Compartir
Publicidad
Annabelle: en qué orden ver todas las películas de la muñeca de Expediente Warren
Otros

Annabelle: en qué orden ver todas las películas de la muñeca de Expediente Warren

Publicidad
Publicidad

El universo Warren no deja de crecer y dentro del mismo hay espacio para diferentes franquicias. De hecho, se han estrenado ya más películas dedicadas a Annabelle, la siniestra muñeca de porcelana que hizo su primera aparición en ‘Expediente Warren: The Conjuring’, que entregas de la saga principal liderada por Vera Farmiga y Patrick Wilson. Eso sí, verlas de forma cronológica puede ser un poco más complicado de lo que parece.

A continuación vamos a poner orden en las películas de Annabelle para que cualquiera pueda verlas siguiendo un orden cronológico. Y es que Warner ha querido exprimir a fondo a esta muñeca poseída y eso ha llevado a que haya varios saltos temporales a lo largo de las tres cintas que ha protagonizado -y la cuarta en la que pudimos verla por primera vez-.

‘Annabelle: Creation’

Aunque su prólogo se sitúa en 1943, momento en el que un juguetero y su esposa pierden a su hija -llamada Annabelle- por culpa de un atropello, la acción del verdadero inicio de la historia de Annabelle tiene lugar en 1955. Es entonces cuando el matrimonio abre su hogar a una monja y seis niñas que se han quedado sin donde refugiarse por el cierre de un orfanato cercano. Poco después, una de ellas libera a un violento demonio tras abrir el armario de la niña atropellada en el que se encuentra una siniestra muñeca de porcelana.

Como el propio título de la película adelanta, en ‘Annabelle: Creation’ se habla de la creación de la muñeca y cómo se convirtió en uno de los rivales más temibles de los Warren. Además, cierra muy bien el círculo, ya que su desenlace conecta de forma directa con ‘Annabelle’ al dar un salto temporal de 12 años, aclarando de paso un detalle del inicio de la primera entrega.

‘Annabelle’

El satanismo gozó de una notable popularidad durante los años 60, llevando incluso al asesinato de algunas celebridades de Hollywood. Por ello es comprensible que la primera “aventura” en solitario de esta terrorífica muñeca tuviese lugar durante esa década, más concretamente en 1967, cuando una joven pareja está esperando a su primera hija. El marido decide regalarle a su mujer la muñeca que lleva años buscando y, como era de esperar, las cosas no tardan en complicarse.

La película dirigida por John R. Leonetti no tarda en incidir en los fenómenos extraños resultantes de la presencia de Annabelle, empezando por el ataque de dos desconocidos a los vecinos de la familia protagonista que casi provocan la muerte de la mujer embaraza. Ni siquiera una mudanza les sirve para librarse del malvado influjo de la muñeca, desatándose rápidamente el caos.

‘Annabelle’ funciona a modo de precuela casi directa de ‘Expediente Warren: The Conjuring’. De hecho, nos tiene reservada una sorpresa final pensada para enlazar con el potente arranque de la cinta dirigida por James Wan en 2013 que dio inicio a este millonario universo cinematográfico de Warner.

Prólogo ‘Expediente Warren: The Conjuring’

Fue ‘Expediente Warren: The Conjuring’ la que dio pie al interés del público hacia Annabelle durante su prólogo situado en 1971. En él vemos cómo Lorraine y Ed Warren entran en contacto por primera vez con la muñeca cuando unos jóvenes, entre ellos la estudiante de medicina a la que se la compran como regalo al final de ‘Annabelle’. En ese hueco es donde la franquicia podría aprovechar para continuar con una cuarta entrega, aunque tengo mis dudas sobre ello ya que conocemos de antemano su resolución.

Es una presentación tan llamativa que no cuesta entender que se convirtiese en el primer spin-off de la saga aprovechando que aquí apenas se araña la superficie de sus terroríficas posibilidades durante los escasos minutos que aparece en el inicio del Universo Warren.

‘Annabelle vuelve a casa’

El cierre hasta ahora de la historia de esta escalofriante muñeca de porcelana. Apenas avanzamos hasta 1972 para ver cómo aprovecha la debilidad emocional de una de las protagonistas de ‘Annabelle vuelve a casa’ para sembrar el caos en el hogar de los Warren, lo cual les permite volver a contar con Vera Farmiga y Patrick Wilson en un rol secundario, ya que aquí el peso recae más sobre su hija en la ficción, interpretada por Mckenna Grace.

La película permite además que Gary Dauberman, director y guionista de la misma, juegue con el resto de siniestros habitantes de la habitación del pánico de los Warren, dando así una mayor variedad a la pesadilla que ha de vivir el espectador. A cambio da la sensación de cierre definitivo para Annabelle y el hecho de que haya sido la más cara de la trilogía y también la que menos recaude -aunque eso no quita que haya sido un éxito comercial indiscutible- juega a favor de pensar de que su historia se quedará aquí.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio