supuesta apología del militarismo e incluso fue acusada de promover el fascismo. Algo similar sucedió con 'Starship Troopers', pero en este caso no tengo ninguna duda a la hora de señalar que fue porque muchos no la entendieron en el momento de su estreno.

Cambiando el libro sin complejos

Lo cierto es que 'Starship Troopers' solamente es una adaptación de la novela de Heinlein porque fue la única forma de conseguir el dinero necesario para sacarla adelante. Realmente, el proyecto nació de forma independiente y al tener ciertos puntos en común con ese libro se optó por modificar el libreto original para acercarlo más a la obra de Heinlein. Sin embargo, al director Paul Verhoeven no pudo interesarle menos el original literario y no dudó en promover todo los cambios que creyó necesarios:

Lo dejé después de dos capítulos porque era muy aburrido. Es realmente un libro muy malo. Le pedí al guionista Ed Neumeier que me contara la historia porque no podía leerlo. Es un libro muy de derechas. Y con la película intentamos, y creo que al menos lo conseguimos en parte, comentarlo al mismo tiempo. Sería comer el pastel y tenerlo. En todo momento luchamos contra el fascismo, el ultramilitarismo. Quería que el público se preguntara: "¿Están locos?"

El propio cineasta describía a 'Starship Troopers' como "una película sobre fascistas que no son conscientes de su fascismo" y colaboró de forma muy activa con Neumeier hasta que la tercera versión del guion le resultó satisfactoria. Para entonces los parecidos con la novela original eran ya muy reducidos, pero eso no impidió que ese vínculo se volviese en su contra.

Rodada con un holgado presupuesto de 110 millones de dólares, la mayoría de los cuales estuvieron reservados para los efectos especiales -el trabajo de post-producción se extendió durante casi un año-, y el 7 de noviembre de 1997 llegó a los cines. Y arrasó, pero solamente durante su primera semana.

Hundida en taquilla e incomprendida por la crítica

Tras un gran estreno, el tercero mejor para una película estrenada por Sony en Estados Unidos hasta aquel entonces, 'Starship Troopers' se hundió y mundialmente apenas ingresó 121 millones de dólares -en España logró 2,3 millones de euros-. Una cifra muy baja que supuso pérdidas millonarias, un duro golpe en el que algo influyeron las durísimas críticas que llegó a recibir, pues Verhoeven destacó que "ayudaron a destruirla junto al boca a boca. Bajó un 50% la segunda semana, algo inaudito por aquel entonces".

Starship Troopers Neil Patrcik Harris

Aquí merece la pena señalar que el propio Verhoeven buscó que ciertos momentos de la película recordasen a 'El triunfo de la voluntad', un aclamado documental también muy polémico por ser propaganda nazi. Además, ni siquiera sus protagonistas eran conscientes de la intención del también director de 'Instinto básico', pues Neil Patrick Harris confesaba años después que "Rodamos la película sin ninguna intención de que fuese divertida. Casper Van Dien y Denise Richards, todos pensábamos que estábamos haciendo una gran película de acción... ¡yo simplemente estaba emocionado por hacer algo así!".

De hecho, Verhoeven destacó años después que creía haberlo dejado claro con estas palabras: "Estaba usando a Leni Riefenstahl para señalar, o eso pensaba, que estos héroes y heroínas estaban directamente sacados de la propaganda nazi. Nadie lo vio en su momento. No sé si los actores se dieron cuenta o no, nunca lo discutimos. Pensé que la llegada de Neil Patrick Harris al plató con un uniforme de las SS podría aclararlo". Y para "engañar" al estudio cuando dijeron "Su bandera... ¡es la bandera nazi", él contestó "No, son colores completamente diferentes".

Por desgracia, los críticos parecieron quedarse solamente con eso y hubo algunas acusaciones durísimas, como una realizada desde el Washington Post acusando a 'Starship Troopers' de hacer apología del fascismo y s su máximos responsables de ser nazis. El objetivo de Verhoeven siempre fue hacer una sátira y esa acusación le escandalizó:

El Washington Post nos acusó de ser neonazis. Fue tremendamente decepcionante. No pudieron ver que todo lo que he hecho es crear irónicamente una utopía fascista. Sin embargo, los ingleses lo entendieron. Recuerdo salir de Heathrow y ver los carteles, que eran geniales. Eran sólo líneas estúpidas sobre la guerra de la película. Pensé: "Por fin alguien sabe cómo promocionar esto". En Estados Unidos la promocionaron como otra película bang-bang-bang.
Starship Troopers Escena

El gran problema es que la crítica del Washington Post no fue una cosa aislada, ya que 'Starship Troopers' fue destrozada por la crítica en su momento, quedando claro que muchos no entendieron lo que Verhoeven estaba buscando hacer con ella.

Su sonado fracaso comercial nos dejó sin la continuación que el propio Verhoeven tenía en mente, la cual habría sido la primera secuela de toda su carrera. Lo curioso es que apenas dos años después llegó la serie animada de televisión 'Roughnecks: Starship Troopers Chronicles' y luego llegarían cuatro películas más, dos en imagen real y dos animadas, la última de ellas estrenada ya en 2017.

Por desgracia, todo lo que nos llegó después de 'Starship Troopers' estuvo muy por debajo de la película original, a la cual el tiempo ha situado como una de las mejores obras de ciencia ficción de los años 90. Eso sí, Verhoeven solamente dirigiría otra película más en Hollywood. la estimable y retorcida 'El hombre sin sombra', antes de volverse a Europa.

En Espinof:

Temas
Inicio