Es una de las mejores películas eróticas de todos los tiempos: llega a Amazon Prime Video el thriller que revolucionó Hollywood hace 30 años

Es una de las mejores películas eróticas de todos los tiempos: llega a Amazon Prime Video el thriller que revolucionó Hollywood hace 30 años
17 comentarios

La llegada de noviembre ha traído consigo multitud de nuevas películas al catálogo de Amazon Prime Video. De entre todas ellas me gustaría 'Instinto básico', una de las mejores películas eróticas de todos los tiempos que además supuso toda una revolución en Hollywood hace ya 30 años.

Por qué es imprescindible

Lo cierto es que en Hollywood ya se olían que 'Instinto básico' podía ser un bombazo, por lo que hubo todo una guerra por hacerse con el guion de Joe Eszterhas. Y no se equivocaron, pues acabó arrasando en taquilla con unos ingresos mundiales de casi 353 millones de dólares frente a un presupuesto de 49. Eso llevó a que los thrillers de alto voltaje sexual se pusieran de modo, pero a la hora de la verdad ninguno pudo repetir el impacto del que ahora nos ocupa.

La historia de 'Instinto básico' gira alrededor de la investigación de un crimen y de la fascinación que despierta la principal sospechosa (Sharon Stone) en el detective de homicidios encargado del caso (Michael Douglas). Su retorcido -y bastante polémico- guion ayuda a atrapar nuestra atención, pero nada sería lo mismo sin un director con tanto talento como Paul Verhoeven tras las cámaras.

Siendo justos, 'Instinto básico' podría haber acabado siendo una especie de versión trash del cine de Alfred Hitchcock, pero Verhoeven ayuda a darle un toque juguetón a ese vertiente hiperviolenta y sexual de la película que tiene su mejor apoyo en una excelente Stone en el papel que cambió su carrera para siempre. Luego la relación entre cineasta y actriz ha estado lejos de ser la mejor del mundo, pero aquí se nota que ella se entrega en cuerpo y alma, mientras él integra eso en la película para elevarla por encima del interés real de la historia.

Obviamente, el fuerte componente sexual fue determinante en su éxito, pero sería un error reducirlo todo a eso, ya que la parte de suspense, aunque con ciertas debilidades, es una base imprescindible para convertirla en una película única e irrepetible. La multitud de imitadoras y la lamentable secuela estrenada en 2006 así lo confirman.

En Espinof:

Temas
Inicio